Quien deja una huella positiva, nunca desaparece. Mira cómo te van a recordar según tu forma de ser


“No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego. Por sus frutos los conoceréis” 
-Mateo 7:18-20

Todo lo que hagamos en vida se paga en vida, quizá algunas veces nuestra conducta y actos reprobables serán duramente juzgados por aquellos que no nos conocen, pero esa primera impresión es tan fuerte que difícilmente se borra, por ello lo mejor es siempre ir por la vida con la mejor actitud, y no por quedar bien con gente desconocida, sino para abrirnos puertas en el camino. 


La mayoría de las personas que se han convertido en un ejemplo de vida, son seres queridos por casi todos quienes les rodean, recordados después de su paso por este mundo con amor, cariño y tratados con consideraciones y afecto en vida. En cambio ¿Qué me pueden decir de aquellos que parecen gozar con el sufrimiento y humillando a los demás? Te aseguro que a esas personas ni siquiera en su casa las pueden soportar. 



La verdad de la vida es muy sencilla: Te tratarán como tratas y te recordarán por tus acciones en vida, no puede ser de otra manera, pues todo lo que sembramos cosecharemos, ya sea lo bueno o lo malo, para ello me gustaría proponer que procuren siempre dejar a un lado las malas actitudes, los tratos groseros con los demás, hacer a un lado el orgullo y no humillar o ridiculizar a quienes prestan su servicios o nos dan un gran apoyo, ya que la vida se encargará de pagar esa falta de humildad y mala actitud siendo abandonados por aquellos a quienes dañaron.

Esas personas que maltratan a sus hijos, padres tóxicos que nunca pusieron atención a sus familias, hombres que golpearon y violentaron a sus esposas, mujeres que abandonaron a sus hijos quizá no física, pero si emocionalmente y todas aquellas personas que traicionaron a sus verdaderas amistades, lo único que tendrán será amargura en sus corazones y mucha soledad.

Hoy puedes escoger un camino distinto, quizá aun estés a tiempo de corregir tu presente y convertirte en alguien mejor cada día, hazlo por ti, por tu familia y todos quienes siempre han procurado tu bienestar ¿Quieres ser recordado como un tirano o como una persona bondadosa que siempre dio lo mejor de sí? Eso depende únicamente de ti.

Si has decidido cambiar positivamente, aquí puedo darte unos cuantos consejos sobre como mejorar tu actitud, te sentirás más feliz y pleno. 

1. Se prudente

Analiza lo que dices antes de hacerlo, piensa si realmente lo que le dirás a una persona será recibido bien en el momento, si las cosas no mejorarán con tu comentario, será mejor dejarlo para otra ocasión o buscar el momento adecuado para tratar las cosas con calma. 

No todos son capaces de decir las cosas en el momento adecuado, recuerda que no es lo mismo honestidad y franqueza que decir las cosas sin tacto. 

2. Siempre rodéate de gente positiva

La actitud positiva es contagiosa, la alegría puede ser parte de tu personalidad si tomas esa decisión, así que lo mejor que puedes hacer es rodearte de personas que vivan a diario con una sonrisa en el rostro. No permitas que una mala actitud arruine tu día, procura siempre actuar con calma e ignorar a aquellos que no aporten nada a tu felicidad. 

3. Aprende a perdonar

El llenarnos de rencores, corajes y no dejar ir las cosas es una conducta muy dañina que solamente nos trae sufrimiento y amargura, la gente amargada siempre tratará de manera  inconsciente contagiar esa desdicha a los demás; no seas una de esas personas que guarda todo lo malo que le han hecho, perdona a quienes te han herido y así podrás vivir en paz. 

4. Actúa con un propósito

Siempre plantea un objetivo y se fiel a ello, que tu camino se llene de luz y de prosperidad mientras vas realizando cada una de tus metas. Esto sin duda hará que tu vida sea mucho más feliz y esa alegría la contagiarás a los demás. 

5. Se agradecido

Las personas agradecidas son más queridas y mucho más felices, todos aquellos que buscan el lado bueno de la vida, quienes saben reconocer y tienen la humildad suficiente para apreciar lo que otros hacen para su beneficio, siempre serán amadas por todos los que les rodean.

6. No te tomes todo tan personal

A veces nos damos demasiada importancia, creemos que todo el mundo está en nuestra contra y tememos ser ridiculizados por los demás, pero siempre es bueno relajar un poco esa actitud y reírnos de nuestros errores de vez en cuando, porque nadie es perfecto y esto demuestra bondad y humildad, pues como dice esta frase popular “Bienaventurados los que se ríen de si mismos, porque ellos nunca pararán de divertirse”.

¿Cómo quieres vivir tu vida? ¿Llena de amor o de amargura? ¿Cómo quiere impactar a la gente, de manera positiva o negativa? ¿Cómo crees que te recordarán hoy los tuyos? La decisión es sólo tuya.

Recomendados
Recomendados