Mira que debes hacer cuando sientas culpa por dejar a tus hijos mientras trabajas


Es complicado criar a los hijos, ya que es una responsabilidad que requiere de bastante tiempo y esfuerzo, además de que hoy en día cada vez más mujeres se hacen cargo del hogar junto con su pareja o en algunos casos, es únicamente la madre quien debe sacar adelante a los hijos, tanto económicamente como emocionalmente, por lo que es inevitable para muchas de estas mujeres sentir culpa por no tener suficiente tiempo disponible para pasar al lado de sus pequeños. 


Algunas inclusive se sienten hasta cierto punto egoístas por querer seguir desarrollándose profesionalmente aún después del nacimiento de sus pequeños, sin embargo es importante aclarar que el rol que desempeña la mujer en la crianza de los hijos es tan importante como el de los padres, por lo que es necesario dejar a un lado la frustración para enfocarse en lo positivo que representa que la mujer aporte sustento al hogar, ya sea soltera o que tenga el apoyo de su pareja. 



Es importante señalar que tanto la madre trabajadora, como la madre que se dedica exclusivamente al hogar suele tener una gran responsabilidad y también frustraciones que se hacen presentes con el paso del tiempo, cuando los hijos van creciendo. No es necesario frenar nuestro desarrollo profesional con la llegada de los hijos, lo mejor es realizar trabajo en equipo y tener en mente lo siguiente para no dejarse atrapar por la culpa, ya que los padres siempre tratamos de tomar las decisiones que consideramos mejores para apoyar a nuestros hijos. 

1. Piensa en positivo

Siempre considera que la decisión que has tomado es la mejor para ti y tu familia; es muy común pensar que eres una mala madre por estar lejos de tu bebé durante tanto tiempo, sin embargo es importante considerar que es justo lo contrario, ya que buscas lo mejor y para lograrlo es necesario sacrificar algunas cosas. No pienses que eres egoísta, solamente plantea que ser madre no es la única responsabilidad en tu vida. 

2. Ignora las críticas destructivas

Muchas veces las amistades y la familia suelen juzgar duramente a aquellas mujeres que a pesar de tener pareja deciden continuar trabajando, no en el caso de las madres solteras quienes no tienen otra opción; pero independientemente cual sea tu caso, no dejes que las críticas de los demás te hagan dudar sobre tus decisiones, solamente tú sabes lo que será bueno para tu pequeño, para tu familia y para tu desarrollo personal. Ten presente siempre el porqué de tus decisiones y no dejes que lo malo te afecte. 

3. Deja a tu hijo a cargo de alguien responsable y de tu plena confianza.

El sentimiento de culpa que sienten algunas madres puede deberse a que han dejado a sus hijos en manos de alguna persona desconocida, en alguna guardería y no están seguras de que los pequeños están recibiendo el mejor trato o la atención suficiente. Antes de dejar a tu hijo al cuidado de alguien, asegúrate de que esté protegido; muchas madres se sienten más cómodas al ver que sus hijos están a cargo de algún familiar cercano, pero si no tienes esa ventaja, asegúrate de informarte bien sobre una guardería o lugar que tenga buenas referencias donde se trate a los niños con amor, atención y buenos cuidados. 

4. Dale tiempo de calidad

Cuando llegues a casa trata de convivir lo más que puedas con tu hijo, dale tiempo de calidad, dejando a un lado el estrés, los problemas laborales y los pleitos con la pareja para dedicar toda la atención positiva hacia el pequeño; hazle saber siempre cuánto lo amas siendo amable y cariñosa, pero sin olvidar que es importante poner límites a los malos comportamientos, recuerda que no por estar fuera de casa mucho tiempo, vas a permitir malos comportamientos; los niños que crecen sin reglas, suelen volverse insufribles y no aprenden a valorar lo que tienen. 

Tampoco trates de compensar tu ausencia dándoles todo lo que te piden, pues es mejor darles tu atención que llenar a los hijos de cosas materiales. 

5. Explícale la situación a tu hijo conforme pase el tiempo

Para que tu hijo no crezca resentido hacia tu ausencia es necesario explicar de acuerdo a su edad los motivos por los cuales estás trabajando, no siempre le digas que se trata de lo material, dile que su educación y su bienestar es importante para ti y que por ello tienes que dividir un poco tu tiempo. Pero siempre demostrando con hechos que el tiempo que pases con él, lo aprovecharás al máximo para conocer sus habilidades e inquietudes. 

6. Si es posible trabajar y ser buena madre

Quítate de la cabeza la idea de que eres mala madre por estar lejos de casa algunas horas, piensa que aunque estés pasando por un gran desafío no eres la primera ni la última mujer que ha tomado esta difícil decisión, y que no por ello te conviertes en una persona egoísta. Los retos que cada persona enfrenta son distintos y aunque estés en casa todo el día con tu bebé, siempre habrá frustraciones y sentimientos encontrados respecto a las decisiones tomadas.

No te juzgues y recuerda que al momento de tener hijos, la vida cambia y únicamente tú sabes que será lo mejor para ellos.

Recomendados
Recomendados