6 errores comunes durante una ruptura que solo prolongan más tu duelo. Respira profundo y haz esto…


Una ruptura es complicada incluso cuando es necesaria, porque después de tomar la decisión de alejarse viene la parte más dolorosa: el desapego. Este proceso de sanación y duelo puede resultar confuso, sobre todo si la relación que se está dejando ha durado años; cuando esto ocurre es inevitable tener amistades en común y frecuentar los mismos lugares. 

Es importante hacer frente a las situaciones complicadas de forma asertiva, y es lógico que en nuestro camino a la liberación debamos tomar decisiones que resulten confusas. En algún punto de nuestras relaciones fallidas hemos cometido muchos errores, pero es importante visualizar el panorama con calma, ya que así será más sencillo perdonar, dejar ir y seguir nuestro camino. 


Estos son los errores más comunes durante una ruptura. Es hora de madurar y evitar a toda costa caer en estas conductas erróneas, pues podrían prolongar tu duelo y la situación será más difícil de superar. 



1. No terminar la relación de frente



Para cerrar ciclos y dar por terminada una relación es necesario hablar las cosas cara a cara, para estar conscientes de lo que estamos haciendo. La confrontación de un problema, o en este caso de una situación insostenible, es necesario hacerla de frente, pues no sólo es muestra de madurez sino que evitará malas interpretaciones. Lo mejor para enterrar un asunto es hablar y expresar los sentimientos asertivamente. Hoy resulta más fácil para algunas personas recurrir a los mensajes de texto o a las redes sociales para terminar una relación, pero después de los momentos vividos al lado de una persona lo menos que se debe hacer es dar la cara y decir “se acabó”, agradeciendo las cosas buenas y perdonando las situaciones dolorosas. 

2. Contarle tus problemas a todos tus conocidos



Es inevitable pedir apoyo a tus familiares, querer desahogar el dolor y la amargura que te invaden tras la difícil decisión, pero siempre es mejor decirlo antes a la pareja, terminar y después buscar consuelo con algún amigo o persona de confianza. No dejes que “él solito se entere” ni esperes a que tu pareja “interprete tu silencio”; para terminar una relación hay que ser honestos, directos y evitar crear chismes innecesarios.

3. Cambiar tu actitud negativamente



Es obvio que después de terminar una relación no serás la persona más sociable o más sonriente, pero tampoco te dejes vencer por la amargura y la tristeza; recuerda que el sufrimiento es opcional y que nosotros daremos a los problemas la magnitud según nuestro actuar. Si te haces el sufrido o la sufrida todo el tiempo no solamente te convertirás en la eterna víctima, sino que además alejarás a tus amistades. 

4. No ser coherente con la situación



Hay personas que buscan opciones de escape para superar su ruptura. Pero en vez de enfocar su energía para retomar sus proyectos pendientes, de comenzar con nuevos hábitos y superarse en el ámbito personal, deciden distraerse con conductas dañinas, se hacen adictas al alcohol, a los medicamentos y a conductas de otro tipo que perjudican su salud. 

Hay que actuar racionalmente, no tienes que apagar tu dolor con sustancias químicas o escapando a lugares rodeado de desconocidos. Si necesitas ayuda no dudes en acudir a un profesional o apoyándote en la gente que es importante para ti. 

5. Comenzar una relación sin haber superado la anterior



Hay quienes buscan llenar el vacío emocional de una ruptura con una nueva relación, lo cual lamentablemente sólo traerá confusión y dolor. Recuerda que aún hay heridas abiertas y si te expones al amor antes de sanarlas, acabarás decepcionado. Para todo hay tiempo, hoy es momento de sanar y de cerrar el ciclo de la relación fallida.

6. Seguir en contacto con la familia de tu ex pareja



Los límites son necesarios para superar una ruptura. Como dicen comúnmente, “hay que poner tierra de por medio” incluso con los familiares de tu ex pareja, pues muchas veces esta convivencia puede ser sujeta a malas interpretaciones. En ocasiones se puede dar la señal equivocada de que la separación es temporal y no definitiva, por ello es prudente eliminar todo vínculo emocional, directo o indirecto.  

Espero que después de leer estas reflexiones seas capaz de enfrentar asertivamente los retos que implica una ruptura, y dejar en claro que el tiempo, la prudencia y una buena actitud siempre te ayudarán a superar cualquier inconveniente. ¡Qué lo pases bien!

Recomendados
Recomendados