6 cosas que todos los hombres infieles tienen en común. Mira cómo afrontarlo


Uno de los mayores temores de las mujeres que tienen pareja, es la infidelidad, sin embargo cuando una persona es digna de confianza y ha formado un lazo sólido a través del tiempo, no se debe tener este pensamiento. Hoy quisiera preguntarles a quienes tienen un hombre a su lado y dudan de su lealtad ¿Cómo han llegado a sospechar sobre una infidelidad? Seguramente muchas dirán que tiene ciertos comportamientos que los delatan, pero ¿Cuáles son?

Existen ciertas conductas inquietantes que son simples de identificar, el hecho es aprender a aislar los comportamientos y los cambios repentinos que la pareja ha sufrido en el caso de los matrimonios que han durado años juntos, pues la rutina y el aburrimiento en la alcoba, así como la falta de motivación, son factores que pueden afectar a muchas parejas; sin embargo, cuando estas conductas se identifican durante el noviazgo, lo más seguro es que se encuentren con una persona llena de inseguridades que no esté buscando una relación seria, o que tenga dificultades para establecer vínculos emocionales fuertes. 


Cualquiera que sea el caso, aquí hay algunas conductas que exponen a un hombre infiel: 

1. Ignoran a su pareja

Cuando una persona no presta atención a lo que buscas, comete siempre las mismas faltas y no se esfuerza en cambiar lo que le molesta a la pareja, es una mala señal. Algunas veces esto puede ser indicador de que la relación realmente no le importa y por lo tanto, es posible que esa persona busque satisfacer sus necesidades afectivas y busque atención con más de una persona. Incluso, puede ser que cuando un hombre por ejemplo, rechaza la compañía de su pareja, es porque encontró refugio con alguien más. Definitivamente la indiferencia, es un indicador de que algo anda mal. 


2. Se excusan para todo

¿Tu esposo o pareja tiene pretextos para todas las llegadas tarde, el faltar a eventos especiales, todas las salidas de emergencia y aquellos viajes de fin de semana con amigos poco conocidos? Este es un síntoma de aquellos que tienen un amorío, muchas veces tienden a sobre-planear las cosas y dan detalles en exceso para compensar esa falta y no ser descubiertos. Pero es aún más notorio cuando la pareja comienza a sospechar o se muestra incrédula, por lo que toman una actitud defensiva y hasta se ofenden. Una persona infiel teme constantemente a la confrontación, por eso busca siempre ser lo más convincente posible. 

3. Son manipuladores

Tratan de siempre llevar ventaja en todo sentido, haciéndote creer que todo lo que hacen es por el bien de la familia, sin embargo es sólo un pretexto más para salir de casa sin levantar sospechas. Recurre constantemente al chantaje para que no te molestes cuando llega de madrugada y cuando la infidelidad es descubierta, todo mundo se había dado cuenta menos tú, la víctima de dicho comportamiento, debido a sus chantajes. 

4. Detalles en exceso por complejos de culpa

Un hombre infiel suele sentirse culpable después de haber engañado a la pareja, pero eso no significa que dejará de hacerlo (dependiendo la persona) por lo tanto busca de manera inconsciente reparar ese error, mediante detalles: regalos en exceso, salidas repentinas o cenas románticas de un momento a otro. No hay que confundirse, pues muchos hombres hacen esto para reavivar su matrimonio, pero si tu pareja lo hace, sin cambiar sus actitudes de rechazo, te da obsequios pero no se interesa en resolver los problemas que surgen en el hogar, con los hijos o defectos de carácter fuertes, entonces pon mucha atención, porque los cambios verdaderos, comienzan con las cuestiones importantes de la relación. Quizá sólo te da objetos para aliviar su conciencia.

5. Cambios de humor repentinos

Un hombre infiel tiene cierta tendencia a frustrarse el doble en el hogar, muchas mujeres que han sufrido esta terrible traición, confiesan que cuando un marido llegaba a casa siempre lucía molesto, estresado y sumamente irritable, no solamente con ellas, sino con sus hijos. Esto es porque el sentir la adrenalina y la química de la nueva relación lo pone en un estado de relajación total, el cual se ve frustrado cuando llega a la rutina del hogar: los gritos de los niños, los reclamos o problemas del hogar, del dinero, preocupaciones de la pareja, entre otras cosas. 

6. Es sumamente controlador

De repente se ha vuelto una persona sumamente demandante, quiere que todo se haga según su voluntad, sin importarle la opinión de los demás, se convierte en un tirano en el hogar, pero todo el mundo habla maravillas de él en la calle, esto es porque sus frustraciones las descarga con la familia y cuando está fuera de casa, todo le parece liberador y sencillo. Una persona controladora, busca salirse con la suya por cualquier medio y para lograrlo, debe siempre tener a las personas en la palma de su mano. El tener a una amante, le da esa sensación de poder, control y eleva su autoestima, porque en realidad es una persona sumamente insegura que necesita reafirmar su valor como hombre, mediante este tipo de conductas reprobables. 

Estas son algunas de las características que podemos encontrar en los hombres que tienden a ser infieles o que están cometiendo dicho acto. Mi recomendación es afrontar la situación, meditar si existe alguna manera de remediar este problema. No necesariamente se debe recurrir al divorcio o a una separación, pero para corregir  una situación reprobable que daña la relación, es importante que cooperen ambas partes, porque sin voluntad, es imposible superar este tipo de conductas. 
Recomendados
Recomendados