¿Estas pensando en terminar tu relación? 7 preguntas que debes hacerte antes de hacerlo


El terminar una relación no es sencillo, y muchas veces no es ni siquiera necesario, pero me he dado cuenta que cada vez más parejas deciden interrumpir su vida juntos y trazar cada quien su propio camino, lo cual no es necesariamente malo, sin embargo, hay algunas personas que no toman en cuenta muchos factores, ya que en muchos de los casos, las relaciones aún pueden ser rescatadas. 

Yo me considero una persona de valores y principios que se basan en la familia, el amor y la confianza, por ello siempre trato de poner lo mejor de mi parte para que mi relación funcione, con una buena comunicación y solucionando los problemas a tiempo, para que no existan pleitos irreconciliables que puedan afectar también a mis hijos; pero se que no todas las personas tienen esa dedicación y paciencia, así que suelen tomar decisiones apresuradas. 


El día de hoy quiero compartirles un interesante artículo de la revista estadounidense “Psychology Today”, traducida al español como “Psicología hoy” en el cual se plantean algunas preguntas que debemos hacernos antes de tomar la difícil decisión de dejar a nuestra pareja: 

1. ¿Estoy viendo la relación objetivamente en toda su extensión, o me estoy dejando llevar por un error o momento complicado?

“¡Sabes qué! lo nuestro se acabó, no quiero saber nada de ti” esta frase me suena a que los ánimos estaban muy alterados, quizá el “calor del momento” se apoderó de alguno de los dos y erróneamente se tomó la decisión, sin explicación alguna. 


Sin embargo, la entrenadora de parejas y autora de diversos libros de psicología, Lesli Doares recomienda pensar mejor las cosas: No debemos basar las decisiones importantes o que alterarán nuestra vida para siempre, en una actitud repentina o mientras nos encontremos alterados, ya sea tristes, decepcionados, deprimidos o sumamente molestos. Lo mejor es evaluar la situación de manera objetiva, nunca con deseos de venganza o después de una discusión. 

2. ¿Esperas que tu pareja llene un vacío emocional que solamente tú puedes llenar?

Si la respuesta es “sí” entonces ten mucho cuidado, pues podrías estar convirtiéndote en un “parásito emocional” una persona que busca beneficiarse de la relación sin dar nada a cambio, es decir que solamente aceptó unir su vida a esa persona por comodidad y para llenar esa falta de cariño sufrida anteriormente. 

Menciona la psicoterapeuta Rhonda Richards Smith al respecto lo siguiente: “Si hay alguna posibilidad de que tu pareja sea acusada injustamente por tu infelicidad, examina el estado de tu propia satisfacción personal antes de tirar del enchufe”.

Quizá nunca ha habido amor de por medio, sino una intensa codependencia, y por ello debes considerar si es justo continuar haciéndole eso a tu pareja, o tal vez quien deba cambiar esa actitud dañina para mejorar, eres tú.

3. ¿Eres feliz? ¿Qué puedes hacer para que su relación esté llena de felicidad?

Recordemos que la felicidad no es un agente externo que debemos encontrar en alguien más, es una luz interna, una actitud que debemos tener ante la vida: ahora considera si realmente eres feliz en tu relación ¡Pero! Sin culpar o responsabilizar a tu pareja por ello, ya que cada quien debe encontrar su propia motivación para serlo. 

Hoy lamentablemente vivimos en una cultura de “Úsese y deséchese” y así como pasa con la comida, con la ropa, la tecnología , también ocurre con las relaciones humanas, de pareja y de todo tipo. Por ello es importante analizar si realmente el problema está en la relación, en nuestra manera de ver las cosas o en nosotros y por supuesto, hacer algo al respecto para cambiarlo. 

4. ¿Sientes que serías más feliz sin la compañía de tu pareja?

Tal y como lo recomienda la profesora Michele Kerulis, imagina como sería tu vida siendo soltera ¿Vale la pena? ¿Realmente te sentirías más pleno, cómodo y realizado si estuvieras por tu cuenta? Quizá la respuesta te sorprenda, muchas veces la emoción y la adrenalina de volver a la soltería y disfrutar de los ratos a solas suena tentador, pero algunas veces simplemente no vale la pena, porque aunque no lo creas, en este tipo de vida también existe la rutina, y muchas veces es sumamente solitaria y deprimente. 

5. ¿Seguimos creciendo juntos?

Quizá hayas llegado a un momento de la relación en el cual ambos se sientan estancados, poco motivados, atrapados por la rutina y sin ganas de hacer cosas nuevas en todo ámbito, por ello se puede llegar a pensar que lo mejor sería continuar por rumbos distintos. 

Considera siempre que si no se ataca el problema proponiendo soluciones e intentando cambiar, el dejar a tu pareja solamente te convertirá en una persona condenada a repetir los mismos patrones en futuras relaciones; para evitar quedarte enganchado en la rutina y la mediocridad al lado de tu pareja planeen cosas juntos, traten de recordar y revivir esa pasión y esas ganas de hacer siempre algo nuevo, de explorar y conocerse. Esto puede ayudar en gran medida a sanar este descontento. 

6. ¿Mi pareja me da o me quita?

Quizá esta es una de las preguntas más complicadas, ya que muchas veces nos negamos a pensar que la persona que hemos escogido, no ha aportado nada a la relación, pero es importante hacerla, ya que como menciona la entrenadora de vida Patricia Shaw, el analizar esta cuestión, nos puede alejar de una relación tóxica ¿Me da o me quita? ¿Qué es lo que pesa más? ¿Realmente merezco vivir con una persona así?

7. Si tuvieras un hijo o hija a quien amas muchísimo ¿Querrías que estuviera en una relación con la persona con quien estás ahora?

El terapeuta Gary Brown, asegura que esta pregunta es fundamental para que nos demos cuenta cómo es que funciona nuestra mente, ya que muchas veces nos conformamos con algo que no desearíamos para un ser querido ¿Y a quién se le desea todo el amor del mundo y siempre lo mejor? Pues a los hijos, así que imagínate, si no te gustaría que tu hijo o hija, estuviera con una pareja como la tuya ¿Por qué querrías eso para ti? 

Piénsalo muy bien antes de renunciar al amor y a tu pareja, siempre plantea con calma cada posibilidad y trata de ser objetivo ante lo que esa persona ha hecho por ti ¿Qué aporta él o ella a tu vida? Jamás olvides el motivo por el cual decidiste unir tu vida con la suya, puede que a veces la desesperación nos ataque y estemos llenos de miedos e incertidumbre, pero siempre el amor debe ser más fuerte para vencer todo aquello que nos daña y nos hace dudar, pero a la vez, hay que saber reconocer cuando estamos atrapados en una relación tóxica que no nos traerá nada bueno.  
Recomendados
Recomendados