8 hábitos que harán que tu matrimonio dure para siempre. Es más fácil de lo que pensabas


Muchas parejas se preocupan por no formar parte de esa terrible estadística de divorcios, lamentable es el ver a todos aquellos que después de años de convivencia, amor y de haber traído al mundo a sus hijos, deciden retirarse y continuar por caminos separados. Bien dice la Dra. Mary Speed, una importante consejera matrimonial, que casi cualquier relación tiene salvación, pero no todas las parejas suelen tener la verdadera voluntad de cambiar lo que han hecho mal o de superar las dificultades. 

¿Crees que algo le falta a tu matrimonio? ¿Piensas que hay aspectos por mejorar pero no sabes por dónde comenzar? Permíteme entonces compartir estos puntos, que considero sumamente importantes para cualquier matrimonio; es necesario establecer metas y algunas reglas de convivencia básicas, hablar, ponerse de acuerdo y respetarse, pero sobre todo, estar dispuestos a construir cada día esa confianza y el amor que tanto buscaban en esa persona especial. 


Fortalece tu matrimonio junto con tu pareja, recuerda que lo más importante para superar cualquier crisis es el trabajo en equipo, y más aun para evitar que ese lazo maravilloso que los unió, se rompa. 

Por favor toma en cuenta lo siguiente para que tu matrimonio sea feliz y estable: 

1. Respétense el uno al otro

Muchas veces el trato constante y los desacuerdos, suelen formar un ambiente lleno de frustraciones y estrés, ya que las faltas de respeto cunado son repetidas y constantes, pueden acabar con el amor y fracturar la confianza entre ustedes. Uno de los pilares básicos de un matrimonio es el respeto, bajo ninguna circunstancia deben de recurrir a los insultos para resolver sus diferencias.  


2. No dejes que otros intervengan en tu relación

¡Cuantas veces he escuchado casos de relaciones “en equipo”! Es decir, aquellas parejas que no han aprendido a mantener las cosas entre dos, pues le cuentan a medio mundo sus penas, lo que viven con su pareja y detalles tan profundos que pareciera que los están haciendo participar en su vida. La confidencialidad en una relación es clave para que todo salga bien, pero si comienzan a hacer pública su vida privada, no faltará mucho para que se den malentendidos y pleitos cada vez más graves. 

3. Expresen sus sentimientos

De nada sirve quedarse con sentimientos negativos o inconformidades. Expresar sus sentimientos en el momento correcto y de forma asertiva, garantiza una convivencia saludable, ya que de esta manera se pueden resolver las diferencias de forma rápida y con mucha paciencia. No esperes a que tu pareja se de la vuelta para decir cosas a sus espaldas ¡Eso solamente dañará su relación!

4. Aprendan a perdonar

Guardar rencor hacia alguien no es bueno, solamente te volverá una persona vengativa y terrible, pero lo peor es tener estos sentimientos tan negativos con tu pareja; por supuesto que un matrimonio donde a cada oportunidad surgen cientos de reclamos de cosas que pasaron hace años, acompañados de la frase “no creas que se me olvida, jamás te lo he perdonado” es una relación destinada al fracaso. Quizá en su momento, la ofensa pudo ser muy grave, pero si quieres evitar problemas innecesarios, mejor perdona, deja ir y verás que tu pareja se encargará de no cometer el mismo error. 

5. No descuiden el romance físico

Tantas parejas atrapada por la rutina del trabajo y de los hijos, la falta de pasión y las interminables tareas del hogar… siento pena porque algunos han dejado que el lecho del matrimonio se enfríe tanto, que ni siquiera el beso de los buenos días o de despedida sabe igual que al principio. Deja a un lado ese aburrimiento y dale tiempo, espacio y vida nuevamente al lado divertido de tu matrimonio, te hará sentir más pleno y reforzará el apego y el amor con la pareja.  

6. Hagan cosas en pareja (sin hijos)

Cuando una pareja tiene hijos, suele olvidar muchas veces el encargarse de sus necesidades como pareja, haciendo absolutamente todo por los pequeños y cuando esa parte no se equilibra, las parejas se van alejando hasta el punto de pensar que lo único que tienen en común, son los hijos, sin embargo, esto es sólo una prueba de todo lo que su amor ha logrado. No dejes que la rutina y las responsabilidades invadan tu vida, de vez en cuando has tiempo y espacio para que salgas con tu pareja como cuando eran novios, reencuentren esos maravillosos momentos y todo lo que tienen en común, pues cuando llegue la hora de enfrentarse a la realidad del nido vacío, logren disfrutar a plenitud cada nueva etapa. 

7. Solucionar los problemas en el momento

Comunicación, asertividad y trabajo en equipo es lo que se requiere para estar bien juntos y no dejar que los problemas se acumulen, pues eso puede traer malentendidos y más tarde falta de interés en su relación. Den prioridad a todos esos asuntos que están sin terminar, porque eso puede hacer la diferencia entre un matrimonio feliz y pleno, o el inevitable final. 

8. Trabajen en su confianza

Recuerda que la confianza es algo que se debe ir trabajando a lo largo de la relación, pues cualquier error, malentendido o acción reprobable como la falta de lealtad, puede acabar con ella en cualquier momento. 

La convivencia puede volverse complicada con el tiempo, sin embargo, es posible evitar este tipo de situaciones, para que las cosas funcionen y que el amor no se desgaste. El compromiso y la comunicación son clave para que un matrimonio sea estable. 
Recomendados
Recomendados