Te recomendamos

Mira cómo educar a tus hijos sin maltratarlos. Crecerán alegres y exitosos


El maltrato infantil es un problema muy grave que se enfrenta en la sociedad actual, el día de hoy vemos sorprendidos el número tan alarmante de casos en los que menores son abusados física y psicológicamente por sus propios padres, familiares o amigos cercanos a la familia que aprovechan la cercanía y confianza para lastimar y manipular a los menores. Definitivamente este brutal fenómeno tiene graves consecuencias durante la etapa adulta de la víctima, las cuales pueden durar toda la vida; los tipos de maltrato más comunes son el físico, psicológico, abandono o negligencia y el abuso íntimo, es sin duda una de las maneras más crueles y desalmadas para criar a los hijos, pues lejos de brindarles la protección, el amor, la salud y la educación a la que tienen derecho, son guiados hacia una vida llena de miedo, miseria y dolor. 


Este tipo de maltrato no conoce clases sociales, a veces ni siquiera distingue la edad, pues también muchos adolescentes sufren de abuso físico cuando pasan por esta etapa en la que se sienten confundidos con todos los cambios que ocurren dentro y fuera de su cuerpo, tristemente el peligro muchas veces se encuentra en la propia casa, pues muchas veces depositamos la confianza en personas que terminan lastimando a los niños o jóvenes. 



Aprende a proteger a tus hijos, no dejes que estén solos con personas que no conocen o con quienes no se sienten cómodos, no obligues a los pequeños a tener contacto físico con ningún adulto, pues podrías estar creando un conflicto en su mente. 

Recuerda que los niños son seres frágiles, sensibles y vulnerables, por ello debes prestar mucha atención a las personas con quienes permites que tu hijo tenga un contacto cercano; apóyalo y edúcalo para que el aprenda a defenderse en una situación de riesgo; proporcionarles un ambiente seguro es elemental para que desarrollen sus capacidades al máximo y no crezcan rodeados de traumas y miedos: 

1. Trabajar en la autoestima de los niños

No humilles a tus hijos por cometer errores, recuerda que son niños y están aprendiendo a ser autosuficientes poco a poco; es tu tarea como padre ser paciente y hacerle ver al pequeño que existen muchas maneras de hacer las cosas y resolver los problemas que se le presenten. Se paciente y evita decir palabras ofensivas, las frases como “quítate yo  lo hago” “Eres un tonto” “No sirves para nada” porque eso dañará su autoestima para siempre. Corrige sus errores, pero también festeja e impulsa sus logros; siempre hazlo con calma, amor y sobre todo dales a tus hijos un voto de confianza; no hagas las cosas por ellos, muéstrales cómo o jamás se sentirán capaces de resolver nada por sí mismos. 

2. Dejarles claro que son dueños de su cuerpo

Muéstrale valores fundamentales como el respeto al espacio personal, hazles saber que son dueños de su propio cuerpo y aprende a conocer las expresiones y emociones de tus hijos para evitar incidente que les hagan sentir incómodos; no suena ni se ve igual el llanto de berrinche que las lágrimas de miedo. Cuando tu hijo se porte distante ante un adulto de tu familia o un conocido analiza el porqué, puede que el niño perciba algo que los demás pasan por alto, tal vez el contacto físico que tiene cierto individuo hacia él es inapropiado y por ello prefiere mantenerse lejos. 



3. Respeta su individualidad: Tu hijo no es una extensión de ti

Es importante que tu hijo aprenda a poner límites, recuerda que está aprendiendo a conocerse, desarrollar su personalidad, aprender lo que les gusta, les molesta o les hace sentir inseguros. No los obligues a realizar actividades que les asusten o que no disfruten por el hecho de realizar tus sueños frustrados. Recuerda que es momento de que ellos disfruten, tu deber es protegerlos para que puedan realizar sus sueños y vivir tranquilamente en un ambiente donde no corran peligro. Enséñales que son capaces de tomar sus propias decisiones y hazle saber que no importa lo que pase, siempre tendrá tu apoyo. 

4. Hazle saber que puede confiar en ti

La comunicación con los hijos es muy importante, desde muy temprana edad debes hablar con tu hijo para que sepa que es importante para ti como padre o madre de familia; es necesario hacerle ver al niño que cuando esté en su hogar nada puede dañarlo y que no importan las palabras amenazantes de los que estén allá afuera, sus dos padres siempre harán cualquier cosa para protegerlo. La mayoría de los niños que sufren abuso a temprana edad suelen confesar su horrible experiencia en la adolescencia o incluso en la etapa adulta, por miedo al rechazo de sus padres o temor a que piensen que están mintiendo. 

Demuestrales a tus hijos que lo más importante para ti son ellos y que todo lo que digan es valioso para ti. 

5. Evita los gritos para llamar su atención

Gritar es un método de enseñanza cruel y que provoca un sinfín de inseguridades en los hijos, lejos de ser una solución “rápida” para captar la atención del niño, éste se bloquea. Las conductas agresivas le enseñan al niño a ejercer la fuerza y la violencia verbal para comunicarse con los demás y hacer su voluntad, lo cual no es nada saludable. El niño además puede someterse a altos niveles de estrés, así como dañar su autoestima y aprendizaje. 

6. La violencia jamás es la solución

Muchas víctimas de maltrato suelen tomar el tipo de actitudes violentas que sufrieron en la infancia, por algo muy sencillo: aprendieron con el ejemplo. Nosotros como adultos debemos ser capaces de controlar la ansiedad, el enojo y la agresividad, todo con tal de evitar dañar a nuestros hijos y así demostrarles a ellos que es posible actuar de manera correcta ante situaciones incómodas. No maltrates a tus hijos con golpes, no lo eduques con violencia ni verbal ni física, pues eso lo condenará a una vida de maltratos y burlas, es tu responsabilidad brindarle apoyo, amor y reconocer su valor como ser humano.

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad