Te recomendamos

Deja de fingir que estás bien. Mira cómo liberarte del dolor para volver a sonreír


¿Alguna vez te ha pasado que algo te lastima pero sabes que debes seguir adelante? La vida es así, nadie está exento de sufrir pero esto también quiere decir algo que hemos olvidado : a veces no estamos bien y NO tenemos por qué esconderlo ¿Por qué finges que estás bien cuando todo se complica?


La fuerza de voluntad nos ayuda a que podamos lograr todo y a eliminar el sentido de culpa pero ¿sabes? Está bien estar mal o sentirte mal, la clave es expresarlo para que te puedan ayudar, para que no te sientas como una olla de presión a punto de estallar. No es tu obligación vivir como si no pasara nada, como una mujer perfecta a la que nada le afecta. 


Hay muchas mujeres que son madres y se llenan de tareas del hogar, el trabajo y más, acaba el día y se sienten exhaustas, desesperadas por lo que hicieron y lo que todavía tienen que hacer al día siguiente ¿por qué hacen todo solas? Hay tareas que los hijos o la pareja pueden hacer, no todo depende de ellas. 

Otro ejemplo es el siguiente. Una mujer tiene a un esposo enfermo, lo ama, lo cuida, hace lo posible por ayudarlo a recuperarse y más, trata de no preocuparlo pero al paso del tiempo se siente cansada. Sentirse así no la hace una mala persona, es un ser humano que igual se cansará, habrá días buenos y días malos, la vida es así, no pasa nada si lo expresa, pero si lo guarda sólo hará el problema más grande. 


En la vida podemos enfrentar un sinfín de situaciones que nos provocan dolor, no nos damos por vencidos y seguimos adelante como si todo estuviera perfecto, mostramos una sonrisa y por dentro nos sentimos deshechos. Claro que la fuerza de una persona está en su interior pero no somos seres insensibles, tenemos sentimientos, sueños, deseos. Claro que sería fácil tirar la toalla ante las adversidades, pero no, es válido seguir adelante y no ocultar lo difícil que es. 

Se vale sufrir, se vale llorar, dejar que todo eso salga para poder relajarnos y seguir adelante. ¿Estás pasando por algo difícil? Lo vas a superar, pero pide ayuda, tienes a muchas personas que te aman y se preocupan por ti, no tienes que hacer el trabajo tú sola.

Si no te sientes bien, no finjas los contrario, hacerlo sólo te convertirá en tu peor enemiga pues tú misma provocarás que ese sentimiento de dolor crezca. No le des la oportunidad, apóyate en tus seres queridos y verás que esos problemas sólo serán un mal y lejano recuerdo. 
Recomendados
Recomendados
Publicidad