La venganza envenena tu alma. Perdona y deja que el tiempo y Dios hagan lo suyo


Cuando alguien nos lastima, lo primero que pensamos es en lastimarle también, queremos que sufra lo que nosotros padecimos, que le duela y hasta pensamos en un daño mayor que el que nosotros experimentamos. La reacción es normal, pero también hay que considerar que hará nacer el rencor en nuestro corazón y eso puede destruirnos. 

¿Cómo controlar el deseo de venganza? Hoy quiero hablarte de la importancia de vivir sin rencor y compartir contigo cinco puntos que te ayudarán a perdonar para que seas libre.


Como ya lo mencioné, el rencor es esa emoción que nace en nosotros después de sufrir un gran dolor. El problema es que no limitamos esta emoción a la persona que nos lastimó, es una especie de cáncer que va inundando nuestra vida, afecta nuestras relaciones posteriores y nos priva de la felicidad. 



Por ejemplo, a una chica su pareja le fue infiel, la relación termina y ella queda muy lastimada, desea lo peor para él y guarda ese sentimiento. Después inicia otra relación y puede ser que con esa nueva pareja quiera cobrarse lo que el ex le hizo, que lo trate mal, que sea celosa o posesiva por lo que ocurrió en la relación anterior y que con todo esto, haga fracasar la relación, lastimando también a la otra persona.

El rencor es como una bola de nieve que va creciendo hasta que aplasta todo lo que queremos. ¿Cómo hacer entonces para controlar el deseo de venganza?

Estas son las sugerencias que quiero compartir contigo para que puedas superar esa situación sin las ataduras del rencor, el perdón es la mejor forma de liberarte : 

1.- La ley de causa y efecto

Con esto quiero decir que todo en la vida se regresa, si siembras buenas acciones eso recibirás de los demás, pero si sólo tienes sentimientos negativos, eso es lo que la vida te devolverá. El rencor solo hace el problema más grande, no dejes que te consuma. 

2.- Recuerda la historia de la persona

Me refiero a que cada uno de nosotros es el resumen de lo que ha vivido y tal vez, esa persona ha pasado por una serie de malas experiencias que le llevaron a ser así. En ese caso trata de ayudarle para que experiencias como estas no se repitan. 

3.- Todo lo que desees a otros se te va a regresar

Así como a esa persona que te lastimó se le regresará lo que te hizo, a ti también te llegará ese mal que le estás deseando. Si quieres que a tu vida lleguen cosas buenas, libérate y libérale por medio del perdón.

4.- Deja que pase el tiempo

Nada mejor para recuperar la paz que dejar que el tiempo haga lo suyo. Estoy seguro que hay cosas que hoy recuerdas y que en su momento fueron horribles, esta situación no tiene por qué no ser superada. 

5.- Enfócate en otros proyectos personales 

Esta experiencia es capaz de arruinar tu vida, pero tú puedes impedirlo al no darle tanta importancia. No por este tropiezo dejes de dar lo mejor en tu escuela, en tu trabajo o con tus seres queridos, todo pasa.

6.- Ordena tus ideas, cálmate y dile a la persona lo que te provocó 

Cuando nos acaban de lastimar claro que nos desconcierta lo que sentimos, pero esos son impulsos y tú tienes el poder de calmarte. Al estar en paz podrás ordenar tus ideas y algo que te ayudará a superar todo, es el decirle a la otra persona lo que te hizo sentir. Esto te permitirá aclarar la situación, es posible que te hayan lastimado sin querer y es importante que lo sepas. Escucha lo que la otra persona tiene que decir.

7.- Da la vuelta a la página 

¡La vida sigue y todo pasa! No permitas que un mal momento te arruine la vida, el dolor no puede evitarse pero sí puedes hacer cosas para sanar, para volver a sonreír, para volver a confiar en quienes te rodean. Aléjate de esa persona tóxica y no permitas que influya más en ti.

Evita que el deseo de venganza y el rencor envenenen tu alma, no pierdas tiempo en esto que aunque es difícil, pues te impedirá ver todo lo bueno que te rodea.

Recomendados
Recomendados