Te recomendamos

El síndrome de “la otra”. Estas son las razones para NUNCA ser la amante


Cuando hablamos de “los amantes”, pensamos en que es algo malo por el daño que hace a las familias, pero ¿has pensado en el daño que le hace a la persona que asume ese papel? Hoy quiero compartirte una serie de reflexiones y consejos sobre por qué NUNCA deberías aceptar ser el o la amante de una persona, podría ser una fantasía que terminará destruyéndote la vida.


Es probable que los problemas en una pareja orillen a alguno de los dos a buscar consuelo en alguien más, pero ¿por qué no solucionar esos problemas antes de pasar a lo otro? O ¿por qué te conformarías con menos de lo que mereces? 



Claro, todos queremos encontrar el amor, pero si esa persona tiene un compromiso como el noviazgo o el matrimonio, ahí ya estamos iniciando mal, pues estamos hablando de alguien que no es capaz de afrontar sus problemas, si no fuera así, no los estaría evadiendo, les pondría punto final.

La relación con alguien prohibido puede ser tentadora, solo le verás de vez en cuando y por el poco tiempo que tienen lo disfrutarán en grande, habrá detalles, algo de amor…pero podría terminar en cualquier momento. Permíteme compartirte 7 razones de por qué nunca debes convertirte en un o una amante : 

1.- Siempre serás vista como el o la “rompe-hogares”

Si tu pareja termina su relación para estar contigo, todos te culparán por haberle alejado de su ex y de sus hijos si es que los tenían. Sentirán que tú le orillaste a terminar su antigua relación y no entenderán que el problema era de ellos, no tuyo. Su familia y sus amigos podrían rechazarte. 

2.- Su tiempo juntos será limitado

Olvídate de pasar aniversarios, cumpleaños, de algunas vacaciones juntos. Como tu relación es algo prohibido, no permitirá que los vean juntos y que alguien alerte a su expareja, se avergonzará de ti.

3.- Puede ser una promesa sin cumplir

Te pondrá mil pretextos para justificar que no puede dejar a su pareja. La estabilidad económica, los hijos, la casa, te dirá que su pareja no le quiere dar el divorcio…pero eso no es verdad. No le deja porque no quiere.



4.- Te pueden dejar de un día a otro

Imagínate que la pareja descubra su relación contigo. Algunas perdonan, él o ella dirá que fue un error, que realmente no te amaba, que no sabía qué estaba pensando, te hará ver como el malo o la mala y la pareja hasta puede buscarte para reclamarte, golpearte o algo peor.

5.- Las verdaderas relaciones no son perfectas

Sí, el tiempo que pasan es increíble porque sólo te toca ver su buena cara, su mejor humor. Pero sabes bien que eso no es una verdadera relación, esa persona no se estará comprometiendo contigo realmente y vivirás en un espejismo.

6.- Vivirás con la culpa y el remordimiento

Aunque quieras creer que todo está bien y que tendrás un final feliz, lo más seguro es que te conformes con lo que tu pareja te da y que sufras en silencio, que llores en las noches donde no esté a tu lado y que pienses en el daño que esta relación le está causando a su familia. 

7.- Demuestras baja autoestima 

¿Por qué conformarte con las sobras de una persona? Aceptar una relación a escondidas y sin libertad demuestra que no te crees digno o digna de tener todo el paquete. Sólo puedo decirte que vales mucho, mereces una persona que te ame con todo su ser, que te haga su prioridad, que camine a tu lado orgulloso u orgullosa de ti, que esté contigo en todo tipo de momentos. En el amor tú decides cómo ser feliz, no permitas que alguien más te limite por sus miedos e inseguridades. 

Sé que hay muchos motivos por los cuales podrías caer en una relación de estas, pero siempre hay un momento de recapacitar, no por el daño que hagas a otros sino por el que te harás a ti. Ámate, no te conformes con menos de lo mejor.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad