Dejar ir lo que te mata aunque te mate dejarlo ir. 10 consejos para sanar tu corazón y volver a sonreír


¿Qué pasa cuando el amor acaba? En realidad lo que ocurre es que el lazo nunca logró ser lo suficientemente fuerte para sobrellevar los obstáculos, el verdadero sentimiento de amor jamás maduró y por lo tanto, la pareja se dio por vencida y la relación fracasó. 

Muchas veces aunque las personas intenten salvar un matrimonio o una relación, la falta de química, entendimiento, lo poco que tienen en común y los defectos que se han vuelto insoportables terminan por fracturar lo poco que había, ya que durante el tiempo que pasaron juntos, no lograron ver de manera objetiva a su pareja, por lo que la idealizaron a tal punto que no pudieron ver que el final era inevitable. 

Es necesario dejar de forzar una situación que nos hace daño, lo cual resulta sumamente complicado cuando se trata de la persona a la que se ama o de quien se estuvo enamorado. Para enfrentar esta dolorosa despedida es necesario entender que cuando atrapamos algo o nos aferramos a lo que daña, lo que ya no sirve ya sean relaciones, sentimientos de rencor, momentos  y pensamientos negativos, sufriremos las consecuencias de nuestras elecciones, incluso podemos pagar un precio muy alto.


Deja de luchar por mantener una situación insalvable, cuando las cosas no tienen suficiente peso para sostenerse, es hora de derrumbarlo todo y seguir adelante, aunque ese algo sea el amor no correspondido o una relación llena de fallas y errores. No te estoy pidiendo que te rindas ¡Al contrario! Haz siempre todo lo posible por salvar el amor, la relación, el respeto y la confianza, pero también es necesario ser prudente y saberse alejar cuando las cosas han llegado a su fin. 

El día de hoy te quiero compartir algunos consejos que te ayudarán a sobrellevar el duelo al terminar una relación: 

1. Desahógate

Habla sobre como te sientes con las personas cercanas a ti, amigos, familiares y gente de tu plena confianza con quien puedas desahogar todos esos pensamientos y ese dolor que sientes en tu pecho, esto es necesario para vivir tu duelo, así poco a poco te irás acercando a la etapa de aceptación, donde finalmente te darás cuenta que has tomado la mejor decisión.

2. Se realista

No te culpes ni culpes a la otra persona por que las cosas no funcionaron, simplemente trata de ver los hechos y aprender de ello. No se trata de ver quien dio más, ni de reclamar, simplemente es cuestión de reconocer que lo bueno y lo importante que los unía se ha terminado. 

3. No te victimices

Deja a un lado la actitud de víctima, jamás pienses que después de esta persona no habrá nadie capaz de amarte, tampoco vivas aferrado a la idea de que el amor no existe ¡Eso no es cierto! Lo único que provocará esa actitud, será causar más dolor y no podrás superar la ruptura. 

4. Olvídate de los autoengaños

Cuando alguien se va de nuestra vida, tendemos a entrar en una especie de “luto”, idealizando la relación, pero eso solamente es porque nuestro cerebro aún no ha procesado la ruptura, sin embargo no quiere decir que hayas tomado una mala decisión, solamente debes mantenerte firme y recordar los motivos por los cuales decidiste terminarlo todo. 

5. Enfócate en ti

Muchas veces cuando estamos en una relación, cometemos el error de abandonarnos, descuidando nuestro aspecto, dejando a un lado a la familia, las amistades e  incluso creado una rutina que giraba alrededor de la pareja, lo cual debemos ir dejando de lado; toma las riendas de tu destino nuevamente y enfócate en sanar tu herida haciendo todo aquello que disfrutas. 

6. Se agradecido

Por supuesto que no todo lo que se vivió al lado de esa persona fue algo malo, hay que ser agradecidos con las enseñanzas y los momentos que fueron felices juntos. Ve lo ocurrido como una lección de vida, como un aprendizaje que era necesario para que te convirtieras en la persona que eres hoy. 

7. Perdona si es necesario

Si alguien cometió alguna falta, hubo insultos, humillaciones e incluso infidelidades o abandono de por medio, es necesario que dejes ir el rencor y le otorgues el perdón a quien te ha hecho daño, porque dime ¿De qué sirve guardar ira y enojo en tu corazón cuando esa persona se ha ido ya? Absolutamente de nada. Mejor enfócate en lo que si tienes y en lo que esa persona te ha dejado de aprendizaje.

8. No ruegues, enfrenta las consecuencias

No te arrepientas una vez que hayas decidido dejar las cosas por la paz, jamás ruegues una nueva oportunidad después de haber decidido continuar tu vida por otro rumbo; recuerda que esa batalla ya estaba perdida desde hace mucho tiempo, el alejarse es lo mejor para que puedas ser feliz al lado de alguien que si esté dispuesto a formar una relación estable y duradera. 

9. Retoma tus metas

Deja que tu mente se despeje y retoma tus proyectos, enfócate en tu realización personal, así podrás irte conociendo nuevamente y te darás cuenta que no todo en la vida gira alrededor de la pareja.

10. Toma lo bueno y deja ir lo demás

No cortes de raíz todo lo vivido, quédate con los recuerdos buenos, las experiencias y los aprendizajes, los buenos momentos y las lecciones que viviste al lado de esa persona, pero siempre con plena consciencia de que todo ha quedado en el pasado y que lo malo no puede herirte ya.

Superar una herida no es fácil, pero con tiempo, paciencia y buena compañía, todo es posible. ¡Qué lo pasen bien! 
Recomendados
Recomendados