Si tu esposo hace estas 10 cosas durante una discusión, tu matrimonio está en riesgo. Mira qué hacer


Si has tenido una relación de pareja, como noviazgo o matrimonio, sabrás que nada es perfecto y que a veces, en el momento menos indicado aparecen problemas que cuesta mucho trabajo resolver. La realidad es que hay formas de afrontarlos pero muchas veces no cooperamos por nuestra manera de ser. 

Aunque este es un tema muy atractivo, quiero aprovechar tu atención para hablarte de un aspecto muy importante: las actitudes del hombre en una pelea de pareja. Varias mujeres me han compartido experiencias que me hicieron pensar en que creando conciencia sobre estas conductas, podemos mejorar la manera de resolver problemas. 


Si te preguntara sobre la forma en que tu pareja reacciona ante una pelea, seguro me dirías los detalles que más te molestan, ¿verdad? Este es un esfuerzo por explicar lo que ocurre y sugerirte qué puedes hacer para que todo se resuelva fácilmente.



Analicé las actitudes más comunes y aquí las enumero para ti. Si eres hombre toma en cuenta lo que provocas en tu pareja y comparte la información, para que tus conocidos sepan cómo lidiar con esa situación. Estas son las actitudes de los hombres que más molestan a la mujer en una pelea: 

1.- Minimizan las cosas

Ellos se escudan en frases como “no es para tanto”, “estás exagerando” y otras similares, pero si la mujer expresa sus inquietudes es porque le causan molestia.  Como parte de una pareja, nuestra prioridad debe ser hacer lo posible por tener a la otra parte contenta y satisfecha, debemos cuidar hasta los detalles más pequeños.

2.- Reprochan otras conductas

De cierta manera, los hombres utilizan este recurso para desviar la atención del problema real. Ven la discusión como el momento perfecto también para expresar cosas que ellos han guardado y así no se resuelve nada, solo se provoca una situación incómoda. Mi consejo es que no esperen a que los problemas crezcan, abórdenlos en cuanto les empiecen a molestar y así podrán remediarlos fácilmente. Lo ideal es tratar un tema en cada discusión, invertir tiempo y energía de ambos para encontrar la mejor solución. 

3.- Cambian de tema

Este es un esfuerzo que ellos hacen para intentar que la mujer se calme. En ocasiones puede funcionar, pero eso no quiere decir que el problema deje de existir. Lo mejor es no huir de aquella dificultad y superarla cuanto antes.

4.- Las hacen menos por su género

No podemos negar que el machismo sigue siendo una parte importante de la cultura masculina y he conocido casos donde el argumento de los hombres ante un problema es decir a su pareja: “es que no me entiendes porque eres mujer”. 

El género nada tiene que ver con entender o no el problema, eso no nos impone conductas ni actitudes y tenemos la obligación de ir más allá pues, como mencioné anteriormente: lo que importa en una relación es cuidar el bienestar de la pareja. 

5.- Se quedan callados

A las mujeres les molesta enormemente hablar, expresar sus razones y que el hombre no diga nada al respecto. Los hombres deben aprovechar esta oportunidad para descargar lo que llevan guardado, para expresar sus ideas y proponer soluciones. 

En este punto quiero aclarar que muchas veces los hombres se quedan callados porque se sienten en desventaja con la mujer, saben que ellas tienen mejor memoria, que recuerdan detalles de todo tipo y que tienen más experiencia expresando lo que sienten, ¡pero no por eso hay que darse por vencidos! Tanto hombres como mujeres debemos aprovechar todas las oportunidades de diálogo para tener una relación sana. 

6.- Les dan por su lado 

Es cuando los hombres usan frases como “sí, mi amor, tienes razón”, “es mi culpa”, “está bien”. Las mujeres se molestan más al escuchar esto porque las hace sentirse tontas y que su compañero no tiene la menor intención de atender el problema. Lo ideal, como ya mencioné, es aprovechar la oportunidad para dialogar.

7.- Las dejan hablando solas

Los hombres deciden no lidiar con eso y simplemente huyen. Así aumentan la molestia de las mujeres y de nueva cuenta, las hacen sentir menos y pensar que si ellos no pueden afrontar este problema, mucho menos podrán soportar y solucionar lo que ocurra después en la relación. En pocas palabras: para ellas que un hombre huya es señal de que la relación va a fracasar. 

8.- Responden con violencia

Esto sólo hará el problema más grande para los dos, pues la mujer también responderá de esa forma, se harán daño emocional y quizá hasta físico. Si esta es la única manera de expresar y “resolver conflictos” en la pareja, lo mejor será buscar ayuda profesional.

9.- No aceptan su responsabilidad 

Las discusiones no son oportunidad para repartir culpas, sino espacio donde admitimos lo que hacemos o no en la relación, y nos comprometemos a cambiar para que todo funcione. La realidad es que muchas mujeres buscan que el hombre acepte sus responsabilidades para que tome conciencia de ello y haga algo al respecto. En ocasiones una disculpa es suficiente, pero echar o echarse la culpa definitivamente no es lo mejor.

10.- El problema queda sin resolver ¡y vuelve a ocurrir! 

Esto afectará a ambos, porque sentirán que están perdiendo su tiempo en la relación, que uno de los dos no desea cambiar y que estarán mejor cada quien por su lado. Sé que las discusiones pueden prolongarse y volverse tediosas, pero si eso los hará encontrar una solución definitiva, vale la pena aportar todo nuestro tiempo y energía. Un problema superado será un paso más hacia una relación estable.

Te invito a que dejes de pensar en lo que un hombre o una mujer debe hacer a la hora de discutir. Habla con tu pareja en un momento cuando puedas tener toda su atención, piensa bien lo que dirás antes que las palabras salgan de tu boca y escucha con todos los sentidos lo que la otra parte tiene que decir, así encontrarán la mejor solución a todos sus problemas sin lastimar el amor. 

Recomendados
Recomendados