7 cosas que NO DEBES permitir que los abuelos hagan por sus nietos…


Cuando nuestros padres ya han hecho su trabajo con nosotros y llegan los nietos, lo más común es que se desvivan en atenciones y muestras de cariño, pero eso de consentirlos puede llegar al punto de dañar la relación con toda la familia ¿cómo poner límites? Hoy queremos hablarte de situaciones que no debes permitirle a los abuelos de tus hijos.

Los abuelos se mueven por el amor hacia los nietos, pero como todo en exceso es malo y más cuando con esto se pretende hacer lo que no se pudo con los hijos, alteran el concepto de autoridad de los niños y pueden tomarse atribuciones que no les corresponden. Aquí va lo que no debes permitir que los abuelos hagan por los hijos :

1.- Permitir algo a lo que los padres se negaron 

Esta es clásica, los abuelitos quieren quedar bien o desconocen las razones por las que los padres no dieron ese permiso. Debemos recordar que los padres son quienes determinan las reglas, nadie más puede hacerlo ni los abuelitos.


2.- Alimentarlos de más 

Claro que los abuelos (y sobre todo las abuelas) tienen sus ideas y quieren ver a los nietos sanos y felices. Es por esto que siempre que se visita su casa ofrecen algo de comer o de tomar, pero hay que tener cuidado con estos excesos pues podrían provocar problemas de obesidad o diabetes, incluso que el niño presente problemas para comer lo que se hace en su casa. 


3.- Usarlos para mentirle a los padres

Algunos nietos se aprovechan del buen corazón de los abuelos para conseguir algo de sus padres, un permiso, algo material, que se reduzca un castigo, pero de nueva cuenta, los padres son los que tienen la autoridad, el abuelo o la abuela debe respetar ese punto.

4.- Querer educarlos como si fueran sus hijos 

Los abuelitos deben entender que su tiempo de padres ya pasó y lo que hicieron bueno malo también. Los nietos son para disfrutarlos en la medida de lo posible pero no para querer mejorar lo que ya se hizo. 

5.- Comprarles cosas que los padres no permiten

Un dulce o algo de comer es inofensivo, pero si estamos hablando de una compra grande, lo mejor es consultar a los padres primero. Es importante que los niños no vean a los abuelos como una oportunidad de tener todo lo material que deseen. Los padres probablemente están intentando enseñarles algo al no darlo tan rápido. 


6.- Influir en la manera en que se están educando 

Claro que los nuevos papás están en un proceso de aprendizaje ¡no hay cursos para poder ser buenos padres! Pero no por esto los abuelos deben pasársela criticando o diciéndoles qué hacer (peor aún enfrente de los niños), si los padres piden un consejo está bien pero si no, debe respetarse la manera en que han decidido criar a sus hijos. 

7.- Pegarles

Los tiempos han cambiado mucho y aunque antes era común algún golpe, hoy se ha confirmado que lo mejor para disciplinar a los hijos es tener una buena comunicación. 

Claro que los abuelitos son importantes, especialmente si han ayudado a cuidar a los niños para que los padres puedan ofrecer algo mejor a la familia, pero jamás debe olvidarse que no son los papás. Lo mejor es dar amor y mantener una buena comunicación con los padres para que esos niños vean el apoyo con el que cuentan de todos sus seres queridos, pero sin confundir la autoridad de cada uno de ellos. 
Recomendados
Recomendados