Engordó 30 kg para bajarlos junto con su cliente. No creerás como lucen 3 meses después…


¿Qué te motiva hacer ejercicio? Es muy molesto cuando por fin decides ir al gimnasio y resulta que el entrenador es un regordete, en ese instante pierdes la fe, si esa persona que se mueve a diario está así, entonces ¿Qué chiste tiene asistir? Subir de peso es tan fácil como comer donas en el desayuno y la comida, cuando menos lo pienses tendrás rollos alrededor de tu cintura, como para aventar en bolo, pero no porque vuelvas loca a la báscula, significa que no podrás bajar y el entrenador Adonis Hill, lo demuestra…



Vive en Brooklyn, Nueva York, asegura que con esfuerzo y fuerza de voluntad todo se puede, su objetivo como profesional es que sus clientes no sólo bajen de peso, si no que cambien su estilo de vida, que dejen de quejarse y de verdad hagan algo por su cuerpo. El afirma que con su entrenamiento se puede lograr y para demostrarlo ha subido más de ¡30 kilos! 



Aunque no parezca Hill, no nació en una familia de deportistas, tampoco llevaba una alimentación sana, sin embargo, todo empeoró cuando uno de sus proyectos fracasó, la depresión se volvió su mejor compañía, dejó de salir con amigos, no tenía un trabajo, su vida era la comida, el sofá y dormir. Lo cual se empezó a notar en su cuerpo. 

Sus familiares y amigos estaban muy preocupados, inclusive el sólo hecho de ir abrir la puerta, le aceleraba el corazón, su madre temía que en cualquier momento terminara infartado, buscaron ayuda, nutriólogos, membresías de gimnasio y caminatas por el parque, pero apenas y duraba unos días. 


Aquella tarde todo cambió, Hill se encontraba en su habitación, un segundo piso, el teléfono no dejaba de sonar, así que supuso que era algo urgente, con más de 60 kilos encima, le era imposible moverse fácilmente. Al otro lado del teléfono se encontraba su hermano, se trataba de su madre, estaba hospitalizada, fue tanta la sorpresa, que la presión le subió hasta provocarle un desmayo, los médicos explicaron que se debía a tanto colesterol en la sangre y pudo haber sido víctima de un derrame cerebral. Afortunadamente tanto su madre, como él, regresaron a casa. 

Sin embargo, esto se convirtió en un impulso para Hill, dos semanas después empezó a trotar, cambió su alimentación y levantar pesas era una necesidad, perdió más de 45 kilos, entonces decidió ser entrenador y salvar a más personas. 


Pronto, decenas de personas compartieron su experiencia con el entrenador en redes, así que la cadena televisiva, A&E, le ofreció grabar un programa ¨Fit to Fat to Fit¨, pero había un requisito, tenía que subir 30 kilos y bajarlos al lado de su entrenado. Hill aceptó, si ya lo había logrado una vez, ¿Por qué no? Comía 7000 calorías al día. 

El refresco se convirtió en agua, lo que ayudó a lograr su objetivo. Estaba listo, ahora conocería a la participante, Alissa, el reto era  que ambos perdieran el sobrepeso en sólo 4 meses. 


Pronto le dijeron adiós a los carbohidratos y le dieron la bienvenida a las proteínas, entrenaban duro, una hora de cardio y otra de pesas, seis días a la semana. Cada gota de sudor valió la pena y lo lograron, el entrenador perdió 25 kilos y Alissa 26, ya sabes lo que dicen, el alumno supera al maestro. 


Así que la próxima vez, que digas ¨No puedo¨, recuerda que sí puedes, sólo hay que querer. 
Recomendados
Recomendados