CUIDADO! 8 razones por qué no debes prestarle dinero a un familiar. Podría destruir la relación…


Eso de los préstamos de dinero puede crear problemas graves en la familia. Es cierto que algunos piden y pagan pronto, pero otros pondrán mil pretextos para no pagar y hasta se ofenderán cuando les cobres.


Entonces ¿qué hacer si algún familiar te pide dinero? Hemos recopilado siete pasos que debes seguir para que esta experiencia transcurra sin problema : 



1.- Analiza cómo te afectará

Piensa si ese préstamo te causará a ti problemas financieros o personales. Suena egoísta pero ese dinero lo has trabajado para tener estabilidad y si te causará algún desequilibrio no debes prestarlo. 

2.- Da una fecha de pago

Quizá este familiar tiene una emergencia, pero habla con él sobre la fecha en que te deberá pagar, como dicen por ahí “cuentas claras, amistades largas”. Si notas que no se compromete, no le prestes dinero porque lo más probable es que no te pague. 


3.- Guárdalo como un favor

Otra opción es prestarle el dinero y después cobrarle con un favor hacia ti. Ten en cuenta que le estás ayudando y esa persona queda en deuda contigo, cuando le pidas algo no podrá negarse, “favor con favor se paga”.


4.- Cuenta con un testigo

Esto evitará que cuando quieras que te paguen o vayas a cobrar, la persona te diga que era menos dinero o que no quedaron en cuándo te pagaría, muchos menos negará que le prestaste dinero. Ese testigo tendrá todo claro y así nadie podrá molestarse, sólo asumir su parte de la responsabilidad. 


5.- Pídele alguna garantía

Si es posible pídele algo a la persona mientras te paga lo que prestaste. Así se sentirá obligada a pagar cuanto antes para recuperar su pertenencia.



6.- Asegúrate de que el dinero sea empleado en lo que te dijo

Si sólo fue un invento o no era urgencia, lo más probable es que tarde en pagar o que no lo haga y que esto sea parte de un problema mucho más grande como un vicio o una adicción, en ese caso será necesaria una intervención familiar. 


7.- Permite que te pague en partes

Quizá es tedioso pero si la situación es grave, será difícil que te paguen completo, sé flexible. 

8.- No le prestes

Hay personas como el padre, madre o hermanos a los que difícilmente no le podrás decir que no, pero si se ha vuelto una constante de su parte, nunca pagan y ya asumen que nunca te negarás, no permitas que abusen de ti, no eres un cajero automático y el dinero no te lo regalan, está bien que digas no de vez en cuando. También aplica cuando es un familiar más lejano pero te inquieta y sientes que todo saldrá mal, no te arriesgues, mejor pasar ese trago amargo que arruinar su relación por siempre.

Recomendados
Recomendados