10 graves errores que los padres cometen cuando se separan. Los hijos son los más afectados


Cuando una pareja se separa y tiene hijos, busca hacer lo posible para no lastimarlos. El problema es que en la práctica y en la convivencia diaria, caen en una serie de errores que pueden marcar a los niños para toda la vida.

Hoy quiero aprovechar este espacio para hablarte de las conductas que más lastiman a tus hijos en un divorcio. Es una pena que tu pareja y tú no puedan estar juntos, pero eso no es motivo para dejar de dar lo mejor a los niños, pensando en su bienestar y en su desarrollo. 


Es importante recordar que con el divorcio enseñamos a los hijos a separarnos de situaciones que pueden lastimarnos más. Les inculcamos que es importante estar bien con uno mismo o de lo contrario no podremos amar a los demás, que hay cosas que no podemos forzar pero que el amor por ellos no cambia.



Sé que hay muchas historias de divorcios trágicos, que destruyen a cada uno de quienes conformaban esa familia; en el caso de los niños eso ocurre por los errores mencionados en esta lista. Mi intención al presentártelos es que si te llegaras a separar de tu pareja, o si ya lo hiciste, la relación con tus hijos no se pierda. Aquí los errores más comunes de los padres divorciados: 

1.- Se les obliga a elegir entre papá y mamá


Es imposible hacer que el niño elija entre uno de los dos, porque ama a ambos. Claro que si papá o mamá cometió abusos, era muy frío con él o simplemente no estaba presente, el niño elegirá a quien sienta más cercano y amoroso. Los niños no son un premio por el cual compite la pareja.

2.- Se habla mal del padre o de la madre ausente


Estas ideas pueden sembrar en el niño sentimientos basados en mentira. Debemos aprender a separar el aspecto de padre o madre y de pareja, y reconocer que una cosa no va necesariamente ligada a la otra. Al niño le duele lo malo que se diga de cualquiera de sus progenitores porque sabe que viene de ellos y que, por ejemplo, si se dice que su padre era un bueno para nada él también tendrá esa característica. Respeta a tu expareja frente a tus hijos y trata los conflictos lejos de ellos, no arruines la relación que llevan con papá o con mamá.

Recuerda que los niños son muy inteligentes y se dan cuenta de todo, especialmente a medida que crecen y van entendiendo lo que ocurrió entre tu expareja y tú. El tiempo pone las cosas en su lugar. 

3.- Hacen sentir a los niños culpables de la situación


Las actitudes y el trato pueden decir más que palabras. Muchas veces los padres no aceptamos la responsabilidad de nuestros actos y buscamos que otros carguen nuestras culpas; los hijos pueden ser parte de los afectados. Es importante que aclares a tu hijo que el divorcio fue por un conflicto con tu expareja, no con él. 

4.- Se les presentan nuevas parejas constantemente


Es cierto que todos tenemos derecho a ser felices, pero cuando hay hijos debemos recordar que ellos se encariñan fácilmente, por lo que si la relación no funciona, les provocaremos un nuevo dolor al alejarles de ese ser. 

Lo ideal es esperar un tiempo, a que esa nueva relación sea estable, para presentar a la pareja con nuestros hijos.

5.- Se abusa de cuidadores o niñeras


Muchas veces el divorcio hace que padres o madres recurran a la búsqueda de apoyo para cuidar a los niños. El problema es que luego abusan de ese recurso y terminan por desconocer a su hijo, pues esa otra persona es quien pasa tiempo con ellos. 

Una opción es que tu expareja apoye en algunas labores del cuidado de los hijos, así ambos se mantienen presentes en la vida de los niños y crean un vínculo sano.

6.- El padre o la madre asume que por estar lejos de su expareja también debe alejarse de los hijos


Volvemos a lo mismo: una cosa es la relación con esa persona y otra la que llevamos con los hijos. Teniendo esto claro podremos mantener una buena comunicación. 

Si tu pareja te impide ver a tus hijos, hay recursos legales que pueden ayudarte, siempre y cuando no impliques un peligro para el bienestar del menor. Recuerda que es importante demostrar amor a tus hijos, eso no es algo automático; el amor y el respeto se ganan y sólo los lograrás con buena comunicación. Si te alejas, ellos aprenderán a estar lejos de ti física y emocionalmente. 

7.- Se obliga a los hijos a convivir con una nueva pareja


Claro que todo hijo quisiera ver a sus padres juntos, pero cuando eso no es posible puede ser difícil que acepten a una nueva pareja de alguno de los dos. Permite que sea el niño quien decida sobre esa relación, pues si lo fuerzas no funcionará y hasta podrías convertir esa convivencia en una terrible experiencia. Respeta la decisión de tus hijos y da pasos pequeños pero firmes.

8.- Papá y mamá difieren en la forma de educar a los hijos


Ustedes no dejarán de ser padres por estar separados y deben estar en la misma sintonía por el bienestar de los niños. Procuren decidir lo mejor para los menores y apóyense uno al otro para crear un frente común. 

Si el niño siente que uno es estricto y otro flexible, aprenderá a usar eso para su beneficio, alterará sus valores.

9.- No se distribuyen adecuadamente las responsabilidades


En la mayoría de los casos, cuando papá o mamá se van de la casa, el otro progenitor carga con la mayor parte de la responsabilidad sobre el cuidado de los hijos, pero el divorcio no quiere decir que “te vas y eres libre”.

Lo mejor es involucrarte en todos los aspectos de la vida de tus hijos, mantendrás una buena relación con ellos, tu expareja no sentirá que le cargas la mano y tus hijos verán que ambos son felices.

10.- Buscan sustituir el afecto con cosas materiales 


Algunos padres sienten culpa por todo lo que se pierden al no convivir con sus hijos e intentan  reponer eso con regalos materiales. Claro que eso hará feliz al niño pero será sólo temporal, pues nada supera el amor de mamá o de papá. 

Este hábito sólo alterará los valores del niño y le hará dar mayor importancia a lo que una persona tiene y no a lo que es en realidad. 

Recuerda que en un divorcio, además de nuestro dolor, debemos hacer espacio para pensar en el bienestar de los hijos y hacer acuerdos con nuestra expareja para darles la mejor vida posible en todos los sentidos.

Recomendados
Recomendados