NO aceptes conductas destructivas. Estas son 5 cosas que tienen en común las parejas infelices


¿Qué es lo que vuelve a una pareja presa de la infelicidad y la amargura? Muchas veces culpamos al otro sin darnos cuenta que toda actitud negativa tiene graves consecuencias en las relaciones, por ello es importante aprender a identificar aquellas conductas que desgastan el amor y abren paso a la infelicidad. 

Con el paso del tiempo la paciencia se va agotando, y en la mayoría de los casos las parejas sufren porque no saben qué es lo que falta en su matrimonio para sentirse plenos nuevamente. Pon mucha atención, pues voy a compartir algunas cosas que tienen en común las parejas que se sienten atrapadas en una relación frustrante e infeliz. 


Si identificas estos comportamientos en tu vida de pareja, te sugiero que trates de evitarlos a como dé lugar: 

1. Reclaman todo el tiempo


Lo que ocurre en una relación es responsabilidad de dos, no se trata de echar culpas sino de afrontar las dificultades juntos y en forma asertiva. En las relaciones disfuncionales, donde ya no hay amor ni cariño, es muy común escuchar reclamos todo el tiempo. Críticas, quejas y negatividad son conductas sumamente destructivas que sólo traen infelicidad, rencor y malos ratos. 

Lo mejor siempre es aclarar los problemas a tiempo, para evitar malentendidos. Y en lugar de reclamar se deben proponer soluciones constructivas; de nada sirve “pasarle la bolita” al otro si el problema se hará cada vez más grande. 



2. Son egoístas


Un matrimonio en el que ambos son egoístas está destinado al fracaso y a la infelicidad. Lamentablemente muchas parejas en lugar de trabajar en equipo buscan ordenar sus propios asuntos, sin tomar en cuenta las necesidades del otro, situación que con el tiempo crea frustraciones y malentendidos. El amor no apresa ni trata de hundir al otro, sino que busca la felicidad en conjunto, de manera equitativa y guardando consideraciones a la otra parte.

No es lo mismo ser egoísta que ser independiente, esta última es una cualidad que tenemos todos como seres humanos. En cambio imponer nuestra voluntad al otro y exigir que las cosas se hagan de una sola manera es violentar la libertad de la pareja, lo que traerá a la relación inconformidad, dolor e infelicidad. 

3. Mala comunicación


Comunicación y confianza son los pilares que sostienen cualquier relación, si uno de los dos falla todo se viene abajo. Para que una relación sea próspera y estable es necesario establecer ciertos acuerdos, de lo contrario todo el tiempo habrá malentendidos, los cuales quebrantarán la confianza y traerán inconformidad y dudas a la relación. 

Muchas veces el rencor y las conductas destructivas son alimentadas por la falta de comunicación asertiva, porque se van guardando las inconformidades y se dejan acumular situaciones terribles que estallan después de un tiempo. Eviten hacer más grandes los problemas, lo mejor para un matrimonio feliz es saber decir las cosas en tiempo y forma. 

4. Críticas destructivas


Este comportamiento es sumamente dañino para la autoestima de la pareja; de nada sirve criticar si no se proponen soluciones. Pero lo peor es cuando se utilizan con el pretexto de señalar errores del otro para tener la sensación de superioridad. Por desgracia hay parejas que viven una eterna lucha de poder, y constantemente buscan enfocarse en lo malo que hace el otro, para tener la razón todo el tiempo y hacer su voluntad en la relación. 

Recuerda que toda crítica es mejor hacerla de forma constructiva, con prudencia y siempre cuidando de no herir a la persona amada. Si continúas adoptando esa actitud destructiva te quedarás atrapado en una relación llena de infelicidad y de amargura. 

5. Humillan a su pareja


Lo peor de los insultos y los reclamos es que se hagan en público o frente a personas ajenas. Nunca debes humillar a tu pareja para conseguir tus objetivos, las actitudes destructivas hundirán la relación. Exponer de manera tan baja los errores de la pareja es todo lo contrario a la bondad, compasión, empatía y respeto que deben existir en la relación. 

¿Quieres un matrimonio donde reinen la infelicidad y la amargura? ¿Qué futuro crees que espere a tu relación si sigues adoptando estas conductas destructivas? Aún estás a tiempo de cambiar y de mejorar tu relación, no dejes que las cosas se arruinen por la soberbia y la negatividad. ¡Qué lo pasen bien!

Recomendados
Recomendados