5 elementos para elevar tu autoestima. Tendrás una familia más exitosa y feliz


Hemos hablado en muchas ocasiones de lo que significa el amor propio o autoestima; muchas personas no se sienten valoradas ni apreciadas a pesar de que están llenas de virtudes y poseen una inigualable capacidad en su trabajo o para realizar cualquier actividad. Es importante aprender a ver de manera objetiva nuestras limitaciones y defectos, pero sin dejar que éstos opaquen las virtudes y todo lo bueno que tenemos dentro. 

Recordemos que toda conducta negativa o destructiva que tengamos nosotros como padres, la transmitiremos a nuestros hijos, y la baja o alta autoestima es una de ellas; hay que saber valorarnos, amarnos y aceptarnos para poder ayudar a los niños y jóvenes a construir una autoimagen saludable; la familia es la primera institución a la que pertenecemos, y por lo tanto es importante fortalecer todos los aspectos positivos de su personalidad ¡Jamás utilices palabras que los hagan sentir menos valiosos! Una parte importante de este proceso de crecimiento es el considerar que los niños confían plenamente en lo que sus padres dicen, por lo cual terminarán creciendo llenos de complejos e inseguridades si les decimos cosas como “No sirves para nada” “¡Eres un tonto! Te dije que así no”


Recordemos que para que nuestra familia goce de una autoestima fuerte, bien plantada y sobre todo que sepan lo importantes que son, necesitamos poner en práctica lo siguiente: 

Amar incondicionalmente

¡Por supuesto! El amor no debe estar condicionado para nadie, todos los miembros de la familia merecen recibir este gran tesoro; cuando una persona se siente amada, su autoestima se eleva, pues sabe que no importa como sea, siempre habrá alguien cercano dispuesto a darle ese afecto que tanto necesita en los momentos difíciles. En este caso, ese amor incondicional se le debe dar tanto a la pareja como a los hijos, ya que una familia que no cultiva este sentimiento, se aparta y se llena de rencor, por lo cual el hogar se vuelve una prisión y no un refugio. 

Estimular su autonomía y criterio

En el caso de los hijos, es necesario dejarlos pensar por sí mismos, no estar siempre resolviendo cada uno de sus problemas, dejándolos tomar decisiones, dependiendo de su edad o su madurez; esto demostrará a tus hijos que son dignos de tu confianza y así poco a poco irán desarrollando su propia manera de pensar. La autoimagen se va construyendo desde la infancia, y de esta manera podemos darles las armas para que crezcan con una autoestima fuerte. 

Aceptar a nuestra familia con sus virtudes y defectos

No critiques de manera destructiva a quienes te rodean, recuerda que todos tenemos diferentes virtudes, pero nadie es perfecto, así que es hora de aprender a ver con paciencia los defectos de tus hijos y de tu pareja; es necesario comprender y hacerles ver a los miembros de nuestra familia que no serán juzgados por sus comportamientos, pero sí es necesario poner límites para que los aspectos negativos sean corregidos y no afecten la dinámica familiar saludable. 

Dales la oportunidad de cometer sus propios errores

Recuerda que los errores son necesarios para dejarnos un gran aprendizaje; hazle ver a tus hijos que si se equivocan, no serán castigados, sino que es una manera de poner a prueba su confianza y su autoestima, por eso no debes alterarte si alguno de tus hijos se accidenta o rompe algún objeto dentro de la casa, solamente hay que hacerle ver que toda acción tiene una consecuencia, y para que algo así no vuelva a ocurrir, es necesario que ponga más atención, en lugar de gritarle con desesperación. 

No los compares jamás

Evita las comparaciones con cualquier persona, ya sea entre hermanos, con alguno de sus compañeros de la escuela o con algún otro familiar; es necesario que nosotros como padres comprendamos que todo ser humano tiene capacidades diferentes, pues lo que a algunos les parece sencillo, puede resultar complicado para otros. El usar frases como “Mira a tu hermano ¿Por qué no puedes hacer las cosas como él?” no motivará a los hijos, solamente creará envidia, resentimiento y una rivalidad innecesaria que romperá la autoconfianza y alejará a los miembros de la familia. 

Toma en cuenta que el estar con la gente que amas y procurar su bienestar, siempre tendrá un impacto positivo en la vida de tus seres queridos. Poner en práctica ésto, te garantiza una relación familiar más equilibrada y saludable, pero hay que aprender a ser pacientes y trabajar en una buena autoestima junto con la pareja y los hijos. Hasta la próxima ¡Que lo pasen bien! 
Recomendados
Recomendados