12 cosas que tienes que hacer con tus hijos para que se sientan amados. Crecerán felices y exitosos


Es impresionante cómo crecen los niños: un día tienen 4 años, te cantan la canción de “la arañita”, y en un abrir y cerrar de ojos ya están haciendo su examen para ingresar a la universidad. 

Quizá eres de los papás o mamás que tienen hijos pequeños y para todo recurren a ti, platican cuando están en el baño, te piden ayuda con las tareas, te invitan a su fiesta de té, te hacen ver la misma película una y otra vez... Lo que pocas veces pensamos cuando se da todo esto es que un día los niños ya no nos necesitarán, estarán en esa etapa donde quieren comerse el mundo y se conocen mejor; me refiero a la adolescencia. 

En esta ocasión quiero comentar contigo una serie de cosas que debes hacer con tus pequeños antes de que lleguen a la adolescencia. Algunas están enfocadas a recordar esa época, otras resaltan la importancia de ciertas habilidades que deben adquirir para ser adolescentes y posteriormente adultos ejemplares. Te pido que compartas esto con tu pareja para que ambos se involucren. 

¿Recuerdas cuando fuiste adolescente? Las hormonas, las ideas, las dudas, la relación con tus seres queridos… Algunas cosas te resultaban difíciles, estabas conociéndote mejor, sentías que tal vez el mundo estaba contra ti, que nadie te entendía, y al final todo se acomodó para convertirte en quien eres hoy. A tus hijos les pasará lo mismo y tú puedes hacer una gran diferencia con las siguientes sugerencias. 

La idea de estas actividades es que tus hijos atraviesen esta etapa sintiendo tu amor y tu respaldo, pero también confiando en todo lo que pueden lograr, pues así su camino será más sencillo. 

Te propongo lo siguiente: 

1.- Graba sus voces


Esas vocecitas que te despiertan por la mañana cambiarán con el paso del tiempo, especialmente si tienes hijos varones. Graba alguna de sus conversaciones para mantener recuerdos de su forma de hablar antes de que cambie. 

2.- Disfruta su inocencia y maravíllate


Tus hijos están conociendo el mundo, así que constantemente harán preguntas, llegarán a conclusiones graciosas e inocentes y van a querer compartirlas contigo. Pon atención y escucha con todos los sentidos lo que quieren platicarte. 

3.- Llénalos de afirmaciones positivas


Celebrar sus logros, decirles que crees que son inteligentes, amables, esforzados y otros adjetivos, les hará sentir que son todo eso y más, por lo tanto todo eso se guardará en su subconsciente. No nada más les digas esas frases positivas, también haz que las repitan contigo desde que comienzan a hablar, para que todas esas palabras sean una realidad en su vida. 

4.- Incúlcales responsabilidades


Todos los niños pueden ayudar en casa, e inculcarles responsabilidades a temprana edad hará que mantengan esos hábitos en la adolescencia y en la adultez. Seguro has escuchado a algún conocido hablar sobre la pesadilla de sus hijos adolescentes y el hecho de que no quieren ayudar en casa. Ese detalle debe cuidarse desde los primeros años. 

5.- Aprovecha la atención que estás recibiendo


Tal vez hay momentos en que sientes que es demasiado, estás cansado de que para todo recurren a ti. Es normal, somos humanos. Lo que te pido es recordar que llegará el tiempo en que esa atención la vas a compartir con sus amigos, pasatiempos, pareja y más. Cuidar este vínculo hará que tengan una relación fuerte a pesar de los años. 

6.- Dibujen juntos, escríbeles cartas y tarjetas


Esos dibujos serán como tesoros para ti, y los mensajes que le entregues con el paso de los años cobrarán más valor en el corazón de tus hijos, hablarán del amor y de la fe que siempre has tenido en ellos. 

7.- Escúchalos con atención


Tus hijos deben saber que siempre contarán contigo y esto es algo que aprenderán a temprana edad. Involúcrate en sus intereses, platica con ellos, sé parte de sus juegos. Al sentir que tienen tu apoyo será más fácil que se acerquen a ti cuando sean adolescentes y en situaciones importantes de su vida. 

8.- Desarrollen una actividad juntos


Tal vez les encante conocer sobre las momias egipcias, ver los partidos de fútbol de un equipo en especial, hornear galletas y pasteles. Los ejemplos sobran, pero aquí lo importante es construir un vínculo con tus hijos que sólo sea de ustedes. 

9.- Enséñales a aprender de los fracasos


Si los niños no obtienen los resultados que desean en todo lo que hacen pueden frustrarse; es tu labor enseñarles a no ser duros con ellos mismos, a no presionarse sin sentido. Lo mejor es que les hagas ver lo que aprendieron con esa experiencia y que den su mejor esfuerzo para lograr mejores frutos. 

10.- Toma en cuenta su opinión


Esto les enseñará a valorar su voz y a expresarse. Con este pequeño detalle elevarás su autoestima y les darás seguridad. Una opción es permitir que te ayuden a elegir el menú de la semana, la ropa que van a usar o el sitio que visitarán por su cumpleaños. 

11.- Enséñalos a amar y a cuidar el medio ambiente


Si les inculcas al amor a la naturaleza y disfrutan las actividades al aire libre, cuando sean grandes continuarán esos hábitos en lugar de ser sedentarios. Esto les hará buscar la forma de hacer del mundo un lugar mejor, serán más cuidadosos con los recursos naturales y llevarán una vida sana. 

12.- Ayúdalos a desarrollar sus talentos 


Es importante que ayudes a tus hijos a incrementar su interés en deporte, artes o alguna otra área que le agrade. Esto les hará sentirse realizados y adquirirán una disciplina que les hará desempeñarse mejor en todo lo que hagan. Haz lo posible por apoyarlos, organiza tus tiempos y celebra sus logros. 

Estoy convencido de que muchos problemas que experimentan los adultos se deben a experiencias que los marcaron en su infancia. Estas sugerencias harán que tus hijos crezcan de una forma más sana emocionalmente, por lo tanto su adolescencia y su adultez serán sencillas, sabrán cómo resolver conflictos y, sobre todo, llevarán una relación hermosa contigo, basada en el amor y la confianza. 
Recomendados
Recomendados