Te recomendamos

La mujer que Hitler mandó a matar por fea. No creerás lo que hizo para salvar a sus hijos…

mujer historia deforme enfermedad mujer mas fea mundo

Los conceptos de belleza, varían mucho de país en país. Lo que para un mexicano puede ser hermoso, para un africano puede ser horrible. Cada lugar tiene sus propios gustos y costumbres. 

Afortunadamente, en estos tiempos modernos, existe más tolerancia para las personas que son diferentes o que sufren de una malformación física, pues en otras épocas, aquellos con esta condición sufrían de muchos abusos y atropellos. La gente era más ignorante y por lo tanto más ofensiva. 


A continuación, te contaremos una historia tremendamente triste, acompañada de una importante lección de vida. 


Se trata de Mary Ann Bevan, quien fue considerada la mujer más fea del mundo debido a una enfermedad que deformó su rostro. 


Esta mujer nació en el año 1900 y llevaba una vida normal. Se dedicaba a la enfermería y se casó con un amoroso vendedor de flores a la edad de 29 años con quien tuvo tres hijos. 


Lamentablemente, en 1932 su marido falleció  en un terrible accidente que le provocó a Mary Ann diversas crisis nerviosas y por eso, se desarrolló su enfermedad. 


Esta mujer sufría de acromegalia, extraña enfermedad que afecta hormonalmente el crecimiento, creando malformaciones impredecibles. 


Desde los 34 años Mary Ann empezó a desarrollar los primeros síntomas de esta terrible enfermedad. Siempre acompañados de fuertes dolores de cabeza, esta valiente mujer sacrificó su salud por mantener y dar comida a sus inocentes hijos. 

Lamentablemente, los dos trabajos que Mary hacía no le daban lo suficiente para alimentar a sus hijos. Así que decidió inscribirse en el penoso concurso llamado “La mujer más fea del mundo”, pues daban muy buen dinero al primer lugar, suficiente para pagar sus deudas y garantizar algunos meses de renta. 

Obviamente, Mary Ann ganó el primer lugar, adquiriendo fama inmediatamente. 

Después del concurso, trabajó para diferentes circos, mostrando las consecuencias de su enfermedad como una atracción para el público. 

Mary Ann  no solo sufrió muchísimas humillaciones por su trabajo, sino que fue perseguida por ordenes de Hitler para ser asesinada debido a su aspecto, pues sencillamente una mujer "tan fea" no era digna de ser alemana. 


En una ocasión, una famosa empresa realizó una postal con la cara de Mary y la leyenda “La mujer más fea del mundo”, fue un éxito de ventas. Afortunadamente, un bondadoso médico de la época se quejó al reconocer que se burlaban de una mujer que sufría de una terrible enfermedad. La empresa se disculpó y le pagó a Mary Ann una importante suma de dinero a manera de arrepentimiento. 

No cabe duda que la vida de esta mujer es un ejemplo de valentía y perseverancia, pues a pesar de vivir en su condición, logró salir adelante con sus hijos, convirtiéndolos en hombres de bien.
Recomendados
Recomendados
Publicidad