Mira los 4 tipos de mentirosos que existen y cómo identificarlos


“El problema de las mentiras es que siempre se descubren” una frase que me parece muy acertada, pues tarde o temprano la verdad sale a la luz. Me parece sumamente curioso el hecho de que algo tan dañino como decir mentiras, resulte tan común ¿Sabías que la mayoría de la gente miente en promedio 7 veces AL DÍA? Es impresionante, ya que aún siendo conscientes de la deslealtad, muchos hacen de esta acción un hábito, ya que brinda una sensación de control, satisfacción o la evasión de un problema de manera rápida, aunque claro que trae consecuencias, pero éstas llegan mucho tiempo después. 


Mucha gente utiliza las mentiras como un mecanismo de defensa, ya que tratan de quedar bien con todo el mundo para ganar aceptación, sin embargo, cuando se descubre su verdadera naturaleza, la gente se vuelve desconfiada y difícilmente consideran nuevamente al mentiroso como alguien de fiar. La mentira daña, es sinónimo de traición y deslealtad; de algún lado he escuchado que una persona que miente se siente capaz de manipular a quienes cree tontos o inferiores, para así obtener un beneficio, mientras que otras personas lo hacen con la equivocada intención de proteger a quienes aman, sin embargo, no hay bondad ni justicia en la mentira. 



Pero ¿Por qué se dicen mentiras en realidad? Pues muchas personas lo hacen por estas distintas razones: 

● Para no enfrentar las consecuencias de sus actos

● Para probar las reacciones de los demás

● Por despecho o venganza

● Para lastimar a los demás

● Para aparentar ser alguien mejor

● Por hacer sentir bien a alguien más

● Por costumbre

Quizá sea hora de analizar y reflexionar los tipos de personas mentirosas con las que nos encontraremos en la vida:

1. Mentiroso ocasional

Una persona que por lo general recurre a la mentira como medio de escape o para salir de una situación incómoda. No es muy bueno haciéndolo y puede ser descubierto fácilmente. 

2. Mentiroso frecuente

Dice mentiras más seguido, pero no es muy bueno recordando cada una de ellas, por lo cual terminará tejiendo una red de engaño, tapando siempre una mentira con otra; sin embargo aquello que dice lo puede improvisar muy bien por lo cual es difícil no creerle, sin embargo no da detalles y es ahí donde pueden descubrir la deshonestidad de un mentiroso frecuente. 

3. Mentiroso sigiloso

Como lo indica el nombre es una persona que ha aprendido a mentir con uso de razón y por lo general recuerda lo que ha dicho a cada una de sus “víctimas”. La gente suele caer ante sus engaños debido a que planea cuidadosamente cada una de las palabras, expresiones y posibles respuestas de aquellos a los que busca manipular; por supuesto que hay personas que no le compran sus “cuentos” pero a pesar de eso no se rinde, ya que siempre buscará enredar a más personas para lograr sus objetivos. Vive rodeado de mentiras. 

4. Mentiroso compulsivo

Es una persona que ha desarrollado una especie de enfermedad o patología respecto a las mentiras, ha vuelto el engaño un hábito, así que aunque la verdad sea más fácil de decir y enfrentar, suele mentir por costumbre o falta de control. Este comportamiento es sumamente destructivo y revela una gran inseguridad y falta de madurez en quien lo padece. 

Si te has identificado o has visto que alguien cercano a ti cae en la categoría del mentiroso compulsivo lo más recomendable es pedir ayuda o acudir a terapia, ya que este se puede convertir en un serio problema de conducta e incluso puede llegar a lastimar las relaciones que se tienen con los demás.

¡Qué lo pasen bien!

Recomendados
Recomendados