8 frases que indican que tu pareja quiere separarse. Es momento de enfrentar la realidad


El matrimonio es un compromiso sagrado, no debemos dejar que la rutina y el aburrimiento desgaste el amor que se le tiene a la pareja, ya que este vínculo nos ofrece miles de cosas, hay que saber apreciarlo y demostrar siempre lo mucho que nos importa esa persona con la que hemos decidido unir nuestra vida. 

Cuando el tiempo pasa, si no existe una comunicación asertiva entre la pareja, el paso del tiempo va dando pie a cambios en el carácter que resultan molestos para uno o para el otro, y si eso no se resuelve en el momento, la relación corre el riesgo de fracturarse, se pierde el respeto y los pleitos que surgen, son cada vez más fuertes e incontrolables, hasta que las cosas llegan al punto en el que no hay marcha atrás ¿Es eso lo que buscas en tu relación?


Para comenzar con el tema del día de hoy, quisiera compartirles algunas frases que me ha tocado escuchar en ciertos matrimonios, por lo general estas son dichas por el esposo, aunque claro, depende mucho del temperamento de la persona, igualmente hay mujeres que utilizan dichas frases, pero me gustaría que vieran el impacto tan negativo que cada una de ellas causa en la pareja. 



Antes de usar alguna de estas, piensa muy bien ¿De verdad ganaré algo diciendo ésto? ¿Realmente mi pareja necesita oír estas palabras? ¿Ésto que estoy a punto de decir es realmente lo que pienso, o lo digo por el coraje del momento? Piensa muy bien antes de comenzar a herir a tu pareja, muchas veces pensamos que el amor se ha agotado y que toda esperanza está perdida, pero busca bien en tu corazón y te darás cuenta que el amor sigue vivo, solamente hay que darle un pequeño empujón.

1. “Creo que lo mejor será separarnos”

Parece muy claro el mensaje, cuando una persona llega a un punto de quiebre en el que los problemas de la vida diaria le afectan y se vuelve poco receptivo ante las soluciones, suele decir algo como esto. No pierdas la calma, muchas veces tomamos decisiones o decimos cosas que no sentimos realmente cuando estamos enojados, puede que lo diga para desquitar su frustración; por supuesto que es algo injusto y duele escuchar estas palabras de la persona que amas, pero tómate un rato para que el calor del momento no termine afectándote a ti también. 

Lo mejor en estos casos es platicar cuando todos estén más relajados y preguntar ¿Realmente crees que esa es la solución? Por lo general, esto es a causa de una discusión acalorada y puede ser resuelto.

2. “Ya me tienes harto”

Jamás debes decirle esto a tu pareja, por supuesto que podemos sentirnos muchas veces infelices y llenos de presiones a causa del trabajo, del hogar, de los amigos y de las metas que aún no hemos logrado cumplir, pero eso no justifica decirle palabras hirientes a la persona amada. Nuestra pareja es la única que ha estado ahí en las buenas y en las malas, por ello debemos apreciar su compañía y apoyo. El decirle “Ya me cansé de ti” o cualquier otra frase terrible, puede provocar grandes inseguridades en la pareja. 

Si eres tú quien sufre a causa de estas palabras, trata de calmarte y pregunta a tu pareja el porqué, muchas veces estas palabras son un desahogo profundo e irracional, pero realmente, todo ese enojo que tiene hacia su entorno y sus dificultades, suele descargarlo en la persona más cercana. No digo que sea algo bueno, pero quizá habrá que mostrar empatía y después plantear una solución a dicha conducta, ya que no es justo estar sufriendo todo el tiempo a causa de los terribles arranques de la pareja. 

3. “Por eso prefiero estar en el trabajo” 

¿Será verdad? ¿De verdad prefieres estar todo el tiempo en un lugar donde tienes siempre presiones, horarios de entrega y un montón de pendientes? Me parece que esta frase es también un desahogo de lo que ocurre en el hogar, porque no cambiar estas palabras por un “Por favor, podemos hablar de los problemas del hogar en un momento más, hoy tuve demasiadas presiones en el trabajo” Quizá con eso sea suficiente para hacerle entender a la pareja que ha tenido un mal día y que si se está dispuesto a solucionar las cosas, pero que prefiere despejar su mente antes. 

Si tú eres la persona que ha sufrido a causa de esta frase, primero trata de comprender lo que el otro ha pasado, para después comenzar a plantear una solución y explicarle a la pareja que le parece injusto que le diga que prefiere pasar tiempo en el trabajo, cuando en el hogar todos se esfuerzan por que al llegar se sienta cómodo. No hay nada que no se pueda resolver hablando.

4. “¿Es todo, para eso me molestaste?”

Es una manera de decir también “Lo que te pasa es una tontería” como si se hicieran menos los problemas de la pareja por el hecho de tener responsabilidades diferentes. No es sano tomar una actitud así, ya que el matrimonio es un equipo, así que cada cosa que ambos hacen o cada problemática que se tiene, debe resolverse en conjunto, por pequeña o grande que sea. 

Hay que tomar en cuenta que si solamente uno se dedicara a dirigir el hogar, la carga sería enorme y pesada. No menosprecies el apoyo de tu pareja, porque si no lo hubieras tenido, no habrías llegado donde estás ahora.

5. “Por tu culpa esta familia está así”

En un matrimonio no existen “culpas” sino responsabilidades, lo que deja de hacer uno, no debe ser exigido al otro, para eso se supone que existen reglas de convivencia y acuerdos verbales sobre el papel que cada uno debe seguir. Quizá esta frase indica que hace falta mayor comunicación en la pareja, o que es necesario replantear lo que cada uno aportará al hogar, y no me refiero únicamente a lo económico, sino a otros asuntos como la educación de los hijos, las tareas del hogar y las medidas que se tomarán en tiempos complicados. 

6. “¿Cansada de qué? Si no haces nada en todo el día” 

Esta frase puede aplicar a cualquier persona, ya sea si la dice el esposo o la esposa, pero es necesario comprender que cada uno tiene problemas que debe resolver, obviamente dependiendo de la actividad que se realice, pero no por ello deja de ser estresante o cansado. Para dejar a un lado este tipo de frases que acusan y menosprecian las labores del otro, es necesario ser más empáticos, analizar que todos tenemos inconvenientes. No minimices el cansancio de tu pareja, porque podría ser que en alguna ocasión, tu estés en su lugar y te gustaría que apreciaran lo que haces ¿O me equivoco?

7. “No sirves para nada” 

Esta frase es mucho más común de lo que parece, se podría pensar que únicamente en los hogares donde se vive la violencia o el abuso se escuchan estas palabras, pero les sorprendería saber a qué punto puede llegar una relación cuando no se resuelven los conflictos a tiempo. El coraje es un muy mal consejero, cuando el amor se va desgastando, la pareja se puede volver desconsiderada y poco empática, ya que se puede llegar a pensar que solamente una de las partes pone empeño en la relación. 

Habla con tu pareja, pregúntale si realmente piensa que su esfuerzo y apoyo no es necesario, y plantea un escenario en el que definitivamente no hicieras absolutamente nada de lo que normalmente haces para apoyar en el hogar. Créeme que aprenderá a valorar todo y dejará de pensar de manera tan negativa. 

8. “No tengo tiempo para eso” 

Cuando esta frase surge, existen varias posibilidades de que esté pasando algo malo en la mente de su pareja, quizá está muy frustrada con los problemas externos, o tal vez esté tratando de ocultar algo. Lo mejor que se puede hacer en esos casos es darle un respiro a la pareja y comentarle que le dará el espacio que necesita, pero más tarde se debe retomar la plática, para que las cosas funcionen. 

No hay pleito que una buena charla asertiva, la paciencia y el amor no puedan solucionar. Si considera necesario invitar a su pareja a resolver los problemas con la ayuda de un profesional, es válido sugerirle esa opción, pero mientras tanto, la mejor manera de afrontar palabras o frases hirientes es guardando la calma y haciéndole frente al problema, sin caer en el mismo error de insultar o alterarse, ya que eso solamente complicará más la situación. 

¿Estás listo para superar el reto que ha llegado a tu matrimonio?

Recomendados
Recomendados