¿Se puede amar a dos personas a la vez? ¿Es amor o solo tentación?


Ya hemos definido en anteriores ocasiones que no es lo mismo amor que enamoramiento, pues son dos etapas distintas en la formación de una pareja y en la construcción de una relación. Sin embargo hemos visto cientos de casos en los que con el paso del tiempo la fuerza del enamoramiento se va convirtiendo en un simple recuerdo en incluso puede llegar alguien más que reviva ese sentir, haciendo que surjan las dudas y los remordimientos sobre si es o no correcto tener estas emociones anteriormente vividas al lado de la pareja. 


Es común hasta cierto punto tener estas dudas, sin embargo no debemos caer en el error de abandonar todo por una emoción pasajera. No se trata de haber encontrado un “nuevo amor” o al “verdadero amor” recuerda que ya anteriormente se han experimentado estas vivencias, pero con el paso del tiempo, toda relación con un futuro estable y prometedor, termina siendo más relajada, tranquila y comprometida. 



A continuación explicaré algunas de las posibles causas del amor hacia dos personas:  

1. Se “ama” en dos etapas distintas

Todas esas personas que sienten amor por dos personas a la vez, siendo una la pareja actual y “el otro” o “ la otra” alguien que ha entrado recientemente a su entorno laboral o a su círculo social, suelen estar viviendo al mismo tiempo la etapa del enamoramiento que comprende la química, las atracción y toda la emoción de conocer a alguien con quien existe cierto grado de compatibilidad, junto con el amor maduro que han ido formando con su pareja de años. Es posible confundirse y sentirse indeciso ante la fuerza con la que llega el enamoramiento después de tanto tiempo de haber encontrado mayor estabilidad y haberse estancado en la rutina, por ello muchas personas suelen tomar decisiones equivocadas basadas en un impulso puramente hormonal. 

Sí es posible sentir esa atracción hacia una persona nueva, pero es tan fuerte el nivel de compromiso al que se ha llegado con la pareja actual (ya sea matrimonio o noviazgo) que se siente cierta culpabilidad debido a que la sociedad nos ha acostumbrado a ver este tipo de sensaciones y pensamientos como una cierta infidelidad, pero ¿Es realmente posible? 

2. La atracción hacia otra persona es hasta cierto punto normal

Aunque parezca extraño, la atracción es una reacción química y hormonal que no se puede controlar, así que es posible sentir que nos gusta alguien más además de la pareja actual; en una investigación realizada por el psiquiatra y psicoanalista Otto Kernberg  sobre las relaciones amorosas, ha llegado a la conclusión de que quienes caen en este fenómeno, van en busca de cualidades en la “nueva” pareja  que no están siendo cubiertas en su relación actual; sin embargo esta sensación de euforia en la que se revive el enamoramiento no suele durar mucho y pocas veces llega al amor maduro, ya que en la sociedad actual no son bien vistas este tipo de conductas, además la culpabilidad y el temor a perder lo que se ha construido con el esfuerzo de años con la pareja actual, es algo que no cualquiera se atreve a dejar ir. 



3. No es lo mismo sentir algo que actuar al respecto

Ahora cabe aclarar una última cuestión: Es normal e incluso biológicamente natural sentirnos atraídos a dos personas al mismo tiempo, sin embargo nosotros como seres racionales somos capaces de dejar a un lado eso conflictos personales y no actuar de acuerdo a nuestros impulsos, por lo que no hay pretexto alguno para cometer una infidelidad. El sentir ganas de “matar” a una persona que ha hecho algo malo no quiere decir que en efecto, vayamos a ir y tomar la vida de ese alguien. Simplemente es un impulso que llega al cerebro, pero como mencionaba antes, nuestra capacidad de decidir nos puede ayudar a rechazar cualquier conducta reprobable que pueda alejarnos del amor verdadero. 

¿Qué se puede hacer si se tiene esa sensación de enamoramiento hacia otra persona?

Lo más saludable es hablar al respecto, la persona que está teniendo el conflicto emocional debe plantear a su pareja lo que ocurre, es necesario tener la mente abierta y no juzgar al otro, ya que es una idea difícil de procesar para ambos. 

Se pueden llegar a acuerdos y retomar ciertas actividades que fortalezcan la unión, el amor y que revivan la atracción, para así evitar conflictos o peor aún, una deslealtad e infidelidad hacia la pareja. 

Recuerda que como seres racionales somos capaces de dejar los instintos a un lado y elegir lo que es mejor para nosotros y para la persona con quien hemos decidido compartir nuestra vida. Espero que este planteamiento les ayude a resolver este complejo y doloroso dilema. Que pasen un excelente día.

Recomendados
Recomendados