7 cosas que Nunca debes hacer. Lastimarás a tus seres queridos y se alejarán…


Los seres humanos somos complicados, en cuestión de segundos podemos crear un problema enorme por una razón simple y es algo que no nos debería causar orgullo. La verdad es que lo más fácil no siempre es lo correcto y muchas veces, por obtener lo que queremos, lastimamos a nuestros seres queridos. ¿Has sentido que tus amigos, familiares y pareja se han distanciado de ti? Hoy quiero hablarte sobre algunas actitudes tóxicas que lastiman a tus seres amados.


Es probable que lleves tanto tiempo con estas conductas que no has notado el daño que hacen, sientes que así eres y que los demás deben aceptarte tal cual y eso es justo lo que los ha alejado de ti, que no haces un esfuerzo por mejorar la relación. Hablan menos contigo, te confían pocas cosas o nada, no te visitan, no te llaman ni te escriben...entiendes la idea. Aquí las principales actitudes tóxicas que debes eliminar de tu vida : 



1.- Das consejos que no te piden y no los sabes seguir 

Cuando te enteras de un problema rápidamente opinas, pero cuando atraviesas por la misma situación haces todo menos lo que anteriormente habías aconsejado. Esto demuestra que no eres coherente con tus acciones y que aconsejas a los demás porque crees que eso te hará mejor persona, que tus problemas son menores y que no pasa nada si no los resuelves. La recomendación es no dar un consejo a menos que te lo soliciten y mientras tanto, trabajar en aquellos aspectos de tu vida que necesites mejorar.

2.- Das más explicaciones de las que te piden 

Por una parte te das méritos que no te corresponden y para la otra persona es evidente que estás ocultando algo, por lo que esta acción te convierte en alguien mentiroso. A menos que estés platicando algo importante, lo mejor es limitarte a responder lo que te preguntan, si es algo incómodo recuerda que vale más una verdad que duela que una mentira que haga feliz a la otra persona. 

3.- Solo hablas de ti y no sabes escuchar a los demás

Las personas aprecian a quienes saben escuchar, pero si tú eres de esas personas que se la vive contando éxitos y logros personales para recibir halagos, lo único que lograrás es que las personas se enfaden de ti. Cuando alguien se acerque a ti, siempre pregunta que cómo está, escucha lo que tenga que decir y entonces sí cuenta lo tuyo, para que se dé la comunicación ambos deben hablar y escuchar. 

4.- Eres pesimista 

Siempre te enfocas en lo malo de lo que te ocurre o te dicen, consideras que el mundo es una amenaza y pretendes que todos vivan con temor como tú ¡Eso no es vida! Claro que las personas se alejan de ti porque no quieren que les hagas sentir eso que tu vives diariamente. Necesitas programar tu mente, ser más optimista y buscar lo bueno en cada situación que vivas.

5.- Eres cruel con los demás

Eres una persona que lastima porque sabe que puede hacerlo, te burlas de los demás, no tienes empatía por lo que ocurre en sus vidas y hasta podríamos decir que no te importa lo que les pase. Es cierto que no podemos vivir dependiendo de lo que los demás digan o hagan, pero el mostrar compasión e interés por los demás es la mejor manera de mostrarles amor y que eres una persona con la que pueden contar. 

6.- Juzgas fácilmente

Rápidamente haces tus propias conjeturas, no escuchas razones o explicaciones y crees que tu palabra es la que más tiene valor. Al crearte estas percepciones superficiales de quienes te rodean será imposible que te permitan conocerlos, sentirán que es mejor tenerte lejos. Aprende a escucharlos, a ayudarles con lo que necesiten, a conocer todas las versiones de una historia.

7.- Los logros de otros te provocan envidia

Cuando algo te sale bien lo proclamas a los 4 vientos pero cuando se trata de alguien más, lo único que sale de tu boca son críticas, quieres encontrar algo malo y justificar por qué a ti no te salió así. Basta, tú mismo te estás convirtiendo en tu peor enemigo, mejor celebra los éxitos de los demás, reconoce su esfuerzo,  esa es otra manera de demostrarles tu amor.

8.- Eres la eterna víctima 

Todo te pasa, todo te hacen, pobre de ti. Con esta actitud solo demuestras que no eres capaz de aceptar tus errores pues buscas a quién echarle la culpa. Por favor, demuestra madurez y asume las consecuencias de tus actos, esta honestidad te creará mejores relaciones con todos los que te rodean.

Insisto, no te conviertas en tu peor enemigo, estas acciones solo te llevarán a estar solo, olvidado y resentido. Demuestra tu amor a quienes te rodean con las sugerencias que te he propuesto y jamás te faltará amor, mucho menos estarás solo.

Recomendados
Recomendados