¿Puede salvarse una relación después de una infidelidad? Mira lo que dicen los expertos


Uno de los temas más recurrentes con que me he topado es la infidelidad en las parejas. Hace algunas semanas recibí el mensaje de una mujer a quien su pareja le era infiel y no sabía si él había dejado de amarla o qué lo había orillado a cometer semejante falta.

Sobra decir que estaba muy lastimada. Cuando esa situación se da lo primero que la víctima piensa es “¿qué hice mal?”, pues afecta su autoestima, el concepto que tiene de sí misma y cuestiona su forma de ser. Cierto, hay actitudes nuestras que pueden hacer que la pareja vea la infidelidad como ruta de escape ante un problema sin resolver en la relación, pero también vale la pena analizar qué se puede hacer para evitarlo. Hoy compartiré contigo tres cosas que puedes hacer con una persona infiel.



La infidelidad puede darse de forma inesperada. Algunos creen que en el amor verdadero no hay espacio para faltas de este tipo, pero la realidad es que quienes la cometen no esperaban hacerlo e incluso se arrepienten. Muchos casos ocurren a pesar de que en la pareja sigue habiendo amor. Los hombres pueden distinguir con mayor facilidad cuando la infidelidad se da por un impulso físico y no por amor, muchos por eso no dejan a sus esposas. Pero ese tema lo abordaremos en otra ocasión. 



Lo que sí te quiero preguntar es cuánto te lastima esta situación. Muchos se enfocan en saber si la persona a pesar de la infidelidad le ama o no, pero si tú sufres aunque él o ella te ame, no podrás superar lo ocurrido. Personalmente creo que nadie debe aceptar vivir con quien le hace sufrir, con quien no le ama, con quien le engaña o le traiciona.


Todo esto nos lleva a la pregunta principal: ¿qué hacer con una persona infiel? Aquí las recomendaciones: 

1.- Cambiarle a través de la persecución 

Me refiero a analizar cada una de sus acciones, revisar su teléfono, correo electrónico, mensajes… todo lo que puedas imaginar. Tu pareja se sentirá acorralada y quizá lograrás que te sea fiel. El asunto es que lo haría más bien por obligación, no porque realmente lo desee. Eso dejaría el problema sin resolver y existe la posibilidad de que ocurra tarde o temprano. Si la fidelidad se da por obligación y no por amor, no funcionará la relación.

2.- Aceptar a tu pareja como es y dejar de sufrir 

Muchos se molestan conmigo por decir algo tan fuerte, pero es la verdad. Algunos aceptan la falta con tal de mantener las apariencias, a la familia unida, a los niños con ambos padres, y terminan sufriendo en silencio pues creen que es un problema sin solución. Debes cuidarte porque tu pareja puede transmitirte alguna enfermedad, y también aprender a vivir con el conflicto,porque mientras no le enfrentes no podrá haber cambios. Creo que este punto no es la mejor salida...

3.- Alejarte si el sufrimiento es demasiado 

Es una opción muy importante, poner distancia de por medio te puede reducir el sufrimiento. Hay personas que pasan décadas soportando una infidelidad y terminan cuestionándose qué hicieron con su vida, pensando por qué desperdiciaron tiempo con alguien que les lastimaba tanto. Simplemente no vale la pena estar con alguien así. 


¿Qué sigue? 

Lo ideal es enfrentar el problema, hablar sobre las razones que le llevaron a ser infiel y analizar lo que ha faltado en la relación. Si te ama y realmente quiere arreglar todo, pregúntate si podrías superar lo que ocurrió; acudan a terapia y trabajen en mejorar su vida en común. 

Si tu pareja te ama pero tú no puedes volver a confiar en él o ella, no aceptes algo que no podrás cumplir. Me refiero a una relación donde reinará tu desconfianza o tus reclamos por algo que ya pasó, pues terminarán lastimándose más.


En el caso de que estés dispuesto a dar todo de ti para hacer que las cosas funcionen y tu pareja toma la misma actitud, la infidelidad podrá ser superada. He conocido parejas a las cuales la infidelidad les abre los ojos sobre los problemas de su relación, la falta les impulsa a ser más fuertes y transforman por completo su noviazgo o su matrimonio. Se puede superar una infidelidad cuando ambas partes lo deciden y buscan ayuda profesional.

Si estás en esta situación analiza cómo sería tu vida sin tu pareja. No hagas caso al qué dirán ni digas que “lo soportas por tus hijos”, ellos se dan cuenta de todo. Si crees que puedes superarlo dale otra oportunidad al amor y si no, date la opción de ser feliz con alguien más.

Recomendados
Recomendados