Aprende a decir adiós con dignidad. Tú eres lo más importante en tu vida…


Es importante siempre tener en cuenta que no podemos controlar a los demás, cada quien es libre de tomar sus propias decisiones, aunque muchas veces eso signifique decir adiós. Es así cómo se sienten muchas parejas que comienzan su relación con mucha esperanza pero que con el paso del tiempo se dan cuenta que en realidad solamente uno de los dos está esforzándose para salir adelante. 


El amor debe ser un esfuerzo mutuo, no hay que conformarse con migajas, hay que aprender a reconocer objetivamente cuando las cosas no van a funcionar y tener la fortaleza de alejarse si es prudente. No dejes que te pisoteen, cuando tu relación esté manchada con la indiferencia de tu pareja, si las faltas de respeto son constantes y cuando el amor sea una pesada carga para una sola persona, es mejor guardar la calma y aprender a dejar ir. 



Es complicado para muchos, pero en ocasiones lo mejor es seguir caminos distintos, porque quien siempre se esfuerza y trata de salvar el amor, es la persona que sale más lastimada. Para alejarse de una relación tóxica e injusta, es necesario considerar lo siguiente: 

1. Decir adiós es crecer

Si tu relación se ha convertido en una pesada carga, donde solamente tú estás esforzándote para que todo resulte y sufres las constantes humillaciones y negativas por parte de tu pareja lo mejor es poner un alto; muchas personas sienten que el decir adiós es rendirse y dejar morir el amor, pero permíteme preguntarte algo ¿De verdad era amor lo que el otro demostraba? ¿Quién era realmente quien salía beneficiado de la relación? Medita bien la situación y date cuenta que estabas atrapado en una relación tóxica  

2. Poner en una balanza lo bueno y lo malo

Debes ser objetivo y reconocer si ha sido más lo malo o lo bueno; cuando una relación está llena de malos recuerdos, poco apoyo, faltas de respeto, poca consideración, falta de paciencia y constantes desilusiones, en necesario aceptar que la falta de cariño y la indiferencia por parte de la pareja no cambiará con el paso del tiempo. 

3. Aprende a valorarte 

Date cuenta de todo lo bueno que tienes para dar a los demás y siéntete merecedor de lo mismo; no te conformes con tener a alguien para “no estar solo”. La desesperación y la soledad son muy malas consejeras cuando se trata de buscar el amor; hay que aprender a ver la realidad y no quedar estancados en una relación donde no somos valorados. 

4. Perdona y deja ir

No te quedes con rencores; si has decidido poner tierra de por medio, lo mejor será buscar humildad y bondad para ser capaces de perdonar a quien ha ocasionado el daño; el odio y la ira te lastimará a ti, porque esos sentimientos negativos solamente consumen nuestra energía y nos desgastan. Si perdonas, sentirás que tu alma se libera y tu conciencia quedará tranquila, verás que después de ésto recuperarás la felicidad y la paz. 



5. No confundas amor con codependencia

Es fácil confundir el amor con el deseo enfermizo de estar siempre al lado de una persona; la codependencia es una conducta destructiva, es una especie de adicción que se va desarrollando hacia la pareja, muchas veces nos es imposible ver que nuestra vida se ha adecuado a las necesidades del otro, y por eso es tan difícil alejarse a pesar del daño que nos ocasiona la relación, más no es imposible. 

Hay que aprender a diferenciar ambas, el amor es equidad, es dar y recibir, es equilibrio y crecimiento, la codependencia en cambio es obsesión, manipulación, significa estancarse y vivir en la infelicidad. 

No dejes que tu vida se acabe al lado de una persona que no sabe valorarte, ponle un alto a la situación y si es necesario aléjate; recuerda que es mejor decir adiós con dignidad que estar atado a una relación destructiva. 

Espero que encuentres el valor que tanto necesitas en estas palabras, y no dudes en buscar ayuda profesional si es necesario. 

Recomendados
Recomendados