Ni sumiso, ni agresivo: Asertivo. Haz este cambio en tu vida y la felicidad reinará en tu hogar


¿Sabes en qué consiste la asertividad? Parece un término que los psicólogos hemos puesto de moda, pero lo más importante es que conozcas su concepto y lo apliques en las situaciones que enfrentas día con día. Al lograrlo podrás controlar tus emociones y comunicarte adecuadamente con quienes te rodean, para obtener excelentes resultados.

Hoy quiero compartir contigo el significado de esta gran palabra y las formas en las que puede mejorar tu vida. Te advierto que será un trabajo que deberás practicar a diario, para conseguir el balance necesario en tus actitudes y emociones, pero dominar el hábito y ver cómo resulta todo lo que hagas hará que valga la pena. 



La asertividad es parte importante de nuestras habilidades sociales, se encarga de reunir las conductas y los pensamientos que nos permiten defender nuestros derechos sin agredir ni ser agredido. En otras palabras, es un estado mental que impide que otras personas nos impongan sus órdenes cuando se trata de algo que que va contra nuestra voluntad. También nos ayuda para pedir las cosas a alguien de la mejor manera, sin vernos abusivos, molestos o impacientes.



Su principal papel es actuar cuando algo te lastima, te inquieta o te molesta. Te hace comunicarte de forma efectiva, para que la situación se aclare y sin que la otra persona involucrada te falte al respeto. La clave de la asertividad es que te hace comportarte de manera ordenada, sin exaltarte pero sin sumisión. Sabes que eres asertivo cuando transmites tus ideas sin miedo ni duda. 

Entonces, ¿cómo puedes convertirte en persona asertiva? Aquí te comparto algunas sugerencias para lograr tu deseo de hacerlo un hábito:

1.- Evita que te manipulen


No permitas que te impongan órdenes si se trata de algo que va contra lo que deseas o crees.

2.- Comunícate sin abusar


Es decir, expresa tus opiniones respetando a los demás. 

3.- No permitas que te ofendan


Así tendrás menos estrés. La asertividad te permite dar valor real a lo que escuchas o a lo que te hacen; evita que te sientas humillado, te crea conciencia sobre tu valor personal y así se convierte en una actitud que te lleva al éxito. 

4.- Mejora la relación con tus seres queridos


Al expresar abiertamente lo que sientes, piensas y anhelas, abres la puerta para que los demás también lo hagan. Así mejoran su comunicación y fortalecen los lazos que los unen.

5.- Escucha a los demás con toda atención


Ya sean opiniones o consejos, la asertividad te permitirá aceptar lo que te beneficie y rechazar con cuidado lo que no te sea útil, así no ofenderás a nadie. 

6.- Sé paciente y ordena tus emociones


Esto te permitirá buscar el momento adecuado para atender los conflictos que tengas con otra persona. Procura hacerlo en un espacio donde no sean interrumpidos y en un tiempo en el que ambos puedan aclarar hasta el último detalle. Procura que la persona te dé toda su atención para que puedas expresarte libremente. 

7.- Reconoce los logros de los demás


Felicitar con regularidad a los demás por lo que hacen te ayudará a admitir tus errores, a disculparte, a trabajar en las cosas de tu persona que necesitas mejorar, y demostrará a quienes te rodean tu interés por su bienestar.

8.- No te conformes


Busca nuevas experiencias en todas las áreas de tu vida, opciones que te complementen, que te hagan sentir satisfecho y descubrir nuevos aspectos de tu persona.

Todos tenemos la capacidad de ser asertivos, basta con decidirlo y poner en práctica estas sugerencias. Escucha, observa, piensa y expresa, lo demás fluirá por sí solo.

Recomendados
Recomendados