9 señales de que sufres de depresión y NO te has dado cuenta. Mira cómo liberarte


¿Has escuchado hablar sobre la depresión? No se trata nada más de lo que una persona sufre cuando termina con su pareja o sufre una decepción, puede haber causas más profundas y lo ideal es tratarla con un especialista. El problema es que no siempre se diagnostica este padecimiento a tiempo, hay señales claras y otras que pueden disfrazarlo. 

Por lo general asociamos la palabra depresión con síntomas como tristeza severa, desánimo o negatividad, pero los expertos en comportamiento humano, han dado a conocer otros síntomas del padecimiento y quiero compartirlos contigo, pues podrías estar atravesando por una depresión y no saberlo. De igual manera quiero hacerte unas recomendaciones para que sepas cómo tratar a una persona depresiva que sea cercana a ti. 


Una persona que se siente deprimida puede mostrar estas actitudes: 

1.- Falta de emoción

Es como si fuera un muerto viviente, no expresa felicidad pero tampoco tristeza. Se convierte en un ser muy frío y lo que antes le provocaba emoción hoy no le hace ningún   efecto. 



2.- Adicción a las redes sociales 

Una persona depresiva abusa de este medio de información, pues busca suplir la falta de relaciones personales con las que puede realizar virtualmente. Ignora sus propios problemas por ver lo que sus contactos publican, incluso puede caer en compartir excesivamente imágenes de sí mismo, estados o comentarios, lo que demuestra su gran necesidad de reconocimiento y vacíos emocionales. 

3.- Sensibilidad al rechazo 

De cierta manera, es normal sentir miedo a equivocarnos, pero en este caso, hablamos de que es un temor irracional a ser rechazados, antes de que las cosas ocurran la persona tienen una reacción que afecta sus relaciones personales y su entorno. Por ejemplo, quizá la persona tiene miedo de perder su empleo, pero es un sentimiento tan fuerte, que empieza a tener conductas que afectan sus actividades y sus superiores le despiden por algo que él o ella misma provocó.

4.- Indecisión extrema

La persona se siente incapaz de tomar decisiones sencillas, como la ropa que va a usar o lo que va a comer. En pocas palabras, el individuo no puede realizar actividades cotidianas. Esto demuestra una falta de seguridad en sí mismo y podría ser a causa de depresión.

5.- Gran culpabilidad

Está demostrado que quienes viven con depresión tienen un concepto erróneo de sí mismos, se sienten menos que los demás y se culpan por todo lo malo que les ocurre. Cierto, la depresión provoca baja autoestima y esta es otra de las razones por las que se debe acudir con un profesional, para poder atender la herida que causa esas dificultades. 

6.- Obsesión desmedida con sus actividades

Es probable que una persona deprimida se esconda detrás de mil pendientes de trabajo, con el cuidado de sus hijos e incluso, buscando resolver los problemas de otros, pues todo esto le permite evadir su realidad, el problema que la está lastimando. Es importante señalar que esta conducta no llevará a nada pues cuando evadimos un problema, tardamos más en resolverlo y hacemos que nos siga afectando. 

7.- Alteración en los ciclos de sueño

El individuo tiene problemas para conciliar el sueño o al contrario, duerme demasiado, al grado de que esto ha provocado problemas en su vida cotidiana. 

8.- Problemas con el peso corporal

Es común que una persona deprimida cambie su aspecto drásticamente, en el sentido de que sube de peso o luce extremadamente delgada. La depresión puede provocar ansiedad, lo que le hace comer en exceso o incluso, hacer que pierda el apetito. 

9.- Pensamientos recurrentes de muerte 

Este es el síntoma más frecuente, la persona piensa en poner fin a su existencia, imagina cómo sería la vida de los demás sin él o ella presente y quizá hasta considera el suicidio como una opción.

¿Crees que tienes depresión? Esta es la mejor manera de recuperarte 

Si has experimentado cinco o más de estas sensaciones, por dos semanas o un periodo mayor, es muy probable que sí tengas depresión, por lo que se recomienda acudir con un especialista como un psiquiatra o un psicólogo. No pienses que esto es algo malo, al contrario, considera esta ayuda como algo que te hará que vivas mejor, considera que es algo temporal y que la solución existe. Quizá te tomará tiempo, pues hay que resolver los conflictos emocionales que provocaron la depresión, pero con la ayuda ideal podrás hacerlo de la mejor manera. 

¿Qué hacer si uno de tus seres queridos tiene depresión? 

Lo ideal es que no hagas menos su problema, recuerda que todos tenemos una forma diferente de aceptar lo que nos ocurre y de ver cómo resolver nuestras dificultades. Anima a esta persona en la medida de lo posible, sugiérele buscar ayuda y acompáñala a su terapia si es necesario. Celebra sus avances, tu apoyo hará una enorme diferencia en su vida. 

Te invito a que no le tengas miedo a la depresión, dale la importancia que requiere al padecimiento y mantente alerta, tanto con tu persona como con tus seres queridos.

Recomendados
Recomendados