¿Lidiando con un divorcio? 7 consejos para acercarte a tus hijos y que NO sufran


Los divorcios han fragmentado el concepto de la familia que se tenía tradicionalmente, pero es importante reconocer que la separación de la pareja es una cosa y la relación con los hijos algo muy diferente. Tanto el padre que se va del hogar, como el que conserva a los hijos deben de cuidar su relación para que los pequeños no se vean afectados por el cambio. Hoy queremos platicarte sobre algunas estrategias para mantener la relación con los hijos después de un divorcio.  


Hay hijos de padres divorciados que se sienten culpables de la situación, otros se sienten abandonados por el padre o la madre que se va del hogar, crece con resentimiento hacia él, ella y la vida misma, afectando su desarrollo personal y la familia que podría tener en un futuro. Es por eso que se hacen las siguientes recomendaciones :

1.- Haz tiempo para tus hijos

Sabemos que adaptarse a la nueva dinámica es algo nuevo para ti también, pero no permitas que tus hijos se sientan abandonados. Programa algunas tardes o fines de semana pasa pasarlos juntos, vayan al cine, a comer juntos, ayuda a tu ex pareja a llevarlos o recogerlos de la escuela, llámale, escríbele, trata de estar en su vida lo más que se pueda para que tu hijo sepa que aunque no vivan juntos, siguen estando cerca emocionalmente.


2.- Mantén una relación cordial con tu expareja

Quizá la relación sentimental terminó pero jamás dejarán de ser papá o mamá de los hijos que tuvieron juntos. Llámense de vez en cuando para saber cómo está la vida de su hijo, si hubo algún suceso que contó solo a uno de los dos y cómo se pueden solucionar los problemas que el hijo esté enfrentando. Si ya tienen parejas nuevas, esas personas deben de respetar la vida que ya se tenía, saber que estos contactos son por el bien de los hijos y nada más. Recuerda que la prioridad de ustedes como papá y/o mamá es el bienestar de los hijos.

No se vale hablar mal de tu ex pareja frente a tus hijos pues eso afectará la relación que tengan y la tuya también, pues sólo estarás sembrando rencor en su corazón, la relación entre ellos es independiente a la que llevas con tu ex pareja y sólo debes  tomar cartas en el asunto en situaciones de emergencia como algún tipo de maltrato. 

3.- Viajen juntos

Un fin de semana, una tarde a algún lugar cerca de donde viven, la idea es que pasen tiempo juntos mientras se relajan y aprenden algo nuevo, que hagan nuevas memorias de esta nueva etapa pero que conserven el amor que ya había. 


4.- Permite que acepte la nueva dinámica familiar antes de presentarle a una nueva pareja 

Los hijos aunque estén pequeños quieren ver a sus papás felices, pero no por eso le vas a presentar a cuanta persona salga contigo, tu hijo desarrollará lazos emocionales con esa persona así que debes cuidar bien a quién le presentas. No lo obligues a tratarle, si hay alguien más platícale de esa persona y permite que él decida cuándo conocerle, entiende que es un proceso que debe vivir. 

Tu nueva pareja debe respetar la relación con tus hijos, no es una competencia de ver a quién quieres más, pues si le interesa tu bienestar entenderá que en tu corazón tanto él o ella como tus hijos son importantes. 

5.- Permítele convivir con los hijos de tu nueva relación poco a poco

No necesariamente te vas a divorciar y vas a tener más hijos pero si ocurre, permite que todos tus hijos convivan para que se conozcan, son hermanos y están para apoyarse unos a otros. Es importante que tu hijo sienta y sepa que nadie le va a roba su lugar en tu corazón, que no vea a esos nuevos hijos como una competencia. 

6.- No sustituyas amor con cosas materiales

El tiempo que no puedes pasar con ellos o el tiempo que tu expareja no les dedica jamás se podrá sustituir con algo material. Si tienes las posibilidades de darles todo igual debes marcar límites, los vacíos emocionales sólo se llenan con amor y no son pretextos para irse por el camino fácil, este no siempre es el correcto. 

7.- Explica en la medida de lo posible las razones de la separación

Es de suma importancia que tus hijos sepan que la separación se dio entre mamá y papá, que se hizo todo lo posible pero que el amor ha terminado y ahora la prioridad son ellos. El hacer esto permitirá que tanto tú como tu expareja puedan tener nuevas relaciones sentimentales y que a esas personas no se les vea como el o la culpable de la separación de la familia, todos merecen ser felices.

El divorcio es un proceso difícil para todos pero cuando se tiene la voluntad, puede mantenerse una dinámica sana que favorezca a todas las partes. El divorcio no es el fin de la familia, solo se cambia a un modelo distinto y si se piensa en el bienestar de los hijos, todo saldrá bien. 

Recomendados
Recomendados