Cuando hay violencia, NO hay amor. Mira cómo destruyes a tu familia si toleras el maltrato


El maltrato contra la mujer es un problema que debe terminar. Ningún ser humano merece recibir golpes ni insultos; todos tenemos derechos, y la libertad y el respeto son de los más importantes. Me parece increíble e indignante cómo el supuesto papel de “macho” aún es aplaudido por la sociedad, lo cual lleva a muchos hombres a creerse superiores y dueños absolutos de su pareja. 

Es fácil agredir a una persona indefensa, pero resulta incomprensible y penoso que un individuo inseguro recurra a la brutalidad y al maltrato para controlar a su compañera. Este tema es sumamente delicado porque la violencia física y emocional tienen efectos muy graves en la víctima. 


1. No se justifica el maltrato


Algunos hombres buscan pretextos para seguir golpeando y violentando a su pareja. Lo peor es que intentan crearle  sentimiento de culpa para someterla y tenerla siempre a su lado, de otra manera no son capaces de retener a una mujer. Con el paso del tiempo las agresiones se vuelven cada vez más frecuentes y más violentas. ¡Ten cuidado! porque pueden atentar contra tu vida. El agresor utiliza el miedo para controlar y trata de compensar con fuerza bruta su falta de argumentos y las inseguridades que padeció en su infancia. 

Jamás pienses que eres ¨una inútil¨. Vales demasiado como para permanecer al lado de una persona que te trata mal. Lamento decirte que el hombre que se ha atrevido a ponerte la mano encima no te valora, no te ama y jamás va a cambiar, porque tiene la idea enfermiza de que está en lo correcto, que eres su propiedad y que tiene derecho a hacer con tu vida lo que se le antoje.



2. Esto también es maltrato y violencia


La violencia y el maltrato pueden ser físicos y emocionales, aprende a reconocer desde el inicio las señales de esta clase. Un abusador sabe cómo controlar a su víctima; comienza con algo “insignificante” como un empujón, chantaje, actitudes de desconfianza hacia la pareja... Después pasa a las amenazas y al desprecio y finalmente, puede llegar al abuso físico. Aquí te muestro algunas conductas que -acuerdo con la Federación de Planeación Familiar de Estados Unidos- son consideradas como maltrato: 

● Empujones, estrangulamiento, cachetadas, puntapiés, puñetazos o cualquier tipo de contacto físico agresivo. 

● Restricciones físicas o sometimiento, contacto físico no deseado (ultrajes y abuso), tratar a la pareja como un objeto. 

● Forzar a la pareja a quitarse la ropa, humillaciones y amenazas que la ridiculicen ya sea en público o en privado. 

● Negarle relacionarse y contactar con familiares o amigos, provocarle sentimientos de culpa o forzarla a elegir entre su familia y su relación.

● Amenazar con suicidarse si la pareja se va o intenta reclamar su libertad.

● Celos enfermizos y actitudes controladoras. 


Si has decidido abandonar esa relación enfermiza y tu pareja juega el papel de víctima diciendo que “vas a destruir a tu familia¨ por abandonarlo, no lo escuches. Quien destruye es aquella persona que sigue abusando e insultando; jamás caigas en ese chantaje porque tu vida y la de tus hijos peligran en un ambiente lleno de brutalidad y violencia. 

3. Quien ama no lastima ni física ni emocionalmente


Es necesario recordar que para amar a otros primero es necesario amarse a uno mismo, y quien te quiere de verdad nunca te hará daño. Para que una relación funcione debemos basar nuestras acciones en valores como el respeto, la paciencia, la confianza y el apoyo mutuo. 


El maltrato deja cicatrices tremendas y causa graves consecuencias a corto y a largo plazo. Mujeres que han sufrido en el hogar golpes y humillaciones de su pareja, suelen ser más vulnerables de caer en el abuso de sustancias, sufren depresión, angustia, ansiedad y estrés, además de que pueden desarrollar tendencias suicidas.

4. Un maltratador no merece segunda oportunidad


Quien ha maltratado a su esposa durante años no merece ser llamado hombre porque llegar a los golpes es un acto de cobardía. El abusador que tiene constantemente en su mente la idea de agredir para controlar y ganar las discusiones, es una persona enferma que necesita ayuda, aunque rara vez lo acepta porque piensa que tiene la razón todo el tiempo, pero al carecer de argumentos suficientes recurre a su única carta: la violencia. 

¿Cuántos años deben pasar para que veas la realidad de estos actos, si le has suplicado hasta el cansancio que pare y a él parece no importarle? Si has suplicado a Dios que llegue la iluminación a tu vida, una señal, ¿por qué ignoras lo que te está mostrando? Cuando ves que a tu pareja has dejado de importarle llegó el momento de irte. Dios quiere que seas feliz y que no sufras, pues la tarea del hombre es proteger a su esposa y a su familia, no maltratarla o ponerla en peligro. ¡Es el hombre maltratador quien con su actitud machista y violenta está faltando a los deseos de Dios!, tú debes hacer lo correcto para proteger tu vida. 

5. Protege tu vida y la de tus hijos


Deja de vivir un minuto más en el hogar de esa persona que no te respeta. La única manera de lidiar con un abusador es dejándolo solo, pues así no tendrá a quién controlar. ¿Qué es lo que buscas, mujer?, ¿dejar a tus hijos sin madre?... Porque padre no tienen, ya que un hombre que no respeta a su pareja ni a su familia no tiene derecho a ser llamado así. Aléjate de él, no tiene respeto por la palabra bondadosa de Dios ni lo tiene por ti. ¡Busca ayuda!, ¡denuncia!, ¿o esperas que de un mal golpe te quite la vida?, si es así imagina el infierno que espera a tus hijos. 

¡Dile no al maltrato!, valórate y busca ayuda. Si él no se toca el corazón para herirte y golpearte, tú tampoco debes pensar dos veces para evitar que te cause más daño.

Recomendados
Recomendados