¿Prefieres tener la razón o ser feliz? 5 consejos para superar cualquier pelea con tu pareja



Aunque el amor es hermoso y tener a una persona que nos ame y nos respete puede ser una de las mejores sensaciones del mundo, eso no quiere decir que esté exento de sufrir dificultades.  

El hecho de combinar dos personalidades tiene todo un proceso; muchas veces no se sabe cómo afrontar esas diferencias y la relación puede llegar a su fin. Hoy quiero brindarte cinco consejos que te ayudarán a reconciliarte con tu pareja cuando las cosas se ponen difíciles, pensando en el bienestar de ambos. Resolver estos pequeños conflictos hará que tengan más estabilidad y por lo tanto, la relación perdurará. 


Dicen que nunca se termina de conocer a nuestra pareja, pero la convivencia diaria nos puede dar una idea de la reacciones que tendrá ante ciertos estímulos y por lo tanto, en ocasiones podemos anticipar su comportamiento, algo que él o ella también hace con nosotros. 



Es normal que de repente algo nos moleste. Pero imagínate, si tú no quieres salir de esa idea tu pareja también se molestará y así no habrá acuerdos. Para que sepas qué hacer en esos casos y evitar un distanciamiento mayor con esa persona especial, te propongo lo siguiente: 

1.- Toma la iniciativa


Ya sea que tú hayas provocado la discusión o no, es importante mostrar que la relación te importa y que quieres seguir intentando que todo vaya bien. Por lo tanto debes dejar de lado el orgullo y dar el primer paso hacia la reconciliación, mostrar tu disponibilidad e iniciar el diálogo. 

2.- No te dejes dominar por sentimientos negativos


Cuando algo no funciona como esperamos aparecen la ira, el enojo y quizá hasta la decepción. Lo importante es que no te dejes llevar por tus impulsos, porque esto puede hacer que digas cosas que en realidad no sientes ni piensas y lastimarás a tu pareja, lo que en lugar de ayudar hará el problema más grande.

Ante una dificultad tómate unos minutos para calmarte, ordena tus ideas y entonces, con la cabeza fría, habla con tu pareja sobre lo que te molestó y la mejor manera en la que crees que podría solucionarse todo. Recuerda que en el amor podemos pedir pero no exigir.

3.- Escucha a tu pareja 


Cuando das pie al diálogo es porque no nada más estás consciente de lo que pasa contigo, también es la oportunidad para que la otra persona se exprese, por lo tanto debes tener una actitud de apertura a lo que él o ella quiera decir, piense y sienta. 

Debes estar consciente de que quizá dirá cosas que no te van a gustar, pero lo hace porque cree que es lo mejor para los dos y quizá sean cosas en las que puedas trabajar. A nadie le agrada que nos recuerden nuestros errores o defectos, pero hablarlos es la oportunidad para crecer y para ser mejor persona. 

4.- Asume tu responsabilidad


Como mencioné en el punto anterior, pon atención a lo que tu pareja te pide y haz lo que requiere. En el caso de los problemas siempre ambos tienen algo de responsabilidad y esta es tu oportunidad de cambiar. 

Si se trata de algo que afecta a la relación y puedes mejorarlo, adelante. Pero si tu pareja te pide cosas que te incomodan y te lastiman, quizá debas considerar si vale la pena seguir.

5.- No involucren a terceros 


Es común que las parejas recurran a pedir consejos, pero ten en cuenta que si lo haces sólo contarás tu versión de los hechos y así no te podrán ofrecer una solución real. Lo ideal es que los conflictos se resuelvan sólo entre ustedes dos, de lo contrario lograrás que a quien le pidas ayuda, tenga otra imagen de tu pareja y le vea como el villano de la relación.
La regla cambia cuando está en peligro la integridad física o emocional de uno de los dos. 

Una vez que solucionen el conflicto es importante celebrar la reconciliación, ya sea con algo en la cama, una cena romántica o un momento que los haga sentirse más unidos. Cuando estamos molestos y gritamos es porque sentimos que nuestra pareja no nos escucha, pero cuando todo marcha bien somos inseparables porque no hay distancia entre nuestros corazones.

Ante un problema te pido también que consideres lo siguiente: ¿prefieres tener la razón o ser feliz? Lo que respondas te guiará al siguiente paso.

Recomendados
Recomendados