Te recomendamos

¿Por qué se acaba el amor? Esto es lo que tienes que hacer para que dure para siempre


El amor es una carrera de resistencia, pues aunque entra en nuestras vidas con gran intensidad, todos aquellos que apresuran el paso y se juran estar eternamente enamorados suelen fracasar y dejarse vencer por la rutina y el paso del tiempo, sobre todo cuando se es joven. En algunos de mis viajes me he encontrado con matrimonios que llevan años juntos, algunos viven en armonía, con respeto y proyectan amor y felicidad; otros en cambio están llenos de amargura, de reproches y se nota a kilómetros que no se soportan el uno al otro, lo cual me parece bastante triste; muchas veces no nos damos cuenta hasta que el amor se ha escapado por la ventana, pero ¿Por qué termina el amor?



En realidad lo que conocemos como “amor”  suele ser un término confuso, pues muchos se juran ya locamente enamorados a los pocos meses de haber comenzado su relación, sin embargo, existen en realidad 4 etapas o fases por las que pasa una pareja antes de poder decir que realmente han alcanzado la madurez emocional y considerarse plenos en el amor, y aquí te explicaré cuales son: 



1. Enamoramiento

Es la primer fase por la que pasan las parejas, donde todo es color de rosa, los sentimientos están a flor de piel y pareciera que la felicidad jamás terminará, pero en realidad todos estos comportamientos obedecen a ciertas reacciones químicas producidas por el cerebro. No hay aún un lazo más allá del deseo impulsado por la liberación de hormonas que producen la sensación de bienestar. Claro que muchas parejas confunden este proceso con el amor, sin embargo, esta etapa está muy lejos de la racionalidad, pues uno de los químicos liberados estabiliza el humor y desactiva regiones cerebrales relacionadas con la lógica, por ello es muy común decir “Estoy loco por ti” e incluso han sacado frases como “Amor a primera vista” y “El amor es ciego”. 

Como explica la Doctora Theresa Crenshaw en su libro “La alquimia del amor y la lujuria” El enamoramiento puede llegar con una fuerza inmensa y claro, las caricias y el contacto físico, tiene mayor importancia en esta etapa, la cual puede llegar a durar entre 2 y 3 años.  

2. Amor romántico

El amor romántico, tal y como lo describe la investigadora Helen Fisher de la Universidad de Rutgers, Nueva Jersey, durante el proceso del enamoramiento, existe fuerte actividad cerebral en la región que se encarga de controlar las conductas de supervivencia como comer, beber, la necesidad de protección e impulsos románticos físicos, por lo cual el llamado “amor romántico” se convierte en una necesidad imposible de evitar. Por ello no es recomendable tomar una decisión importante o duradera durante una etapa pasajera. 

3. Compromiso

Tras haber pasado la euforia inicial de la relación romántica, surge una especie de crisis, la cual muchas veces puede alejar a la pareja, ya que las dudas comienzan a hacerse presentes conforme la racionalidad se hace presente, ya que muchos al ver que van disminuyendo los deseos físicos que se van sustituyendo por emociones más relajadas y pueden ocurrir dos cosas: Se solucionan los conflictos y dudas como el temor a la infidelidad, se refuerza el compromiso y la exclusividad en la pareja o por el contrario, la crisis puede acabar con la tolerancia de una de las partes, por lo cual la ruptura se vuelve la solución. 

Muchas parejas llegan a este punto y sienten que el romance se ha terminado, y en efecto el enamoramiento y el romanticismo exagerado ha llegado a su fin, pero en realidad, el verdadero sentimiento de amor, llega al final de estas 3 etapas. 


4. Amor maduro

Como mencionaba anteriormente, si la crisis se ha superado, entonces la pareja alcanza la fase del amor maduro, esta unión es posible únicamente si se ha desarrollado la confianza, la lealtad y la toma de decisiones basadas en la razón y no en las emociones exaltadas, el verdadero amor ha surgido una vez que todas las adversidades han sido superadas. Este amor se basa en el respeto, el apoyo mutuo y únicamente es posible cuando se conocen las virtudes y defectos de la persona con la que se está dispuesto a compartir la vida. La perseverancia, la tolerancia, la paciencia y la lealtad, abrirán paso a este bello y noble sentimiento, donde lo primordial no es la satisfacción física, sino la comprensión, la paz y la atención a las necesidades mutuas. 

En conclusión el amor no acaba, lo más probable es que si has sufrido el rechazo a causa de los repentinos cambios de tu pareja tal vez sea porque el romanticismo y el enamoramiento estén llegando a su fin, lo puedes notar en su humor, o porque algunas veces ya no quiere que pasen tanto tiempo juntos, o se porta menos cariñoso, menos detallista e incluso menos romántico; quiere decir que el vínculo hormonal que los unía es más débil cada día, y que el compromiso y el amor maduro nunca llegaron; suele ser muy común y sí, también doloroso para la persona que realmente quería seguir luchando por mantener esa llama encendida, pero como todo ser maduro, hay que aprender a retirarnos en el momento necesario.

El amor es algo único, sin embargo más que ser un vehículo es un objetivo, ya que éste no surge de la nada, pues el verdadero es aquel que se va construyendo poco a poco con la confianza, el respeto, los objetivos en común y con la voluntad de querer cuidarse el uno al otro. El amor evoluciona, pues es una llama viva que cuando se alcanza, es capaz de abrazar y proteger a todo aquel lo suficientemente perseverante para merecerlo. 

Recuerda que “El verdadero amor es mucho más que sentir. Es una decisión diaria que hay que tomar”

Recomendados
Quizzes
Recomendados
Publicidad