Quedó en coma durante el parto, 7 años después despierta y el milagro ocurre…


Las mujeres tienen algo que considero como un maravilloso don, la capacidad de dar vida a otro ser humano, pero no solamente de eso, sino de albergar muchísimo amor únicamente destinado a esa personita especial que crece dentro de su vientre. Me maravilla de verdad el conocer historias donde el amor de una madre puede vencer las adversidades con tal de ver a sus hijos felices y bien, por ello, me gustaría que conocieran la trágica vida de Danijela Kovacevic, una joven madre que vivió en carne propia, un doble milagro. 

Esta mujer de tan sólo 25 años de edad, originaria de Serbia se emocionó muchísimo cuando se enteró que estaba embarazada, su corazón estaba inundado de alegría y no solamente ella sentía tal dicha, sino toda su familia. La vida de Danijela giraba alrededor de su bebé, con esmero y mucho amor comenzó a prepararse para recibir a su hija, comprando cosas y arreglando su habitación, no podía esperar ya, sus deseos de convertirse en madre eran su motivación. 



Pasaron esos nueve largos meses, el día había llegado, las contracciones comenzaron, los dolores acompañados de sorpresa, pero sobre todo la emoción y felicidad de la mujer, era el momento, tan pronto llegar al hospital, conocería a su pequeña hija, la emoción era mucho más grande, ya que tendría una nena. Todo parecía ir bien, pero al momento del parto, las cosas se complicaron, los doctores estaban sorprendidos, y trataron de actuar rápidamente para evitar algo terrible, pero aún así ocurrió lo inesperado. 




Danijela sufrió un shock séptico (respuesta del cuerpo para protegerse de infecciones fuertes), el cual fue provocado por una infección bacteriana, la joven mientras daba a luz a su bebé, comenzó a sentir mareaos, estaba desorientada, y aunque en un principio pensaron que era a causa de la anestesia, pronto se manifestaron otros síntomas de dicha reacción, sufrió de inflamación en todo el cuerpo, comenzaron a formarse coágulos de sangre en su sistema circulatorio y pronto el oxígeno no era suficiente para mantenerse despierta. 


Fue así como la joven entró en un coma séptico en el año 2009, sin embargo, su pequeña hija estaba completamente saludable, su nena, llevaría de nombre Marija. Los doctores trataron de reanimarla, dándole todo tipo de atenciones y cuidados, pero debido al terrible problema que tenía, las esperanzas de que Danijela despertara eran escasas. Mientras tanto, la abuela de la niña se encargó de cuidarla, pero jamás le ocultó a su nieta que tenía una madre que a diario luchaba incansablemente por su vida, pues había caído en un profundo sueño cuando ella llegó a este mundo, pero que tarde o temprano, despertaría para tenerla por primera vez en sus brazos. 


A pesar de la bella historia que la abuela contaba a Marija todas las noches y días de visita al hospital, la cual repetía incansablemente, los médicos no creían que la madre despertaría, pero les repito, los milagros existen, y éste es uno que jamás olvidaré. Después de siete largos años de un profundo coma, Danijela Kovacevic despertó, estaba muy débil y delgada, pues aunque había estado conectada a cientos de aparatos y recibía alimentos por vía intravenosa, había estado inmóvil durante mucho tiempo, y sus músculos tenían que recuperarse. 


Pero sin duda, el momento más esperado por esta mujer, fue cuando su pequeña Marija se acercó a ella y por fin, después de años de una incansable lucha por su vida, pudo conocer a su hijita, aquella que le traía tanta felicidad en esos complicados y dolorosos momentos. Hoy Danijela se ve mejor que el día en que volvió en si y los doctores aseguran que han notado grandes mejorías tanto en su estado de ánimo, como en su apetito. Actualmente se encuentra en tratamiento intensivo en una clínica de Pforzheim, Alemania, y ya está en camino a su rehabilitación. 


Aunque los costos de los tratamientos, gastos médicos y terapias han sido sumamente costosos, la familia y amistades de esta mujer jamás se han rendido, por ello comenzaron una campaña de recaudación en el sitio GoFundMe, en el cual han recaudado casi 7000 dólares en tan sólo 15 días, gracias al bondadoso corazón de todos aquellos que se han conmovido con su historia. Aunque la meta aun es algo lejana (50,000 dólares para cubrir medicamentos, hospitalización y terapia física) cada día están más cerca de cumplirla, y por supuesto que lo lograrán. 


Me parece que esta historia es digna de ser compartida, y admito que jamás dejaré de sorprenderme ante el gran corazón y la enorme fuerza de voluntad que esta madre manifestó durante siete largos años, con tal de conocer a esa pequeña que con tanta ilusión cargó durante nueve meses en su vientre. 

No cabe duda que las más grandes lecciones de la vida, nos las da la gente que menos esperamos. Con toda la fe del mundo, espero que Danijela Kovacevic logre recuperarse pronto y pueda estar nuevamente disfrutando de la vida, al lado de esa personita tan importante para ella.

Recomendados
Recomendados