10 tipos de personas difíciles de querer. Descubre si eres una de ellas…


¿Qué es lo que hace que una persona no te agrade? Por una parte puede ser que simplemente no tienen nada en común, pero por otra, quizá hay algo que hace que te cueste quererle. En esta ocasión te quiero hablar de las personas que son difíciles de querer y cómo lidiar con ellas. El analizar estas situaciones te permitirá darte cuenta de que si tú también eres alguien difícil de querer. 


Se dice por ahí que las personas más difíciles de querer son las que más amor necesitan y es verdad. Si analizas los casos que te compartiré, notarás que todas estas personas tienen en común algo muy grave : proyectan el concepto que tienen de sí mismos en su actitud hacia los demás, buscan algo que no tienen y como no se aman, nos cuesta amarles. Aquí los principales tipos de personas que son difíciles de querer. 



1.- Los que siempre quieren hacer lo correcto

Son aquellos que no quieren hacer nada fuera de las reglas. No se trata de ser un auténtico rebelde, pero es necesario saber adaptarse a las situaciones que la vida nos presente, de lo contrario haremos los problemas más grandes. 

2.- Los que se creen perfectos

Son aquellos que se inventan historias donde siempre les va bien, claro que puede haber áreas o momentos donde destaquen, pero es imposible no equivocarse nunca, somos humanos. Lo peor del caso es que como se creen perfectos, hacen menos a quienes les rodean y claro, hacen comentarios incómodos o dan consejos que nadie pidió.

3.- Aquellos que no saben adaptarse a las circunstancias

Estallan ante cualquier imprevisto y hacen sentir a quienes les rodean que es mejor tenerlos de lejecitos. Son personas que demuestran su falta de paciencia en cualquier oportunidad y hasta provocan miedo.

4.- Los que quieren que siempre les celebren antiguos logros

Es imposible vivir de glorias pasadas y estas personas sienten que el tiempo no ha pasado. La realidad es que hay que darle oportunidad a todos de brillar, los logros no son solo aquello que nosotros alcanzamos, también se trata de celebrar los logros de nuestros seres queridos. 



5.- Aquellos que todo critican

Claro que a nadie le gusta admitir que se ha equivocado y menos cuando te lo dicen de una manera que molesta y lastima, los criticones son expertos en el tema. Sólo quiero preguntarte esto, cuando has hecho alguna crítica ¿también has ofrecido soluciones? 

6.- Quienes tienen hábitos desagradables

Mala higiene personal, retardos constantes, entre otros. Estas actitudes demuestran que no se puede convivir con los demás, muestra un gran egoísmo. Es cierto que no podemos guiar nuestra vida por lo que otros piensen de nosotros, pero cuando nuestra conducta les afecta, es importante analizar qué estamos haciendo mal.

7.- Los que viven con miedo

Experiencias pasadas les han causado tanta dolor que temen repetirlo y no nada más lo hacen con en sus vidas sino que buscan contagiarlo a sus seres queridos. Son los pesimistas que siempre te dicen que no se puede y que te plantean los peores panoramas. 

8.- Aquellos que manipulan a quien se deja

Son aquellos que no se tientan el corazón para lograr lo que quieren y que utilizan lo que sea para lograrlo, incluyendo a otras personas. No se ponen a pensar en cómo te afecta, ellos están centrados en lo que necesitan de ti y lo demás no les importa. 

9.- Quienes culpan a otros de sus errores 

Jamás aceptan su responsabilidad, para todo tienen excusas y claro, como no resuelven sus problemas cometen los mismos errores una y otra vez. 

10.- Los que creen saberlo todo 

Cada que les platicas algo, ellos ya lo vivieron y tienen la solución perfecta...aunque conozcas su vida y sepas que no es cierto. Lo único que logran es que ya no se les tome en cuenta para nada. 

Tratar con alguien así requiere mucha paciencia, pero no podrás ayudarles estando lejos, necesitas demostrar amor para que recuperen la fe en sí mismos y entonces cambiarán  para bien. 

Si crees que alguno de estos puntos te ha identificado, la mejor manera de cambiar es hablando con tus seres queridos, pregunta lo que les molesta de ti, analiza si es algo que puedes trabajar y transformar, no es malo pedir ayuda. Te voy a pedir que si tomas este camino, escuches con atención, es probable que te digan algo que no te agrade, pero debes confiar en que lo hacen por tu bien y que te ofrecerán buenas soluciones.

Recomendados
Recomendados