Te recomendamos

Nació muerta a los 5 meses, pero los doctores hicieron algo increíble. Mira cómo luce hoy


Es increíble lo que puede hacer la medicina, esta avanza mucho cada día y gracias a esto muchas más vidas pueden ser salvadas. 


En esta ocasión les contaremos una historia de fe y amor. Bex y su esposo Martin estaban muy  emocionados cuando se enteraron que tendrían un bebé, a medida que el embarazo avanzaba todo parecía ir bien, pero un día la pequeña bebé empezó a tener problemas con su corazón así que a los cinco meses de gestación los doctores decidieron realizar cesárea. Lamentablemente justo al momento de salir del vientre el corazón de la pequeña dejó de latir.


Al no escuchar los llantos de la pequeña Willow la madre supo que algo no andaba bien, los médicos habían concentrado toda su atención en la pequeña y a pesar de los gritos de la madre nadie le tenía una respuesta, la bebé había muerto.

La madre estaba desesperada y lloraba como loca, pero después de 8 minutos sucedió un milagro, los médicos limpiaron sus fosas nasales, la sometieron a electrochoques y finalmente lograron regresarla a la vida. La pequeña Willow de 3 kg fue trasladada de inmediato a cuidados intensivos, pues aunque ya estaba con vida las consecuencias de estar muerta por 8 minutos podrían ser terribles.


El hospital pidió la ayuda de especialistas quienes decidieron someter a la pequeña a la llamada “terapia de frío”, este es un método nuevo en la medicina, para lograrlo colocaron a la pequeña en una incubadora y bajaron su temperatura a 33 grados centígrados, esto ayuda a que no haya daños permanentes en el cerebro de la pequeña a causa de la falta de oxígeno durante esos largos minutos. Willow fue sometida a este tratamiento por tres días, durante este tiempo sus padres solo podían tocar su mano.


Bex la madre de Willow nos dice “No la escuché llorar durante las primeras cuatro semanas. Estaba tan conectada a tantos tubos que no podía hacerlo. Resulta raro, pero todo lo que pretendía era escucharla llorar como una bebé normal”. 

Al llegar el cuarto día la temperatura del cuerpo de Willow se estabilizó y no tenía daño permanente en el cerebro, por lo que podrá tener una vida normal. Ahora ya han pasado quince meses desde su nacimiento y sus padres Bex y Martin están sumamente felices de que ella esté con vida y sana, se sienten muy agradecidos con todo el personal del hospital, con la tecnología y con dios.


En este video Bex y Martin nos relatan cómo fue lo que pasaron con el nacimiento de su bebé:
Willow is no ordinary little girl - in fact she's a little miracle. She died for 8 minutes at birth at Gloucestershire...
Posted by BBC Gloucestershire on Friday, August 19, 2016
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad