Te recomendamos

Papá falleció de horrible enfermedad, un mes después regresó y se llevó a su hija


¿Muerte? ¿Qué es la muerte? Pese a que hasta el momento existen muchas teorías al respecto y cientos de personas aseguran haber visitado el cielo luego de una muerte clínica, la verdad es que nadie sabe a ciencia cierta qué hay más allá o por lo menos no como algo comprobable.

Muchos juran que al morir veremos una luz al final de un túnel como indicativo de la entrada al cielo, otros que nuestros familiares muertos irán a recibirnos y otros tantos que esa persona que falleció regresará a esta vida en busca del ser que más ama para llevarlo con él, tal es el caso de Susana, una mujer que hoy llora por la muerte de su esposo e hija…

De acuerdo con el relato de esta destrozada madre, su marido regresó del más allá para llevarse a su pequeña hija.

“Jacobo y yo nos casamos cuando él tenia 27 años y yo 23, a los 7 meses nació nuestro hijo Armando y dos años después nació Fernanda, mi bebé. Aunque Jacobo siempre fue un gran padre y trataba de no hacer diferencias, siempre tuvo una conexión especial con Fernanda, era como si los dos fueran uno mismo, ella era la luz de sus ojos y para ella, él era su superhéroe.

Eramos una familia feliz, aunque entre semana mi marido y yo trabajábamos como locos, todos los domingos salimos de paseo y sin importar que hubiera poco dinero o que aveces ni siquiera hubiera, Jacobo siempre se las ingeniaba para no quedarnos en casa o que nuestros hijos se divirtieran. Fernanda no se despegaba de él y eso a él le encantaba.

Todo iba bien hasta que mi esposo de repente comenzó con diversos malestares. Los mareos, cansancio y sangrados de nariz cada vez se hacían más frecuentes, por lo que fuimos al médico, quien nos dio aquella terrible noticia, Jacobo tenía leucemia.

Desde ese día nuestra vida cambió por completo. Mi esposo cayó en una profunda depresión, los tratamientos no funcionaban y los dolores parecían consumirlo lentamente, sin embargo, la relación entre él y Fernanda se hizo mucho más fuerte. Ante su mal estado de salud, Jacobo decidió hablar con los niños con la intención de despedirse y que ellos asimilarán el hecho de que él ya no estaría con nosotros… Fue entonces que Fernanda comenzó a decirle que iría con él hasta el fin del mundo, algo que yo veía como normal por el profundo amor que sentía por su padre, pero que hoy comprendo que era algo más…

Luego de dos años de lucha, mi esposo perdió la batalla. En ese momento Armando tenía 9 años y Fernanda solo 7. Yo estaba destrozada y el mundo parecía venirse encima de mi, Armando lloraba en todo momento pero increíblemente Fernanda se mantenía tranquila. Al ver que mi hija actuaba normal y que la muerte de su padre parecía no afectarle, mi desconcierto fue tal que pensé llevarla con un psicólogo, sin embargo, tres días después del entierro de mi esposo, al llevarla a su cama me arme de valor y me senté a hablar con ella: lo que me dijo esa noche me dejó helada… Aún puedo escuchar su vocecita diciéndome que su padre vendría por ella, que ella lo veía y que él se lo había prometido “dice que aún no es tiempo porque tú estás muy mal, pero que pronto vendrá por mi y mi hermano se quedará contigo para cuidarte” me afirmó mi hija.


Aunque un profundo miedo invadió mi cuerpo, yo intenté sacarle la idea de la cabeza y explicarle que eso no era posible, que su padre estaba muerto y que ella se quedaría aquí conmigo y con su hermano, pero mi bebé me lo negaba y decía que su padre decía yo lo tenía que entender.

Inquieta, cansada y con un mar de desesperación sobre mi espalda, me fui a dormir y fue ahí cuando empezó mi pesadilla. Jacobo se hacia presente en todos mis sueños y aunque al principio pensé que era natural soñarlo después de lo sucedido, esa idea cambió completamente cuando en uno de los sueños me decía que se llevaría a Fernanda con él. Desperté desesperada y durante todo el día intenté no pensar en ello, sin embargo, la noche siguiente lo vi parado junto a la cama de Fernanda. Después de ese día mi hija comenzó a enfermar, a pesar de llevarla a diferentes médicos nadie encontraba explicación, pero mi bebita seguía empeorando y con su vocecita dulce me decía que no me preocupara, que ella estaría bien y al lado de su papá, pues él ya había venido por ella. Justo un mes después de la muerte de Jacobo y luego de casi dos semanas enferma, mi hijita falleció… Soy una muerta en vida, no tengo palabras para describir el dolor que siento, perdí a mi esposo y a mi bebita. No se que haya después de la muerte, solo se que cuando alguien muere, de verdad regresa por la persona que más amaron, eso hizo Jacobo, él se llevó a mi angelita”

Aunque hasta el momento nadie ha podido explicar o comprobar todas estas creencias, miles de personas como Susana afirman que siempre hay alguien en el más allá esperando por nosotros y que vendrá para llevarnos de la mano a ese nuevo mundo que nadie conoce.

Y tú ¿Qué opinas al respecto?
Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad