¿Sientes que NO disfrutas al máximo tu vida? Mira cómo aprender a hacerlo en 7 pasos


Para que un ser humano se motive a ser mejor se fija metas y muchas veces, pensamos que al alcanzarlas podremos ser completamente felices. La realidad es que no es así, hablar de esa meta nos hace postergar la felicidad y crear tantas expectativas que cuando el momento llega, puede quedarse corto y decepcionarnos.

Sé que en ocasiones sentimos que no estamos disfrutando la vida y por eso decidí compartir contigo algunas sugerencias para alcanzar la felicidad. La clave está en no solo llegar a nuestro destino sino disfrutar el camino, permíteme explicarte…


Sobra decir que la felicidad no se encuentra en cosas materiales. No nos sirve tener el teléfono que está de moda cuando hace años que no hablamos o vemos a nuestros mejores amigos. El auto último modelo se queda corto cuando no hemos visto a nuestros padres, ni hablar de las vacaciones en un lugar increíble cuando tenemos problemas con nuestra pareja.



Como ya lo mencioné, no tiene nada de malo fijarnos metas, pero no podemos hacer que nuestra felicidad dependa de ello o de otras personas. Cuando decimos “seré feliz cuando me case”, ¿qué nos hace esperar o postergar? Mientras podemos ser felices con nuestra carrera, arreglando nuestra casa, haciendo un viaje con los amigos…

Hay muchísimas sugerencias pero mis favoritas son 7 que te harán disfrutar cada momento de la vida (hasta los que no son muy agradables) : 

1.- Enfócate en lo positivo

Aunque lo negativo puede distraernos, preocuparnos y molestarnos, lo mejor que podemos hacer es dar nuestra atención a los aspectos positivos. 

2.- Acepta pero no te conformes

El no conformarte te dará espacio y motivaciones para crecer, para esforzarte más y cuando se trabaja duro por conseguir algo, una vez que lo tienes te sientes más feliz y satisfecho. 

3.- Aprende de cada situación que vivas

Jamás dejes de prepararte, recuerda que los fracasos sólo son una señal que la vida te da para decirte que debes probar algo diferente. De igual manera, no dejes de aprender, de vivir nuevas experiencias, valorarás más lo que tienes y lo que viene.

4.- Comparte

Tanto lo bueno como lo malo, la familia y los amigos son ese equipo que te apoyará, que te dará una palabra de aliento cuando le necesites y que celebrará contigo las buenas noticias de tu vida.

5.- Vive el hoy

Pide perdón, perdona y deja ir. Deja de sufrir pensando en lo que pasó y no puedes cambiar, tampoco pierdas el tiempo preocupándote por lo que puede ocurrir. Enfócate en lo que estás viviendo ahora y valorarás cada instante.

6.- Establece nuevas metas

Unas que puedas realizar a corto plazo o que sigan a las que tienes por el momento. Así te inspirarás para seguir creciendo y disfrutando.

7.- No te compares con los demás 

Recuerda que cada ser humano es diferente y así como hay cosas que te impresionan de los demás, ellos también se impresionan por tus cualidades. No tienes nada que envidiar o que te haga sentir menos, valórate.

La felicidad no es un premio que tenemos que alcanzar o ganar, es un sentimiento que podemos tener en cualquier momento si nos enfocamos en lo positivo, en nuestros logros y en lo que hace feliz a quien nos rodea.

Recomendados
Recomendados