3 preguntas para identificar si vale la pena perdonar una infidelidad. El amor NO es suficiente


Sin duda la infidelidad es una de las experiencias más difíciles que una pareja puede enfrentar. Se afecta la autoestima de quien fue engañado, se buscan razones, el dolor, el rencor y la impotencia reinan en el corazón, pero después de digerir lo ocurrido ¿vale la pena perdonar? Hoy quiero invitarte a reflexionar sobre esa posibilidad y lo que implicará para tu vida y la de tu pareja.



Hay personas que aseguran que jamás perdonarían una infidelidad, otras dicen que sí, pero cuando les ocurre hacen todo lo contrario. Lo primero que quiero aclarar es que una infidelidad no se perdona por mantener la estabilidad económica, tampoco por el qué dirán ni por el bien de los hijos, la infidelidad se perdona cuando es lo mejor para la pareja (no vale que sólo uno de los dos se beneficie).

Si quieres saber si vale la pena perdonar y darle otra oportunidad a la relación, te comparto 7 preguntas que te ayudarán a descubrirlo, guíate por las respuestas que dicten tu alma y tu corazón :

1.- ¿Es la primera vez que ocurre?

Cuando no ha ocurrido antes, bien vale la pena analizar qué llevó a la pareja a cometer el acto. Pero si ya se ha dado, el hecho de que sea recurrente nos habla de una falta de compromiso de la otra persona, si perdonas ahora puede volver a ocurrir y además, difícilmente podrás confiar en él o ella.

2.- ¿Hubo sentimientos de por medio?

Si fue por aburrimiento, por impulso, porque algo andaba mal entre ustedes, es algo que se puede trabajar, su relación mejorará en todos los sentidos. Pero si tu pareja siente algo por la otra persona, era una relación de mucho tiempo o se metió con uno de tus conocidos, difícilmente podrá superarse.

3.- ¿Hay consecuencias?

Imagínate de que esa relación tu pareja se convierta en madre o padre de un niño ¿podrías vivir con eso? O si fue con alguien de su trabajo ¿te sentirás bien si siguen conviviendo? Si esa infidelidad tiene forma de mantenerse presente en tu vida, te destruirá y estarás mejor lejos de ese ambiente, no aceptes consecuencias que te crearán más conflictos.

4.- ¿Tu pareja dice que no es verdad?

A pesar de que tienes todas las pruebas tu pareja insiste en que no es cierto, miente una y otra vez. En este punto lo mejor es la separación, porque sus mentiras podrían darse en otros aspectos de la relación.


5.- ¿Perdonas por gusto o por presión?

Como ya te mencioné anteriormente, olvídate de qué dirán, si tú no estás bien con tu pareja no vale la pena seguir. Es válido darse un tiempo si aún sienten amor uno por el otro, pero nadie más puede decidir lo que es mejor para ustedes. Si no hay amor, ninguna razón es válida, eres perfectamente capaz de salir adelante por tus propios medios.

6.- ¿Qué puede rescatarse de la relación?

El tiempo que han estado juntos, los proyectos que tenían en mente o que han logrado…¿qué pasaría si le dan otra oportunidad al amor?

7.- ¿Es lo mejor para ti?

Lo pregunto porque quizá puedas perdonar pero no olvidar, en el fondo de tu ser desconfías de tu pareja, tu mente hace historias donde vuelve a ser infiel, donde te miente…él o ella insiste en que aún te ama, pero para ti es demasiado. Si es algo que no podrás dejar atrás, aléjate o terminarás lastimando más a ambos.

Quiero recalcar que a pesar de lo difícil de esta situación, el perdón contempla dos partes, una es darle o no una oportunidad más al amor, pero la otra consiste en perdonarte a ti por lo que hiciste o no hiciste en la relación. Aunque decidas no quedarte con tu pareja, es importante que cierres esta herida para que puedas continuar con tu vida, para que te des la oportunidad de cumplir todas tus metas incluyendo el estar con una persona que te ame y te valore.

Quizá puedas dejar esta experiencia atrás tomándote tiempo y con el apoyo de tus seres queridos, pero también si lo consideras, busca ayuda profesional, todos tenemos derecho a ser felices y cada quien decide qué camino le lleva a esa meta.
Recomendados
Recomendados