8 razones por qué deberías atreverte a terminar tu relación. Dejar ir es aveces más saludable


Las relaciones tienen ciclos. Muchas veces, en lo que al amor se refiere, asumimos que cuando estamos con alguien debe ser para toda la vida, y aunque es lo ideal, hay varias cosas que pueden impedir que eso ocurra.

La señal más clara de que necesitamos un cambio es escuchar esa vocecita interna que nos dice que merecemos algo mejor. Estar en una relación sin futuro puede afectarnos, al grado de dañar nuestras relaciones con los demás y el amor que sentimos por nosotros mismos. Entonces, ¿cuáles son las razones válidas para dar este difícil paso? Permíteme compartirlas contigo en las siguientes líneas. 


Hay ocasiones en que, aunque las cosas no van bien, nos inquieta pensar en frases como “tenemos que hablar” y “esto no está funcionando”, pero hay que entender que el fracaso real está en permanecer en una relación sin amor. Para saber si la historia que has vivido con tu pareja ha llegado al capítulo final, te propongo analizar los siguientes escenarios; todos ellos son razones válidas para tomar caminos distintos:



1.- El amor se acabó


Puede ser que estés agradecido con esa persona por lo que han vivido, que le tengas estima, pero eso no quiere decir que hay amor. Si te molestan sus comentarios, no te importa lo que siente o piense de ti, prefieres pasar más tiempo con otras personas, no te preocupa lo que le pase y no es la primer persona a la que quieres contarle lo bueno y lo malo que te ocurre, el amor se ha ido.

2.- No ha cumplido tus expectativas


Cuando conociste a esa persona imaginaste una relación muy diferente a la que estás viviendo y que no va a cambiar. Eso no es una suposición, simplemente esa persona quería cumplir tus expectativas para estar contigo, pero cuando proyectamos algo que no somos eso se convierte en una mentira difícil de sostener. 

Sé que tienes idea clara de lo que esperas en alguien con quien compartas la vida. No se trata de tener una lista que debe cumplirse al pie de la letra, pero si no estás satisfecho con lo que encontraste hay que seguir buscando. Recuerda que hay muchos peces en el mar y que el indicado para ti anda por ahí. 

3.- No tienen objetivos en común


Todo puede ser hermoso pero siempre hay que ser realistas. Llegan momentos en la relación en que queremos dar pasos hacia algo más, un proyecto personal, familiar, profesional, y si esa persona no nos apoya o no comparte la misma idea, será difícil avanzar. 

Esta relación sólo les está quitando tiempo que podrían aprovechar con la persona correcta. Lo mejor es agradecer lo bueno que han vivido y tomar cada quien su camino. Es posible que uno decida seguir al otro, pero si realmente eso no es lo que quiere para su vida, terminará frustrado por las metas que no cumplió.

4.- Das más de lo que recibes


El amor debe ser algo equilibrado y cuando uno de los dos da más de lo que recibe, termina por cansarse; llega un momento en que se siente vacío y frustrado por todo lo que no recibió. No esperes llegar a este punto crítico, habla con tu pareja y si la actitud continúa, estarás mejor sin ella. 

5.- Los problemas sobrepasan los buenos momentos


Me refiero a esas situaciones en que la mayoría de las veces que están juntos estallan discusiones fuertes, sientes que esa persona te cansa, te critica demasiado o tú lo haces con él o ella… El balance general es que las cosas están mal, entonces ¿por qué no liberarse? En el fondo de tu corazón sabes que estarías mejor solo.

6.- No eres la prioridad de tu pareja


Pareciera que no tiene tiempo para ti y prefiere estar en su trabajo, con sus amigos o sus familiares; sientes como que eres soltero y de repente aparece. El amor no es un juguete que usas cuando estás aburrido. Lo correcto es estar con alguien que te valore y te respete, por lo tanto debe darte atención.

Ya que ha demostrado que no le interesas, lo mejor será alejarte.

7.- Hay algún tipo de maltrato en la relación


Físico, emocional, psicológico, económico, todo cuenta y nada de eso debe ocurrir. Recuerda que el amor no es motivo suficiente para permitir que te lastimen, peor aún si la persona está consciente de su conducta y no hace nada por cambiar.

Si tú no estás bien no podrás ayudarle y hasta te verás envuelto en sus problemas. Termina la relación antes de que te lastime más.

8.- Estás con esa persona por miedo a la soledad


Decidiste iniciar la relación porque sentías que el tiempo pasaba y te estabas quedando solo, te presionaste por los ejemplos de tu familia y de tus amigos, pero sabes que esa persona no ha cumplido tus expectativas y te conformaste.

Lo mejor aquí es analizar por qué te da miedo la soledad. Es una oportunidad de conocerte mejor, de entender qué buscas en una pareja y de ordenar tus prioridades. El tiempo de los demás no necesariamente es el mejor para ti y la vida se trata de hacer todo aquello que te haga feliz. Si te inquieta estar sin pareja te recomiendo buscar ayuda profesional.

Terminar una relación que no tiene futuro es agradecer lo bueno que esa persona y tú han vivido. Debes darte la oportunidad de tener una vida mejor al lado de alguien que realmente te complemente. No te conformes con menos de lo que mereces y no lastimes a nadie por tus inseguridades personales.

Recomendados
Recomendados