¿Te sientes infeliz e insatisfecho con tu vida? Esta es la verdadera causa de tu infelicidad


“Sentir miedo es algo natural, pero dejar que te impida avanzar es una verdadera tragedia”

Inicio con esta frase, ya que en algún punto de nuestra vida hemos sido víctimas de un enemigo común: el miedo. No se trata de temer a la oscuridad, a las arañas o a alguna otra cosa que nos cause fobias irracionales, sino a lo que nos deja fuera de la jugada, eso que no nos permite salir adelante y que nos paraliza cuando hablamos de cambios importantes en la vida.


Tampoco se trata de condenar esta respuesta natural de los seres humanos, pues al fin y al cabo es un mecanismo de defensa que nos advierte cuando algo puede resultar peligroso. Por supuesto que planificar y considerar cada posibilidad es bueno; incluso el miedo puede ayudarnos a poner los pies sobre la tierra, pero toma en cuenta que todo en exceso resulta dañino.



¿Cómo saber si eres víctima del miedo? Para ello debes poner atención en los siguientes aspectos. Analízalos y si descubres que estos temores te han alejado de tus metas, lucha por superarlos y llegarás al éxito:

1. ¿Te sientes infeliz e insatisfecho con tu vida?

Esa infelicidad y esa frustración que sientes, son una señal evidente de que tu desarrollo personal se ha detenido, y todo por esos miedos irracionales. Muchas personas que tienen preocupaciones y dudas, prefieren hacerle más caso a su imaginación y a los demonios mentales que sacudirse esas ideas negativas y hacer algo al respecto, de ahí viene precisamente esa falta de motivación, del miedo al fracaso. Esa es la verdadera causa de tu infelicidad.

Recuerda que solamente tú puedes decidir hasta qué punto te afectará ese temor, ya que las personas que no son capaces de controlar su instinto sufren las terribles consecuencias. Lo peor que puede pasar es que no logres tus objetivos hoy, pero aun así, puedes intentarlo cuantas veces sea necesario ¡No te paralices!

2. ¿Te resistes constantemente a los cambios?

Nuestra maravillosa mente tiene un instinto de supervivencia que activa el miedo, para podernos defender y librar de situaciones tormentosas o negativas. Pero no podemos seguir por la vida en el mismo lugar, los cambios son buenos, o en algunas ocasiones simplemente necesarios. No luches contra la corriente. ¿Acaso no puedes ver el desgaste emocional que implica resistirse a los cambios? En lugar de invertir esa energía en huir de lo nuevo, piensa que todo es para mejorar, para fluir y evolucionar como persona.

Jamás dudes de tu capacidad para adaptarte a lo nuevo, verás que la mejor recompensa siempre llega después de los momentos difíciles. No dejes que el miedo te controle.

3. ¿Constantemente usas excusas para no terminar tus proyectos?

Pareciera que a veces le tenemos miedo al éxito. Lo que frustra a muchos es el hecho de invertir tiempo en un objetivo y no obtener los resultados deseados, por supuesto que eso puede ser muy duro, incluso algunos se caen y no logran levantarse, por ello prefieren llenarse de pretextos y excusas como “no tengo tiempo”, “quizá después”, “no creo que sea tan necesario”, “no tengo dinero”, “no dejaré solos a mis hijos”, y todo para quedarse en la zona de confort.

No te detengas por esa negatividad, recuerda que el miedo es un pensamiento que se origina por las experiencias pasadas, muchas malas y dolorosas, pero al fin y al cabo son historia vieja. Bloquea la entrada al miedo y pronto serás capaz de lograr el éxito en todo lo que haces.  

4. ¿Odias tu trabajo pero “lo necesitas”?

No debes quedarte encasillado en cosas que no disfrutas, deja ir lo que no te sirve, lo que te hace daño, eso que te frena y te arrastra, incluso si es un trabajo que por muy “necesario”, te hace daño. No te estanques en una actividad que te hace miserable. Si tu temor es no encontrar algo mejor ¡déjalo a un lado! Convéncete de tus capacidades, verás que con paciencia, esfuerzo y mucha dedicación encontrarás el lugar adecuado para ti.

No sufras haciendo algo que te quita entusiasmo y vida, disfruta de tu trabajo, no vayas únicamente por un salario.

5. ¿Sientes que la opinión de los demás es necesaria para actuar?

Quizá sea porque quieras evadir la responsabilidad de tomar tus propias decisiones, por miedo a que tu elección no sea la correcta, pero debes entender que la libertad de elegir es tuya. Aleja esas dudas de tu mente, no vas a equivocarte por hacerlo solo, aférrate a tu elección y trabaja para que se convierta en la decisión correcta. 

6. ¿Te genera ansiedad pensar en el futuro?

Es cierto, el futuro puede generar ansiedad, incertidumbre y miedo a cualquiera, pero no debes dejar que ese temor te confunda, invada tu vida y te paralice; no podemos conocer cada detalle antes de actuar, así que sólo podemos esperar lo mejor y actuar para que así sea. ¡Decreta el bien en tu porvenir! y tu mente se encargará de atraer únicamente cosas positivas, dejando el miedo a un lado para lograr todos tus objetivos.

7. ¿Sientes que no encontrarás a una mejor persona que tu pareja actual?

Es triste ver a las personas que después de años de una relación dañina, continúan al lado de una pareja que les quita energía, vida y fuerza y que no les da amor. Quizá la comodidad y la costumbre jueguen una mala pasada, porque es complicado conectar con alguien, pero no debería ser así; aquí aplica muy bien el dicho “más vale malo por conocido que bueno por conocer” pero no debes conformarte con lo que te hace infeliz. El miedo a la soledad es muy complejo de vencer, pero es necesario, pues estancarse en una relación tóxica solamente traerá sufrimiento innecesario. 

8. ¿Dejas pasar oportunidades para cambiar por temor a arruinarlas?

Bien dicen que “el que no arriesga no gana”, pero para algunos es mejor quedarse de brazos cruzados, porque “tampoco pierde”, ¿verdad? Respeto mucho la manera en que busques llevar tu vida, mi tarea el día de hoy no es juzgar, sólo quiero preguntarte ¿cuánto tiempo más dejarás pasar? Recordemos que nuestro paso por la vida es fugaz, no te quedes con una persona que te trae amargura, no sigas una vida que te tiene insatisfecho, enfoca tu energía en realizar tus metas y comenzar a vivir a plenitud, antes de que sea demasiado tarde.

El miedo puede ser tu aliado para evitar mucho sufrimiento. ¡Imagínate! si fuéramos por la vida como héroes temerarios, quizá nuestro destino sería un desastre. Pero hay que encontrar el equilibrio en ello y poner un alto a todo lo que te frena. Libérate y así podrás alcanzar plenitud emocional.

¡Ánimo! No permitas que el miedo te detenga.

Recomendados
Recomendados