Cómo identificar y liberarte de una persona destructiva. Nunca permitas que…


¿Qué es un depredador emocional? Se llama así a la persona que busca robar la energía y la vitalidad de todos a su alrededor. Son seres que absorben la felicidad de los demás porque son incapaces de encontrarla por su cuenta. Primero crean un vínculo afectivo para después obtener beneficios mayores sin importarles el costo. 

Es importante aprender a identificar a estas personas que disfrazan su envidia y su infelicidad con acciones aparentemente desinteresadas, pero lo único que quieren es destruir aquello que no pueden construir. ¿Tienes la sensación de que alguien habla a tus espaldas?, ¿algún amigo te ha traicionado más de una vez?, ¿cuántas personas han estado contigo realmente en los momentos complicados?, quizá no esos que siempre terminan hablando mal de ti. 

A continuación te muestro las conductas más comunes en los depredadores emocionales: 

1.Roban tiempo y energía



Primero tratan de envolver a su víctima para llamar su atención, con sonrisas fingidas, halagos y falsas promesas de compañerismo para después mostrar su verdadera naturaleza. Buscan solamente hacer menos a quienes piensan de manera positiva, tratan de causarles el mayor daño posible saboteando sus proyectos y haciéndolos sentir inferiores. En lugar de brillar por sus méritos tratan de opacar a los otros. 

2.Se sienten inferiores a los demás


Tratan de humillar y hacer sentir menos a otros por sus propias inseguridades y traumas. Para lograrlo constantemente se enfocan en los errores de los demás e incluso los responsabilizan de actos que ellos han cometido como depredadores.

3.Su especialidad es humillar a otros


Son excelentes manipuladores y saben cómo manejar a sus víctimas mediante humillaciones; lo peor es que no les basta eso, sino que tratarán de mostrarlo a otros para minimizar los esfuerzos de la víctima. Mientras más se acerquen a ti será más complicado evitar caer en su juego de poder, pues saben cómo manipular a todos a su antojo. 

4.Necesitan cercanía y tiempo para envolver a su presa


Una vez que escogen a la víctima se convierten sospechosamente en sus “amigos incondicionales”, muestran su mejor cara, son amables, entusiastas (en apariencia) y tratan de estar siempre cerca de ella para confundirla. Todo eso con tal de guiarla a su trampa y conseguir lo que realmente pretenden: opacar las virtudes del otro y obtener la atención de los demás. Nunca son sinceros con sus intenciones y la mayoría de los afectados lo descubre demasiado tarde. 

5.Suelen tomar el papel de víctimas


El chantaje emocional es uno de sus métodos favoritos, pero para ello necesitan estar siempre cerca y al tanto de lo que ocurre en la vida de su presa. Se aprovechan de la empatía del otro para obtener beneficios; por ejemplo, que haga el trabajo por ellos y así obtener mérito con el esfuerzo ajeno. Esta es una manera muy efectiva para manipular a los demás. 
   
6.Son infelices y arrastran a los otros hacia su comportamiento destructivo


La envidia motiva a los depredadores emocionales para atacar a otros, ya que siempre tratarán de robar la energía y las ganas de salir adelante de otros para su beneficio. 

Si has identificado estas características en alguna persona cercana a ti será mejor poner poner mayor atención y evitar contarle más sobre tu vida, pues mientras más información obtenga de ti le será más fácil destruirte. No permitas que un depredador emocional te controle, para ello te mostraré una técnica que puede serte muy útil.

1.Identifícalos

Pon atención especial a esa persona que se acerca a ti de la nada, que a pesar de no tener ninguna conexión o algo en común contigo decide acercarse y ofrecerte su ayuda. Lo peor es que podemos encontrar a este tipo de depredadores en cualquier lugar, incluso en la familia, por lo que a veces es más complicado identificarlos, pero sus actitudes siempre los delatarán. 

Otra cosa que te puede ayudar a reconocerlos es que a pesar de su compañía sientes un vacío terrible, te aíslas de tus demás amistades, de tu familia, y mientras más tiempo pasas con el depredador más complicado te parece retomar el contacto con los demás. 

2.Pon tierra de por medio

¿Ya te diste cuenta de sus actitudes?, entonces lo mejor es comenzar a alejarte de esa persona que no representa ningún beneficio en tu vida. No cedas a sus peticiones, quizá sea complicado al principio porque has llegado a considerarla amiga, pero recuerda que es sólo una de sus mil máscaras. Retoma el contacto con tus seres queridos y amigos que siempre han estado ahí mostrándote su apoyo. Te sentirás nuevamente integrado y esa sensación de soledad desaparecerá.  

3.Que no se entere de tus éxitos ni de tus fracasos

Retírale el habla poco a poco, deja de contarle detalles sobre tu vida, pues mientras más informacion le des más armas tendrá para humillarte y atacarte. No trates de confrontarlo directamente porque vive en negación constante sobre sus acciones. Lo mejor que puedes hacer es dejarlo en el olvido y excluirlo de tus objetivos, no le cuentes tus éxitos ni tus fracasos, pues el depredador emocional no quiere apoyarte, sólo busca un pretexto para hacerte sentir miserable y minimizar tus logros. 

4.Rodéate de gente positiva

Si ese depredador se encuentra en tu ambiente laboral, trata de ignorarlo e intégrate con personas que tengan la misma energía y ganas de salir adelante que tú. No permitas que te arrastre un ser lleno de oscuridad y pesimismo. Cambia esos rostros llenos de amargura que quieren afectarte, por sonrisas sinceras y buenas actitudes. 

Espero que al conocer estas características logres diferenciar entre las amistades reales y la gente falsa, que sólo busca humillarte y hacerte sentir inferior. Recuerda que si eres consciente de tu valor no debes permitir que otros te humillen, pues quien realmente te quiere o te ama jamás te hará daño. ¡No te desanimes!

Recomendados
Recomendados