La gran diferencia entre estar enamorado y amar verdaderamente. Mira qué es lo que hay en tu pareja


La gran mayoría de las personas soñamos con un amor real, que sea duradero y que nos llene de felicidad. El problema es que algunas no llegan a ese nivel de bienestar porque confunden el amor con el enamoramiento. Quizá te ha pasado a ti.

Hoy quiero compartir contigo las diferencias de esos conceptos, pues estoy convencido de que teniéndolas en mente podrás escuchar mejor a tu corazón y al de tu pareja, así lograrán construir una relación sólida y permanente. 

Antes de pasar a las diferencias entre enamoramiento y amor, quiero pedirte que no te juzgues duramente. Cuando buscamos o anhelamos el amor podemos perdernos en ideas que nos alejan de la realidad pues sólo queremos gozar lo bonito del sentimiento; después nos damos cuenta del error que cometimos y viene el malestar. 

Quiero que entiendas que buscar o desear amor no es algo malo, simplemente debemos aprender a hacerlo con madurez, para que el enamoramiento no nos lastime y nos permita llegar al paraíso del amor verdadero.

¿Sabes qué distingue al enamoramiento? Aquí sus principales características:

1.- Nos hace idealizar a la persona


La consideramos un ser perfecto y le atribuimos cualidades que quizá no tiene. Esta fase está llena de ilusiones que difícilmente se cumplen, y cuando llega el momento de afrontar la realidad nos causa mucho dolor.

2.- Es intenso


Pasan muchas cosas en poco tiempo, parece que algo nos mueve y nos obliga a vivir mucho en pocos días. Es como una fogata que empieza con un fuego enorme pero luego se queda sin combustible y se apaga. Provoca miedo pensar que esa persona pueda alejarse de nosotros, no hay seguridad. 

3.- Nos hace pensar que el interés se demuestra con celos y posesión


El enamoramiento nos hace sentir que esa persona siempre debe estar con nosotros, por lo tanto le exigimos que deje muchas cosas de su vida para satisfacernos. También está la otra cara de la moneda, donde podemos ceder a cualquier cosa que nos pida. Esto a la larga afecta nuestra autoestima y seguridad. 

4.- Hace esfuerzos por cambiar a la persona


Este sentimiento es una especie de venda en los ojos, como atribuimos a la persona cualidades que no tiene lo justificamos, creyendo que en algún momento va a cambiar. 

5.- Busca la aprobación de tus seres queridos


En el enamoramiento pesa mucho la opinión de tu familia y de tus amigos, haces muchos esfuerzos por demostrar lo buena que es tu pareja contigo, lo feliz que te hace, y presumes muchas cosas que realmente no existen. En los jóvenes es común que inunden sus redes sociales con mensajes de amor, imágenes, etiquetas al perfil de la pareja y más. 

Y ¿qué hay del amor verdadero? Estas son sus principales cualidades:

1.- Es realista


Nos permite ver a nuestra pareja tal cual es, la aceptamos como un todo que complementa nuestras virtudes y defectos; vivimos buenos y malos momentos pero seguimos juntos. Crea un equilibrio en el que hacemos una suma que nos permite alcanzar todo tipo de metas personales y conjuntas.

2.- Vive en paz


Claro que surgen diferencias de vez en cuando pero se busca la manera de solucionarlas; en lugar de una gran explosión se va manteniendo la llama encendida con detalles diarios. 


3.- Tiene libertad


Ambas partes entienden que la pareja necesita ser libre, disfrutar de su tiempo para crear un equilibrio con todas las áreas de su vida. Confía plenamente en la otra persona, existe comunicación. Siempre hay ese tiempo de extrañarse y de aprender algo nuevo para nutrir la relación. 

4.- No necesita la aprobación de otros


El amor verdadero brinda satisfacción y elimina la presión de querer complacer a otros. Hace sentir a la pareja que sus decisiones son lo más importante y que si ellos son felices así, eso es lo único que cuenta. 

5.- Hace la vida mejor


Cuando ambas personas están satisfechas en todos los sentidos, disfrutan ese camino, se apoyan y se confrontan cuando es necesario, se busca la superación y la plenitud. Cada uno convierte al otro en su prioridad, hace todo lo posible por verle feliz, siempre se apoyan y hacen un gran trabajo en equipo. No hay dudas sobre el futuro, saben a dónde se dirigen y la incertidumbre es poca o simplemente no existe. 

Es cierto, el amor llega cuando menos lo esperamos y quizá en quien menos pensamos, pero abordarlo con madurez nos permitirá ordenar nuestras ideas para que el enamoramiento sea poco y el amor reine en la relación, así podremos complementar nuestra vida y alcanzar la felicidad. 

Si con este texto descubriste que has vivido enamorado pero aún no alcanzas el amor verdadero, no te sientas mal. Lo ideal es hablar con tu pareja y compartir lo que sientes y lo que piensas, también lo que deseas en la vida. Escucha lo que él o ella tenga que decir al respecto, conoce esa parte de su alma y adopten las actitudes del amor verdadero. Si ambos ponen de su parte podrán alcanzar este nivel de bienestar. 
Recomendados
Recomendados