Te recomendamos

¡CUIDADO! La tecnología en exceso es mala. Mira cómo enfrentar este problema…


Hay papás que piensan que los niños de la actualidad son muy diferentes de los de hace algunos años por la tecnología. Y sí, aunque esta herramienta surgió para hacer la vida más sencilla al ser humano, la gran oferta de productos y la inmensa cantidad de información que hay en internet, le ha convertido en un peligro, en un hábito al que niños (y también adultos) pueden hacerse adictos. ¿Cómo hacer para que nuestros hijos no sean adictos a esos aparatos? Hoy te compartiremos varias sugerencias que podrán ayudarte a lograrlo.


Algunos de estos consejos también serán válidos para ti. Es probable que al hacer los cambios tus hijos se exalten y muestren conductas desagradables, pero recuerda que debes ser firme, pues poner un límite ahora te evitará muchos dolores de cabeza en el futuro. Estas son las estrategias para ayudar a tus hijos a superar la adicción a la tecnología: 



1.- Limita su tiempo para actividades de ocio

Es decir, limita su tiempo libre. Puedes inscribirle en alguna clase de deportes, artes o idiomas, incluso buscar actividades que puedan hacer juntos. El mantenerlo ocupado dejará menos tiempo para el celular, tabletas y consolas de videojuegos. 90 minutos por día será suficiente para divertirse y apoyarse a la hora de realizar la tarea. 

2.- Cuida que se mantengan activos

Se ha comprobado que los dispositivos electrónicos favorecen el sedentarismo, lo que a la larga causa varios problemas de salud, si a eso le sumamos una alimentación poco nutritiva, tus hijos aumentarán su riesgo de enfermedades como la diabetes, la obesidad, problemas de presión y más. En la medida de tus posibilidades haz que tus hijos se muevan, que caminen, que corran, que brinquen. Quizá sería bueno organizar alguna competencia deportiva con los niños de la colonia, hermanos, primos… se divertirán tanto que lo repetirán y le quitarán importancia a la tecnología con que cuentan.

3.- Respeta las rutinas

Hay papás que mientras los niños están en la escuela tienen todo bien planeado, pero llegan las vacaciones y aparece el descontrol, no hay clases y entonces pareciera que no hay nada que hacer ¡gran error! Marca bien las actividades que deben realizar, despertar a cierta hora, bañarse, desayunar, ordenar su habitación y su área de juegos, apoyar con las actividades del hogar, asistir a clases de algún deporte, idioma o artes, leer un poco. Esto dejará un tiempo mínimo para los dispositivos electrónicos. 

4.- Limita el tiempo de navegación

Es decir, limita el tiempo que pasan con los dispositivos. Que sólo sea cuando están en casa, que sea como un premio al haber realizado ciertas actividades, un extra para celebrar algún logro y claro, que sea después de haber terminado la tarea y sus responsabilidades en casa. 

5.-  Incentiva la lectura

Pues bien, la lectura es un hábito que aumenta su cultura, mejora su redacción, su ortografía y su capacidad de razonamiento. Proponles que cada vez que terminen un libro recibirán la recompensa en su dispositivo, quizá más tiempo de uso o un juego nuevo. A la larga, tu hijo disfrutará la lectura sin necesidad de incentivos y se autolimitará en el uso de los dispositivos electrónicos. 

6.- Guarda tiempo para pasarlo en familia

Procura que diariamente tengan un tiempo de convivencia donde no entren dispositivos electrónicos (papá y mamá también estarán incluidos). La idea es que nada interfiera con la conversación familiar, aquí podrán platicar de lo que sea, compartirán intereses, metas, problemas para poder ayudarse, podrán planear más actividades para la familia y demás. Esta actividad es muy importante pues fortalecerá los lazos familiares, puede ser la hora de desayunar, comer o cenar, que es por lo general donde todos los miembros coinciden.

7.- Cuida lo que hace según su edad

Es increíble la cantidad de menores de edad que cuentan con perfil de Facebook ¿Sabías que los creadores de la red establecieron una edad mínima de 13 años para los usuarios? Si tu hijo tiene menos de esa edad, no tiene nada que hacer con un perfil. Recuerda que ahí se expone a información de todo tipo y por su seguridad física y emocional, es mejor que no forme parte de la red hasta contar con la madurez suficiente. 

Esta regla también aplica para los videojuegos, obedece a la clasificación, todos los videojuegos la tienen, puedes preguntar en la tienda donde suelan comprarlos. De esta manera no les expondrás a temáticas fuertes para su edad. 

8.- Crea el hábito de cargar todos los dispositivos familiares en tu habitación y asegúrate de que ahí esté el modem

De esta manera habrá una hora fija para que recojas los dispositivos, además si tus hijos se niegan, podrás desconectar el módem y los dejarás sin internet. Así los obligarás a respetar su horario de descanso y tiempo para otras actividades. 

9.- Reglamenta donde se podrán y donde no se podrán usar los dispositivos electrónicos

Ya hablamos del tiempo de convivencia, pero qué tal cuando van rumbo a la escuela o de regreso, cuando están trabajando en un proyecto escolar, sabemos que la tecnología les ayuda, pero también puede ser un distractor y disminuir su rendimiento, así que verifica que realmente esté usando adecuadamente la herramienta o retírala. 

10.- Sé un usuario responsable

Difícilmente podremos exigirles a los hijos o establecer reglas sobre los dispositivos electrónicos si nosotros vivimos pegados a ellos. Trata de limitar el tiempo que pasas en internet, dedica tiempo a otras actividades, pasa horas con el teléfono lejos y apagado en la medida de lo posible. Podrás decir mucho, pero nada impactará más a tu hijo como tu ejemplo. 

Confiamos en que estas medidas harán que la tecnología no se vea como una prioridad o una necesidad para tus hijos, sólo como una herramienta de ayuda en sus actividades cotidianas. 

Recomendados
Recomendados
Publicidad