8 consejos para criar hijos seguros de sí mismos. Su futuro y éxito depende de ti


¿Te gustaría que tus hijos crecieran con seguridad en ellos mismos? Casi siento que esa pregunta ofende porque como padres, anhelamos lo mejor para nuestros niños. El problema, como lo he comentado antes, es que en ocasiones el amor nos impide ver algunos daños que podemos causarles.

Para que eso pueda cambiar, hoy quiero hablar contigo sobre algunas estrategias que te ayudarán a inculcar seguridad en tus hijos, de manera que puedan crecer confiados en sus capacidades y que alcancen el éxito en la vida. 


Una persona segura de sí misma por lo general cumple cualquier meta que se establezca. Sabe que en ocasiones las cosas no saldrán como esperaba, pero no se dará por vencida hasta lograr su cometido. Sabe lidiar con sus emociones y explota sus habilidades, no se desanima por lo que sabe que no está en ella. Todo eso suena muy bonito, pero ¿crees que tus hijos están aprendiendo a ser así de la manera correcta? 



Aquí te propongo 8 acciones que te ayudarán a guiar a tus hijos por ese camino de la seguridad personal, pues mucho depende de ti. La clave para que alguien tenga confianza en sí mismo, es saber que hay alguien que le respalda en todos los sentidos y mientras una persona se encuentra en la niñez, ese papel le toca a mamá y a papá. Esto es lo que te propongo: 

1.- Perderle el miedo al fracaso

Claro que como padres queremos que nuestros hijos sobresalgan en todo, pero no por esto ejerzas tanta presión en ellos que teman fallar. Enséñales que el fracaso es parte del aprendizaje en la vida y que esa experiencia les ayudará a dar mejores resultados, recuérdales que esto es sólo una forma en la que se nos indica que debemos hacer las cosas diferentes.  

Con esto harás que tus hijos no se den por vencidos ante una dificultad, que continúen esforzándose hasta llegar a sus metas. 

2.- Cuidado con las falsas expectativas

Está bien alentar a nuestros hijos, hacerles cumplidos o celebrar sus logros, pero cuida que sean cuestiones realistas. Por ejemplo, si uno de tus niños salió como un personaje secundario en la obra de Navidad de su colegio, no le hagas creer que será una gran estrella de cine y televisión. 

Procura que tus comentarios sean acertados, de manera que tu hijo crezca con una concepción de sí mismo real, así no será una persona egocéntrica que no acepta críticas o sugerencias para ser mejor. 

3.- Ten cuidado con la manera en que te expresas de otros

Para tus hijos tú eres el ejemplo a seguir y buscarán la forma de complacerte en todo, por lo tanto si te quejas de alguien más por su peso, tus hijos se sentirán presionados por no engordar. Igual puede ser la forma de vestir, hablar, caminar… lo que sea. 

Tus hijos no va a querer ser aquello que te molesta, y si lo son sentirán que te han fallado, por lo que su autoestima se verá afectada.  

4.- Enséñales a canalizar sus emociones 

Es muy importante que prestes atención a lo que tus hijos piensan, dicen y sienten, pues así podrás guiarlos en la forma en que manejan sus emociones, y esto a largo plazo hará que sus relaciones con otras personas sean muy buenas. 

Al sentirse escuchados y valorados, tus hijos aprenderán que no deben callar sus inquietudes y no dudarán en hablar o actuar cuando sea necesario.

5.- Muéstrales la importancia de lo emocional por encima de lo material

Ayuda a tus hijos a enfocarse en lo que una persona es y no lo que tiene, pues de lo contrario crecerán con expectativas falsas y aunque puedan tener todo lo material que han soñado, se encontrarán con que eso no les provoca la felicidad esperada. 

La mejor manera de inculcarles este valor es con tu ejemplo.

6.- Establece metas realistas

Me refiero a algo que tus hijos puedan cumplir. Por ejemplo, antes de pedirles un 10 en la calificación de matemáticas, enfócate en las tareas y los exámenes parciales. Si pueden triunfar en algo pequeño, con más razón lo harán en algo más grande. 

Nosotros como padres conocemos lo mejor de nuestros hijos, hay que enfocarnos en lo bueno, en sus habilidades, talentos y ayudarles a pulir lo que sea necesario. A lo malo sólo le daremos poca atención para que sepan sobrellevarlo. Quizá uno de tus hijos no es muy bueno en inglés pero se le da muy bien la química, entonces ayúdale a que no pierda esa habilidad y que en inglés haga lo posible por no reprobar, recuérdale que confías en él y que sabes que puede lograr todo lo que desee. 

7.- Respeta su espacio

Permite que tus hijos vivan las consecuencias de sus decisiones. Uno como papá o mamá quiere que nada les falle, pero no podemos corregirles todo porque se acostumbrarán a depender de nosotros. La independencia fortalecerá la relación que hay entre ellos y tú.

Imagina este ejemplo:  le estás enseñando a uno de ellos a tender la cama. Al principio es claro que no le quedará muy bien, pero con la práctica mejorará. Si tú intervinieras desde el principio, le harías sentir que no lo crees capaz de hacer bien las cosas y asumiría eso como una realidad. Sé paciente y confía en tus hijos, tú eres su mejor maestro. 

8.-  Ama, escucha y comprende

Como mencioné en un principio: la mejor manera de que una persona tenga seguridad en sí misma, es sabiendo que cuenta con alguien que le apoya incondicionalmente. Piensa en la edad de tus hijos, en lo que pueden hacer o no y anímalos constantemente. Sentirán seguridad porque estarán respaldados por la fe que tienes en ellos y así no tendrán miedo de afrontar cualquier reto que llegue a su vida. 

Entiendo que no hay un manual para educar a los hijos, que cada niño tiene una personalidad distinta, pero estoy convencido de que estas sugerencias te guiarán hacia excelentes resultados.

Recomendados
Recomendados