Te recomendamos

Lo que este soldado hizo para salvar a su hermano, hizo llorar a todos, hasta a Obama


Ser valiente no significa que no debes tener miedo a nada, sino superar el temor más grande para poder ayudar a alguien que amas, tener coraje es mucho más que presumir que puedes enfrentarte a cualquier peligro, es tomar acciones cuando una situación difícil se aproxima.



Este es el caso de William Kyle Carpenter un joven muy valiente que para servir a su país se enlistó en la Marina estadounidense a los 19 años de edad. Sus habilidades impresionaron tanto a sus superiores que al cumplir los 21 lo subieron de rango y fue enviado a Afganistán a luchar junto con su hermano Nicholas.


Al llegar a la zona de guerra tenían que estar siempre atentos a toda actividad enemiga, el estrés y el miedo de enfrentarse ante algún ataque que podría acabar con sus vidas estaba a la vuelta de la esquina, pero a pesar de esto, Nicholas y Kyle siempre estaban unidos y se cuidaban el uno al otro.



Un día como cualquier otro ocurrió lo que todos temían, el enemigo les tendió una emboscada y atacó el campamento por sorpresa, sólo podían ver las granadas caer a sus pies, pero en un acto desesperado por proteger a Nicholas, Kyle se arrojó sobre la granada que había caído a los pies de su hermano para evitar que este resultara herido. 



El valiente soldado sufrió graves daños, fracturas en todo el cuerpo incluyendo el cráneo, un pulmón perforado y quedó ciego del ojo izquierdo, pero su hermano Nicholas, aunque resultó lesionado, no fue nada grave, Kyle le había salvado la vida.

Cuando los médicos del campamento atendieron a Kyle, pensaron que había muerto, y en la declaración oficial lo registraron como fallecido en batalla, pero milagrosamente seguía vivo y logró recuperarse muy pronto. 


Al regresar a Estados Unidos, Kyle no solo fue recibido en medio de aplausos y lágrimas, sino que  recibió una Medalla de Honor a manos del mismo Obama, quien tampoco pudo evitar las lágrimas. Esta medalla es el máximo reconocimiento militar que otorgan en éste país, pues arriesgó su vida por proteger a un ser querido. Afortunadamente después de 40 cirugías reconstructivas Kyle pudo volver a sonreír. 


Obama agradeció al soldado su coraje y honor pues es un ejemplo a seguir no solo para los estadounidenses y las siguientes generaciones, sino para el mundo entero, pues su historia nos ha hecho reflexionar sobre el verdadero sentido de amor y la valentía.
Recomendados
Recomendados
Publicidad