¿Siempre te sientes cansada? Mira cómo desintoxicar tu cuerpo y llenarte de energía


El organismo tiene la capacidad de regenerar las células de manera regular, pero esto solamente es posible si consumimos los alimentos adecuados y aprendemos a mantener una rutina saludable, ya que con el paso del tiempo nuestro metabolismo así como la producción de nuevas células se vuelven procesos más lentos. La sociedad actual está viviendo un momento en el que la falta de tiempo y los malos hábitos alimenticios amenazan la calidad de vida y cada vez es más común ver gente que padece enfermedades relacionadas con los elevados niveles de toxinas en el organismo. Pero antes de continuar, me gustaría definir ¿Qué son las toxinas? Estas son pequeñas moléculas o sustancias que tienen cierto nivel de “veneno” se podría decir, pues si se encuentran en exceso en el organismo, pueden resultar nocivas para la salud. 


Es importante tomar en cuenta que las toxinas son inevitables de consumir, ya que muchas de ellas se encuentran en alimentos de origen animal: pescado, carne, pollo, productos lácteos, etc. Sin embargo, si se lleva una dieta balanceada y se consumen suficientes vegetales y frutas, así como alimentos ricos en fibra y antioxidantes es posible deshacernos de todo lo que el cuerpo no necesita; el problema es cuando la falta de tiempo y el ritmo de vida acelerado no nos permite alimentarnos sanamente. Esto solamente ocasiona que nuestro cuerpo se convierta en una bomba de tiempo y que este malestar se vea reflejado en distintos aspectos de nuestra vida cotidiana. 



Si te has tenido alguno de estos síntomas, tal vez tu cuerpo esté lleno de sustancias que no necesitas:

1. Fatiga y aumento de peso

El cansancio y la fatiga crónica están estrechamente relacionados con el aumento de toxinas en el cuerpo, ya que si el cuerpo no tiene los elementos necesarios para deshacerse de lo que no necesita, debe poner mayor energía y trabajar el doble para eliminar toxinas. Otro problema relacionado es el aumento de peso, pues por lo general la respuesta de quien siente ese cansancio y sueño excesivo es tomar café (que provoca inflamación y retención de líquidos) y consumir altas cantidades de azúcar, todos sabemos que las calorías que no son desgastadas mediante la actividad física se convierten en reservas de grasa en el cuerpo. La fatiga y los niveles de toxicidad elevados pueden provocar también dolores de cabeza constantes. 

2. Mal aliento

El mal aliento es un padecimiento común en las personas que tienen altos niveles de toxicidad en su cuerpo; muchas veces son causados por bacterias alojadas en la boca, provenientes de los restos de comida, sin embargo también significa que el hígado está tratando de eliminar las toxinas del cuerpo y esto provoca el mal aliento. 

3. Estreñimiento

La falta de fibra en el cuerpo es lo que causa el estreñimiento, sin embargo, este problema puede llegar a provocar un aumento en la toxicidad del cuerpo, ya que los desechos que no son eliminados a tiempo se van acumulando en el colon y esto afecta de manera negativa en el cuerpo.

4. Acné o erupciones en la piel

Es posible darse cuenta de ello cuando se tenía una piel saludable y en poco tiempo se comienzan a notar erupciones en la piel como barros y espinillas, inflamación y mala circulación; la mayoría de las veces se debe a la mala alimentación. 

Es necesario someterse a un examen médico para estar seguros de que realmente se está sufriendo por un exceso de toxinas; pero de igual manera es una buena opción comenzar a cambiar nuestros hábitos alimenticios eliminando de nuestra dieta las comidas rápidas y todos esos productos ricos en azúcar y grasas. Aquí dejaré unas cuantas recomendaciones para volver a activar tu organismo y mantenerte saludable. Recuerda que con esfuerzo y disciplina todo es posible: 



1. Consume frutas, verduras y alimentos ricos en fibra

Esto ayudará a activar tu sistema digestivo y eliminar toxinas en forma de desechos, con eso evitarás un colon tóxico y el estreñimiento. Incluye en tu dieta jugos verdes, frutas como la manzana, la piña, papaya y toronja. El jugo de limón natural también es ideal para regular la acidez en tu cuerpo y matar bacterias estomacales; procura comer verduras crudas como espinacas, zanahorias, jengibre consume también betabel, que te ayudará a purificar la sangre y tiene un alto contenido de hierro. 

2. El agua limpiará tu organismo

Es necesaria para mantenerte hidratado, pero además te ayudará a eliminar toxinas a través de la orina.

3. Elige los lácteos bajos en grasa

Alimentos como el yogur griego (bajo en grasa y con probióticos), la leche baja en grasa o queso fresco son buenos para aportar protección al estómago y ayudan al fortalecimiento de la flora intestinal. 

4. Limpia tu hígado con jugos naturales

Consumir jugos verdes y combinaciones saludables con frutas altas en fibra, hierro, vitamina C, entre otros nutrientes, es una manera efectiva de proteger nuestro organismo y eliminar efectivamente las toxinas. 

5. Haz algún ejercicio mínimo 30 minutos al día

Las toxinas también pueden ser eliminadas mediante el sudor, y el ejercicio es una manera ideal de lograrlo; además de fortalecer nuestros músculos y tendones, ayuda a que la sangre circule correctamente debido a la aceleración del ritmo cardíaco durante la actividad física, además que ayuda al buen funcionamiento del intestino. Es necesario practicarlo mínimo 30 minutos. 

Espero que estos consejos ayuden a mejorar tu calidad de vida y la de tu familia.

Recomendados
Recomendados