Cómo separarte de tu pareja sin dañar a tus hijos. Ellos son lo más importante


El divorcio es un proceso difícil para cualquier pareja, pero cuando hay hijos de por medio, resulta aún más complicado, si no se trata con cuidado, se pueden provocar graves daños que les dificultarán la vida. Hoy te quiero compartir algunas sugerencias para tratar el tema con tus hijos, recuerda que los hijos felices resultan de padres felices y no necesariamente implica que deban estar juntos.


Hay parejas que deciden quedarse juntas por el bien de los niños, pero es tan obvia la falta de amor y la mala relación, que los niños se sienten culpables y empiezan a desarrollar problemas de conducta y de emociones. Si tu relación de pareja ha llegado a su fin, estos son los puntos que debes considerar para tratar el tema con tus hijos : 



1.- Asegúrales que tu amor por ellos no cambia

Diles que a pesar de ya no vivir bajo el mismo techo, ellos son lo más importante para papá y mamá, diles que los amas y que la separación no tiene que ver con ellos.

2.- Explícales en la medida de lo posible por qué se dio la separación

La mejor manera es diciéndoles que papá y mamá estarán mejor separados, que es importante ser felices para poder demostrar su amor con cariño. Es importante que traten el tema en un lugar cómodo y con tiempo suficiente, los niños deben de sentirse seguros en cuanto al amor de sus padres. 

3.- Mantente presente en sus vidas, comunícate con ellos constantemente

Si tú eres quien ya no vivirá en el hogar, involúcrate en la rutina diaria, ayuda a tu pareja con las actividades de los niños, llámales, entérate de todos los acontecimientos en su vida. 

4.- Eviten que los niños sepan detalles de la situación por terceras personas

En un divorcio siempre habrá quien tenga una opinión al respecto, quien tenga una preferencia por uno de los miembros de la pareja y que hará comentarios hirientes o incómodos, los niños no deben estar presentes en ese ambiente pues podría ocasionarles problemas con alguno de sus progenitores.

5.- Evita los malos comentarios de tu pareja frente a tus hijos

Como ya lo mencioné anteriormente es un proceso difícil, pero debes entender que tu hijo quiere tanto a papá como a mamá y le duele que se expresen mal de cualquiera de los dos. Esta actitud sólo provocará un distanciamiento de tus hijos con tu pareja y les dolerá aunque no lo digan.



6.- Respeta la relación de tus hijos con tu expareja

No cuestiones lo que hagan en casa de tu ex, los temas que platiquen o a donde vayan, los niños no son espías y tampoco es una competencia por ver dónde se sienten mejor. La única excepción es cuando la integridad de tus hijos está en riesgo. 

7.- Mantén comunicación con tu pareja sobre los temas relacionados a tus hijos

Es importante que ambos estén enterados sobre cuestiones importantes y que cuiden mantener los mismos límites de conducta para que los niños sigan su rutina. Si no están en el mismo canal, crearán confusiones en los niños y la relación será difícil. 

8.- No uses a tus hijos como chantaje

No pongas a tus hijos entre la espada y la pared, lo que debas tratar con tu ex es con él o ella y nada más, no involucres a tus hijos en temas que no son aptos para ellos, ni los hagas sentirse mal por no apoyar todo lo que desees. 

9.- No trates de comprar el afecto de tus hijos

El divorcio afecta la estabilidad económica y es posible que en algún momento tú o tu expareja tengan una situación más acomodada, pero no por eso comprarán el afecto de los niños pues esto sólo les distanciará del otro progenitor y harás que todos sufran.

10.- Al tener una nueva pareja, no los obligues a convivir con ella, respeta su duelo

A la mayoría de los niños les gustaría tener a sus padres juntos, pero cuando eso no es posible, las nuevas parejas de los progenitores deben respetar esta relación. No los obligues a convivir si se sienten incómodos, pues harás que tus hijos vean a las nuevas parejas como los responsables de la separación.

El tener una experiencia difícil y dolorosa con el divorcio de los padres puede provocar que los hijos crezcan con problemas para establecer relaciones de compromiso, lo que ellos vean es lo que aprenderán. Recuerda que a pesar de las dificultades de pareja el bienestar de tus hijos es la prioridad.

Recomendados
Recomendados