4 preguntas que debes hacerte para mejorar tu vida. Empieza ahora mismo…


Me da una profunda tristeza ver como hoy en día la gente ya no tiene tiempo de nada, basa su vida en chismes, habladurías y una serie de cosas que realmente no traen nada más que sufrimiento, estrés y una actitud negativa a sus vidas. El día de hoy me gustaría enfocarme en cómo poner fin al pesimismo que inunda a toda la gente, no me parece justo.

El día de hoy quisiera plantear unas cuantas preguntas que te serán muy útiles para aprender a enfrentar y superar esos recuerdos, experiencias y sentimientos llenos de dolor y negatividad. 

1. ¿Vale la pena estar así?


Si notas que tu carácter se ha vuelto insoportable a causa de una idea negativa que ha llegado a tu mente, en lugar de amargar tu día y el de tus seres queridos, realiza la siguiente pregunta ¿Qué gano estando así? ¿Es bueno para mi o para mi familia? Trata de mantenerte en calma, y no te dejes vencer por esos malos pensamientos que no te dejan disfrutar de la compañía de tus seres queridos. No te tortures con ideas o preocupaciones innecesarias, ya que la mayoría de esos pensamientos negativos, rara vez se hacen realidad, son solamente un reflejo de nuestros miedos.

Primero analiza lo que te está afectando a tal punto que no puedes estar tranquilo con el resto de tus actividades, realiza un autoanálisis sobre todos los aspectos negativos y piensa si realmente vale la pena invertir tu tiempo en dichas preocupaciones. 

La mayoría de las veces, la respuesta será ¨No, no vale la pena¨ Por lo que solamente quedará una cosa por hacer: Toma las cosas con más calma.   

2. ¿Puedo hacer algo para cambiarlo?

Si el pensamiento negativo ha sido originado por un temor o problema del pasado, piensa si realmente puedes hacer algo para cambiarlo, recuerda que lo que ha quedado atrás, pocas veces puede ser modificado, y no por ello debe ocasionarnos conflictos para vivir el presente. 

Los errores que se han cometido en el pasado, no pueden ser cambiados, lo único que nos queda es la experiencia, y verlos como un aprendizaje necesario, no como un castigo divino que solamente busca atormentarnos. 

Recuerda que siempre es mucho más importante la manera en la que enfrentamos los problemas, no el problema por sí solo. 

3. ¿Cómo puedo mejorar mi actitud?

La reacción que tengamos ante las adversidades es lo que realmente nos marcará, para enfrentar un pensamiento negativo, es necesario dejar de verlo como una amenaza, no dejemos que el miedo consuma toda esa tranquilidad. No dejes que la ansiedad y la frustración se apodere de ti, y si es necesario busca ayuda para dejar de lado toda esa negatividad, para ello te aconsejo lo siguiente:

Se optimista, siempre trata de ver la cosas de la mejor manera, aunque la vida no es tan fácil a veces, tienes que aprender que todas las personas pasamos por situaciones complicadas, pero eso no debe ser motivo para dejarse vencer, siempre saca lo mejor de cada situación.

Rodéate de gente buena y positiva, que te contagie su buen ánimo y ganas de salir adelante, evita a toda costa a la gente tóxica, que se queja constantemente, lo mejor para levantar el ánimo, es estar con personas que siempre encuentran el lado bueno de la vida.  

Empieza el día con una sonrisa, quizá el ayer fue todo un desastre: te levantaste tarde, el vecino no te dejó dormir con sus gritos ¡en fin! mil y un cosas, pero hoy no tiene por qué ser así, programa tu mente para empezar con el pie derecho, sin dejarte llevar por lo malo. Enfrenta los problemas de manera positiva.

4. ¿Puedo vivir mejor si dejo eso fuera de mi mente?

La respuesta siempre será “SÍ” y con letras mayúsculas, tu mente estará más relajada, te sentirás tranquilo y lleno de vida nuevamente. 

Toma las nuevas oportunidades con una actitud positiva y verás que tu problema se convertirá en algo tan pequeño que no tendrás por qué invertir tu tiempo en preocuparte. 

Espero que estas cuatro preguntas te ayuden a despejar tu mente de aquellos pensamientos que no te sirven. Ánimo y recuerda que la clave, es siempre tener una actitud positiva.

Recomendados
Recomendados