Te recomendamos

Una pareja joven compró un sofá usado… lo que encontraron dentro les cambió la vida..



Una pareja de estudiantes de la State University de Nueva York, Reese Werkhoven y Cally Guasti se llevaron la sorpresa de su vida. Ambos vivían juntos en un departamento pequeño, ya sabes lo que dicen ¨estudiahambres¨, sin embargo, necesitaban un sofá para su dulce hogar, de inmediato buscaron en las tiendas de segunda mano. El problema es que tenía que ser un sofá muy pequeño, de lo contrario no entraría en el lugar. 


Después de buscar en diferentes tiendas, se estaban dando por vencidos, hasta que vieron aquel lugar al final de la calle, los muebles no se veían en muy buen estado, pero al recorrerlo de pronto Lara vio uno pequeño, era muuuy feo, horrible color, desgastado y mal oliente pero ¿qué crees? costaba sólo ¡20 dólares! toda una ganga. 


Cuando llegaron a casa los chicos trataron de hacer que se viera decente, lo limpiaron y pusieron algunas telas, igual ¡estaba horrendo!. Los meses pasaron y el pequeño sofá se convirtió en uno de sus muebles favoritos... Un martes por la noche cuando se encontraban viendo películas, la joven sintió que había algo extraño en uno de los cojines, al abrirlo se toparon con un sobre con ¡700 dólares! ¡quién iba decir lo que escondía ese sillón que nadie quería! 

Pero las cosas no quedaron ahí, al empezar a buscar encontraron muchos sobres más con un total de ¡48,800 dólares!  ¿tú qué harías? 


Enseguida su mente no paraba de imaginar todas las cosas que iban hacer con todo ese dinero, pero mientras movían los sobres encontraron uno en especial, decía un nombre, ese dinero no les pertenecía, así que decidieron buscar a esa persona. 

Como de película tomaron el directorio telefónico hasta que dieron con el nombre, estaban ansiosos ¿quién estaría del otro lado?, la voz de una anciana se hizo sonar, entonces Reese dijo: ¨Hola tengo algo suyo¨  y ella respondió: ¨¿De qué hablan? ¨ ¨Compramos un sofá que es suyo¨ dijo Reese, en ese momento la anciana se agitó: ¨¡Por Dios! puse demasiado dinero en ese sofá¨.


Al verse en persona, la mujer le explicó a los estudiantes que en ese sofá ella y su marido tenían todos sus ahorros, cuando él murió, tiempo después a ella la operaron de la espalda, era su sofá favorito, ella siempre dormía ahí, pero tras la operación su hija decidió deshacerse del sofá para comprarle una cama, pues no era bueno para su espalda, obviamente la hija no tenía idea que acababa de tirar los ahorros de sus padres y cuando su madre se enteró ya era muy tarde. 

Nunca imaginó que después de un par de años, el sofá regresaría a su hogar y con todo el dinero, estaba realmente muy sorprendida de la honestidad de esta pareja y se sentía completamente agradecida, por lo que decidió tomar 20 mil dólares y dárselos en muestra de su agradecimiento. Con dicho dinero los chicos pudieron pagar su préstamo estudiantil algo que sencillamente cambió su vida.

¿Y tú qué hubieras hecho en el lugar de los chicos?
Recomendados
Recomendados
Publicidad