¿Te sientes siempre cansada? Mira el motivo y cómo corregirlo para recuperar tu energía


Tengo una pregunta para ti ¿cuántas veces te has sentido cansado en esta semana? Ni hablar del mes o el año. La vida actual nos trae corriendo de un lado a otro con actividades y obligaciones, por lo que se ha convertido en algo normal que la mayoría de la población se sienta cansada. La realidad es que no porque le pase a todos está bien, así que hoy quiero hablarte de todo lo que te quita la energía y cómo recuperarla.

El trabajo, la casa, la pareja, los hijos, la salud...todo influye, pero con un cambio en nuestros hábitos, tendrás más energía que un superhéroe. No te hablaré de un tratamiento costoso o difícil, simplemente son una serie de acciones que puedes ir realizando en tu vida y que sorprenderán con los resultados. La dinámica será la siguiente, te hablaré de lo que hacemos mal y te propondré una solución, ¿te parece? Entonces aquí va la información : 

1.- Desorden en tu casa y/o trabajo

Tu escritorio, tu sala, tu comedor, hay objetos por todos lados, el espacio parece todo menos lo que es. Este panorama envía a tu cerebro la idea de desorden y te desesperas antes de realizar tus actividades. Lo mejor es ordenar tus espacios al terminar tus actividades para que al día siguiente, tengas la idea de que todo fluirá. 


2.- No tomas suficiente agua

Los refrescos, los jugos, el café, las bebidas energéticas, el alcohol...nos acostumbramos a tomar todo menos lo más importante : agua. Algunas personas se esperan a sentir sed, pero en realidad esta es la señal que el cuerpo envía cuando ya está deshidratado. Procura siempre llevar agua contigo para tomar, nuestro cuerpo en su mayoría es agua y beberle te ayudará a tener más energía, mejor humor y menor salud.

3.- Comes pero no te alimentas

Me refiero a esas ocasiones en que comes a deshoras, te malpasas, comes lo primero que encuentras o lo más fácil de preparar pero no necesariamente lo más nutritivo. Es muy importante que pienses lo que vas a comer, entre más natural sea mayor bien te hará. 

La comida chatarra solo satisface tu hambre momentáneamente, pero no aporta nutrientes a tu organismo y hasta te hace subir de peso, genera problemas con tu presión y daña tus órganos. No creas que cocinar algo saludable es difícil. Reduce tu consumo de sal y de azúcar, verás que te sientes lleno de vida.

4.- Tienes poca actividad física

Te excusas diciendo que no tienes tiempo de ir al gimnasio, pero ese no es el único lugar donde puedes ejercitarte. Hay videojuegos que te ayudan a moverte más, salir a caminar con tu perro, estacionarte lejos del lugar a donde vas para caminar...y claro, sumémosle actividades como andar en bicicleta, nadar, correr o simplemente caminar. En un principio quizá te sientas cansado, pero tu cuerpo creará resistencia y más energía para que no tengas esos bajones, lo que mejorará todo tu día.

5.- Te llenas de pensamientos desgastantes

Ante cualquier cosa en el trabajo ya sientes que te van a correr, pierdes tiempo pensando que hay compañeros que te desean mal, recuerdas constantemente a quienes te lastimaron y la forma en que lo hicieron. Todo eso te quita las ganas de andar animado, haces tus actividades con flojera, con pesar. Cierra esos círculos y concéntrate en el ahora.

6.- Tienes mala organización

De el gran número de cosas que debes hacer, no sabes cuál va primero, no mides tus tiempos y quieres hacer todo de una vez. ¡Paso a pasito! Lo mejor es hacer una lista de lo más urgente a lo que puede esperar, asigna horarios, fechas y sigue ese plan, puedes llevar una agenda, ponerte recordatorios en tu teléfono celular y delegar lo que sea posible. Tu pareja o tus hijos (si es que los tienes), podrían apoyarte con algunas actividades, de manera que no sentirás que tú haces todo solo.

7.- Convives demasiado con personas de opiniones distintas

En el trabajo o en casa, tu vida es una discusión o un debate y es algo increíblemente desgastante. Debes comprender que difícilmente podrás cambiar a alguien, pero lo que sí puedes hacer es aprender a reaccionar ante esa persona. Escúchale, conócele y trata de comprenderle, verás que limarás la mayor parte de las asperezas. 

8.- No duermes bien

Te desvelas por las labores del hogar, tu trabajo o por andar de fiesta y no permites que tu cuerpo descanse apropiadamente. Debes cuidarte, dormir por lo menos 8 horas y hacerlo sin interrupciones, esto es, dejar el celular lejos de ti y no revisarlo mientras estés en la cama. Este proceso de descanso es importante para que tu cuerpo tenga la energía suficiente para el día que viene, es donde se desintoxica y te ayuda a no enfermarte, pues refuerza tus defensas. 

9.- Trabajas en tus tiempos de descanso

Vacaciones, fines de semana, antes o después de tu horario, y lo peor es que los pendientes no terminan. Esto solo hace que no recuperes fuerzas para estar más enfocado y atento a lo que ocurre. Organiza tus prioridades, aprende a decir no y a delegar. El tiempo de descanso debe de ser de calidad tanto para ti como para tus seres queridos, además te perderás momentos importantes por seguir con la mente en la oficina. Esfuérzate por terminar tus pendientes dentro de tu horario, el trabajo no lo es todo. 

10.- No sabes decir no

A todo lo que te piden dices que sí, te sientes mal por negarte, crees que nadie podrá hacer eso que te solicitaron pero no es así. Necesitas tomar tus decisiones según lo que más te convenga a ti, si es algo que te quitará tiempo de algo más importante, te perjudicará de algún modo, recházalo. Tú no podrás ayudar a nadie más si tú no estás bien. 

Estoy convencido de que para tener más energía lo primero es cuidarte en todos los aspectos, al sentir que tienes el control y tenerlo realmente, podrás hacer todo sin dificultades y claro, con toda la energía de tu ser. No te desanimes, el cansancio tiene solución, además si no lo haces ahora, tu salud te cobrará la factura ¿para qué posponerlo? 

Es importante que una vez o dos al año te hagas exámenes de sangre para revisar cómo andas de nutrientes, colesterol y otros aspectos, el prevenir te ahorrará muchos dolores de cabeza. Si haces todo lo de la lista y te sigues sintiendo mal, un médico podrá ayudarte. 
Recomendados
Recomendados